Mantente informado acerca de todas las noticias sobre tu convocatoria y

¡benefíciate de las ventajas de ser el primero en enterarte!

Elena oposita: opositar en verano


¡Hola opositores!

¡Por aquí estoy de nuevo! Han pasado un par de meses desde mi último post en el blog de OpositaTest, meses en los que, ¡ha llegado el verano! (bueno y casi se ha ido ya, jaja). Hoy os quería contar cómo es para mi opositar en verano.

Una de las ventajas que tiene vivir en el norte de España es que aquí las temperaturas en verano no son muy altas. En Santander rara vez pasamos de los 30 grados por lo que estudiar no se hace tan cuesta arriba como en Andalucía o en el Mediterráneo. Aún así, estudiar en verano no es sencillo para nadie: la familia y los amigos están de vacaciones, el sol entrando por la ventana anima a ir a la playa o a la piscina, no hay día que no haya actividades o fiestas cerca de tu casa, etc.

Pero, a pesar de todas estas distracciones, hay que seguir estudiando por lo que lo mejor, en mi humilde opinión, es hacer un plan realista de estudio y organizarse muy bien.

Mi preparador en verano se coge un mes de vacaciones, él, que no nosotras, jaja. Lo que nos dice es que descansemos por completo 15-20 días y que luego sigamos estudiando a nuestro ritmo aunque no tengamos que ir a clase. Este año el mes de vacaciones ha sido (y es) agosto.

El año pasado os reconozco que me organicé fatal el verano, estudiaba unos días, descansaba otros, cuando estudiaba no rendía…total, que este año le he puesto remedio y he puesto una organización que “por ahora” he estado cumpliendo.

Lo que he hecho cuando el preparador nos ha dado vacaciones es seguir estudiando y he decidido (por compaginar con las vacaciones de mi novio) cogerme 15 días a partir del día 15 de agosto. Estos 15 días de estudio sin preparador los he organizado con el objetivo de aprovechar mucho las mañanas y dejar las tardes “semilibres” para poder hacer algún que otro plan de playa y ocio.

Estos días me he puesto a estudiar a las 8 de la mañana y he decidido no hacer descanso a media mañana sino seguir del tirón hasta la hora de comer. ¡Eso sí! Durante la mañana cambio de “actividad de estudio” no estoy memorizando todo el rato: hago unos esquemas, hago unos test, memorizo un poco, etc. Como mi madre está de vacaciones no tengo que preocuparme de bajar al perro o de poner la comida por lo que es más sencillo hacer el estudio todo seguido.

Por las tardes si hace bueno aprovecho para ir a la playa sobre las 15.30 hasta las 18.00 o las 19.00, y cuando llego a casa le doy un repaso a lo que estudié por la mañana, una horita o dos. Si no hace bueno pero tengo algún plan interesante a última hora del día (ir a tomar algo, ir al cine, ir a un concierto…) entonces hago otro rato de estudio a primera hora de la tarde.

Los fines de semana de este mes de vacaciones los he dejado libres, tanto el sábado como el domingo para así poder ir a las comidas familiares de verano y a las quedadas y cenas de amigos. Por ahora, como voy cumpliendo mi plan de estudio me lo he podido permitir.

A partir del 15 de agosto empezaré mis “vacaciones oficiales” y aprovecharé para irme unos días al sur, en busca del solecito y el calor y a partir del 30 de agosto volveré a la carga para darlo todo en este tramo final hasta el primer examen.

Espero que las vacaciones os ayuden u os hayan ayudado a desconectar del estudio y a reponer fuerzas para el “próximo curso”.

¡Nos leemos pronto!

Elena