*Post Invitado: Marina C. del blog Me Duelen los Codos

Querido opositor, estás a un paso de tu sueño, tan sólo cincuenta preguntas te separan de conseguir una plaza como funcionario de Instituciones Penitenciarias.

En este post Marina, autora de Me Duelen los Codos y funcionaria de Prisiones, comparte con nosotros cómo gestionar los últimos días antes de enfrentarte a la prueba final de este proceso selectivo. Sigue leyendo para conocer sus consejos.

Has conseguido pasar la primera gran prueba de la oposición, el primer ejercicio eliminatorio en el que has sido uno de los 2.700 aspirantes seleccionados para demostrar tus conocimientos en la última prueba.

¿Cómo controlar las emociones que se sienten al saber que has conseguido superar el primer obstáculo, donde solo quedan los mejores y que todo el esfuerzo que has hecho estos últimos meses se está viendo reflejados en resultados positivos?

¿Cómo gestionar los últimos días antes de enfrentarte a la prueba final, esa en la que se decidirá gran parte de tu futuro?

Estoy convencida que desde que el pasado viernes se publicó la nota de corte en 99,33 puntos has pasado por momentos de ilusión y esperanza con la misma rapidez que han llegado los contrarios, los de desilusión y desesperación. Pasados los primeros momentos de alegría habrás tomado conciencia de que has pasado y que has ganado la primera batalla a la que tenías que enfrentarte, pero también habrás sentido más presión y más miedo a fallar y a sentirte frustrado si no logras superar este último examen. Y es que lo que hagas el próximo domingo influirá en tu futuro de una forma esencial.

Es normal que en estos últimos días que quedan hasta el examen oficial de supuestos prácticos pases casi de forma instantánea por momentos de euforia, de desesperación, de felicidad y de negatividad. Del “yo puedo” al “no seré capaz de superarlo”.

Todos estos sentimientos que ahora están viviendo son muy difíciles de controlar pero debes hacer un esfuerzo por manejar de la mejor forma aquellos que te perjudican a la hora de aprovechar al máximo este sprint final: los negativos.

Ahora no es el mejor momento para dejar que tus debilidades ganen la batalla. Ahora toca pelear, dar todo de ti, estudiar como si no hubiese un mañana y reforzar todos los conocimientos que has adquirido durante todo tu tiempo de preparación y que has demostrado tener en este primer examen.

Olvídate de todos los factores externos que no dependen de ti y de tu propio esfuerzo y capacidad. No te martirices con cuestiones y variables que escapan de tu control.

Estudia todo el tiempo real del que dispongas, es el último esfuerzo y cualquier pequeño gesto y sacrificio será decisivo para conseguir tu objetivo. Estudia y practica todos los supuestos prácticos que tengas a tu alcance: cuantos más hagas más capacidad resolutiva adquirirás y mejor solucionarás los casos que se te planteen en el examen. Ahora es el momento de estudiar de una forma global, enlazada y selectiva.

Olvídate de todos los factores externos que no dependen de ti y de tu propio esfuerzo y capacidad. No te martirices con cuestiones y variables que escapan de tu control como por ejemplo, pensar que es el primer año que te presentas y que es imposible aprobar tan rápido, que tienes poca nota y que todos te superarán en puntos, que no serás capaz de resolver los casos prácticos, que los nervios de ese día te jugarán una mala pasada…

Yo aprobé el primer año que me presenté, pasé el corte casi de milagro y en cambio hice un buen examen práctico con el que conseguí obtener una de las 230 plazas en juego. En la competición de las oposiciones no hay nada escrito, así que confía en tus posibilidades porque lo más difícil ya lo has conseguido. ¡Sólo te queda superar una última prueba y seguro que estás preparado para ello!

¡No lo olvides! Si has conseguido estar entre los 2700 mejores aspirantes también serás capaz de estar entre los 900. Solo es cuestión de creer en ti, ir con confianza y seguir una buena estrategia de cara a los supuestos prácticos. Descansa lo necesario y ve tranquilo al examen.

¡Estás a un paso de conseguirlo!

Te deseo todo lo mejor.


M. C.

Instagram @meduelenloscodos

Autora del Blog Me duelen los Codos


Más artículos de Marina: