Mantente informado acerca de todas las noticias sobre tu convocatoria y

¡benefíciate de las ventajas de ser el primero en enterarte!

Cinco películas imprescindibles para juristas


Hola a tod@s,

Como ya dijo Marshall de Cómo Conocí a vuestra madre “Ser abogado ya puede ser alucinante”. Como se nota que no estaba opositando… Sabemos que opositar no es “alucinante”, pero mientras lo hacéis podéis sacar un rato entre tanto estudio para ver esta selección de cinco películas que consideramos como “imprescindibles” para cualquier jurista o interesado en derecho.

Testigo de Cargo: seis nominaciones a los Oscars, incluyendo película y director avalan esta obra Billy Wilder en la que un joven es acusado de asesinar a una rica anciana. ¿El motivo del presunto asesinato? Heredar sus bienes. Sir Wilfrid Roberts (Charles Laughton) se encargará de su defensa. Este rompecabezas judicial llega a su apogeo en un apasionante e inesperado final.

Cadena Perpetua: son 142 minutos de drama carcelario que os harán sentir lo que es la verdadera amistad, aunque sea dentro de una cárcel. Como muchos sabréis, la historia la protagonizan Morgan Freeman, en el papel del jefe de la mafia de los sobornos que reina en la cárcel, y Tim Robbins, el reo condenado a muerte por haber asesinado a su mujer. Tuvo siete nominaciones a los Oscars, pero no se llevó ninguna, pues obras como Forrest Gump o Pulp Fiction fueron las galardonadas.

Las dos caras de la verdad: aquí vemos la cara más mediática de la abogacía, donde el abogado Martin Vail (Richard Gere) arriesga su prestigio profesional al defender a un monaguillo (Edward Norton) que presuntamente asesinó a un arzobispo. Edward Norton se llevaría un Globo de Oro a mejor actor de reparto por su papel como acusado. No la dejéis a medias, el final puede que os deje con la boca abierta, tal y como debió de hacer al Presidente del bufete Garrigues Abogados, Antonio Garrigues Walker, que la nombra como una de sus películas jurídicas favoritas.

El cabo del miedo: Si se juntan Martin Scorsese y Robert De Niro parece más que probable que la película será buena y esto es lo que ocurre con esta obra de 1991. La abogacía también puede ser una profesión peligrosa, sobre todo si un delincuente es condenado a 14 años de cárcel y cree que tú has sido el responsable. Max Cady (De Niro) busca vengarse del abogado Sam Bowden (Nolte) por considerarlo responsable de sus años entre rejas. Lo peor para el letrado es que su familia también sufrirá las consecuencias.

B, la película: su título no podría decir más en menos. Esta producción española dirigida por David Ilundain retrata la declaración del famoso ex tesorero del Partido Popular, Luis Bárcenas, ante la Audiencia Nacional. Se condensa y ordena lo esencial de este famoso caso en una cinta que casi se podría considerar un documental. Llama la atención la falta de apoyo en su distribución, solo se proyectó en 16 salas.

Opositores, ¿cuáles son vuestras películas jurídicas preferidas?