Mantente informado acerca de todas las noticias sobre tu convocatoria y

¡benefíciate de las ventajas de ser el primero en enterarte!

Entrevista clínica: definiciones y características


¡Hola, opositores! En esta entrada repasamos las definiciones de una entrevista clínica y las características generales y comunes a toda entrevista clínica.

Definición de entrevista clínica

Una definición completa y única de la técnica de entrevista es difícil. Una visión simplista equipara a la entrevista clínica a la toma de datos o apertura de historia clínica. Sin embargo, la entrevista clínica es eso y mucho más. No se busca únicamente un dato, sino información, es decir, conjuntos de datos situados en un contexto.

Revisando la bibliografía (2) encontramos que la primera formulada es de Bingham y Moore (1941):

  • La entrevista es una conversación seria, que se propone un fin determinado, distinto del simple placer de la conversación.

Symonds (1949) escribe:

  • La entrevista es un método para reunir datos durante una consulta privada o reunión; una persona, que se dirige al entrevistador, cuenta su historia, da su versión de los hechos o responde a las preguntas relacionadas con el problema estudiado o con la encuesta emprendida …

Maccoby y Maccoby (1954) la definen como:

  • Un intercambio verbal, cara a cara, entre dos o más personas, una de las cuales, el entrevistador, intenta obtener información de la otra u otras personas.

Más recientemente, Borrell i Carrió (1989) (1) la define como:

  • Encrucijada de dos vertientes: relación humana y habilidades técnicas.

Saz (1998) (3) dice de la entrevista que:

  • Es la forma en que el paciente/cliente y el profesional sanitario entran en relación y se comunican con el objeto de obtener información y procesarla.

Corominas (2000) (4) la contempla como:

  • Un medio de relación y comunicación entre dos personas, a través de la cual el entrevistador obtiene información de primera mano de la persona entrevistada a través de una serie de preguntas.

Aún a pesar de la multiplicidad de definiciones y enfoques, parece existir un cierto acuerdo en la consideración de una serie de características generales y comunes a toda entrevista: su comunicación verbal y no verbal, cierto grado de estructuración, una finalidad específica, su situación asimétrica, el proceso bidireccional y la adopción de roles específicos por ambas partes.

Características de la entrevista clínica

La situación de entrevista supone un proceso de comunicación interactivo, tanto a nivel verbal como no verbal. Esta comunicación es la herramienta básica para la relación interpersonal y a través de ella se abordan las emociones de los pacientes y se estimulan los cambios comportamentales de los mismos.

Por todo ello, es muy importante:

  • Cuidar tanto el nivel verbal de la comunicación («la letra») como el nivel no-verbal («la música»)
  • Entrenar, a fondo, el uso de ciertos verbos clave: concretar objetivos, preguntas, escuchar (activamente), empatizar (también activamente), sintetizar, retroalimentar y reforzar

Tipos de entrevista clínica

La entrevista puede adoptar diferentes formas o estructura, así nos encontramos con diferentes tipos de entrevista:

  • Estructurada: donde las preguntas son formuladas de antemano e incluso restringiendo las posibilidades de respuesta
  • Semiestructurada: en la que existe cierta orientación sobre las cuestiones o temas a tratar, pero tanto el/la entrevistador/a como el/la entrevistado/a poseen libertad para formular las preguntas y respuestas
  • No estructurada o libre: en esta entrevista sólo existen líneas directrices muy generales hacia donde dirigir las preguntas, siendo la propia interacción la que la determina.

Finalidad de la entrevista

La finalidad de la entrevista dependerá de los objetivos planteados por el/la entrevistador/a y del enfoque, así vemos que esta técnica no es exclusiva de ningún profesional, ya que la emplean todos aquellos profesionales de la salud que atienden a personas en problemas diversos:

  • Adquirir información específica y necesaria, tanto a nivel verbal como no verbal, para identificar los problemas de salud. Se realiza durante todo el proceso de cuidados, pero sobre todo al inicio de la relación interpersonal
  • Facilitar la administración de cuidados de calidad. Tras recoger los datos y convertirlos en información, puede formular diagnósticos y planificar las actividades en base a ellos
  • Garantizar con la recogida de información continua la valoración de los cuidados individuales y su documentación

Para identificar problemas, no es suficiente recoger la información de manera instintiva o intuitiva, sino que es necesario además de utilizar una metodología científica a la hora de observar y registrar, la adopción de un modelo teórico de referencia (modelos de enfermería).

En resumen, la entrevista clínica con sus dos facetas (técnica e interpersonal) sitúa a sus dos o más interlocutores en una situación asimétrica. Uno experto (el profesional de la salud) y otro/s necesitado/s de cuidados y con una demanda clara (el paciente/cliente y familia). Cada vez más se tiende a igualar este rol asimétrico, haciendo que el paciente/cliente y la familia sean más participativos y autónomos.

La entrevista clínica es un proceso bidireccional a nivel comunicativo y educador, donde las respuestas de uno condicionan al otro. Cada uno de los participantes activos (profesional y paciente y/o familia) adoptan roles específicos y diferentes durante este encuentro social que supone la entrevista clínica.

El equipo de OpositaTest

www.opositatest.com