¡Hola, opositores! Un tema común a todas las categorías profesionales en las OPE sanitarias es la oxigenoterapia. En la anterior entrada hemos repasado los fundamentos de la oxigenoterapia, indicaciones y precauciones de uso. En esta entrada vamos a repasar el material necesario para la administración de oxígeno.

Existen múltiples modos y aparatos para suministrar oxígeno suplementario. Debemos conocer el material necesario para administrar oxígeno.

Fuentes de suministro de oxígeno

La fuente de suministro de oxígeno es el lugar en el que se almacena el oxígeno y a partir del cual se distribuye.

El oxígeno se almacena comprimido, con el objeto de que quepa la mayor cantidad posible en los recipientes. Esto hace que se encuentre a gran presión, y ésta deberá ser disminuida antes de administrarlo, para que no dañe el sistema respiratorio.

Las fuentes de las que se puede obtener el oxígeno medicinal son múltiples:

  • Suministro centralizado hospitalario
  • Botellas con oxígeno presurizado
  • Concentradores eléctricos de oxígeno
  • Mochilas de oxígeno líquido.

Estas fuentes se basan en dos conceptos diferentes:

  • Central de oxígeno: Es la empleada en los hospitales. El gas se encuentra en un depósito central (tanque) localizado fuera de la edificación hospitalaria. Desde el tanque parte un sistema de tuberías que distribuye el oxígeno hasta los diferentes lugares donde debe ser administrado (toma de O2 central).
  • Cilindro de presión: Es la fuente empleada donde no hay toma central, o si esta fallara. Son recipientes metálicos alargados de mayor o menor capacidad (balas y bombonas respectivamente).

Manómetro y manorreductor

Cuando no se utiliza una fuente centralizada, debemos acoplar siempre al cilindro de presión un manómetro y un manorreductor.

  • Manómetro: Mide la presión a la que se encuentra el oxígeno dentro del cilindro, indicando la misma mediante una aguja con una escala graduada.
  • Manorreductor: Regula la presión a la que sale el oxígeno del cilindro.

En caso de usar fuente centralizada, no es necesario el manómetro ni el manorreductor, ya que el oxígeno del tanque ya llega a la toma de oxígeno con la presión reducida.

Flujómetro o caudalímetro

El flujo de oxígeno se regula en cada una de estas fuentes mediante un caudalímetro, en litros por minuto.

  • Se acopla al manorreductor para poder controlar la cantidad de litros por minuto (flujo) que salen de la fuente de suministro de oxígeno.
  • El flujo puede indicarse mediante una aguja sobre una escala graduada o mediante una “bolita” que sube o baja por un cilindro que también posee una escala graduada.

Humidificador

Para poder guardar el oxígeno comprimido, hay que licuarlo, enfriarlo y secarlo.

  • El oxígeno sale de estas fuentes frío y seco. Debe calentarse y humidificarse para no resecar las vías aéreas, antes de administrarlo.
  • Para calentarlo y humidificarlo deben intercalarse entre la fuente y el paciente sistemas de calentamiento y humidificación, que en general realizan ambas funciones de forma simultánea.
  • El humidificador es un recipiente al cual se le introduce agua destilada estéril hasta aproximadamente 2/3 de su capacidad.

En resumen:

  • El oxígeno se encuentra en la fuente (cilindro de presión) a gran presión. 
  • Al salir de la fuente, medimos esta presión mediante el manómetro y regulamos la presión mediante el manorreductor.
  • El oxígeno pasa por el flujómetro o caudalímetro y en él regulamos la cantidad de litros por minuto que le vamos a suministrar. 
  • El gas pasa por el humidificador, y así ya está listo para administrarlo al paciente. 

En la próxima entrada os seguiremos aportando contenidos para preparar el tema de oxigenoterapia, repasando los diferentes métodos de administración de oxígeno. 

¡Esperamos haberos ayudado! 

El equipo de OpositaTest

www.opositatest.com

Bibliografía:

(1) Procedimiento de oxigenoterapia. FEMORA. Procedimientos enfermería: vía respiratoria. Xunta de Galicia. 2015 
(2) BTS GUIDELINE FOR OXYGEN USE IN ADULTS IN HEALTHCARE AND EMERGENCY SETTINGS. British Thoracic Society Emergency Oxygen Guideline Development Group. June 2017 Volume 72 Supplement 1 
(3) Fundamentos de la ventilación mecánica. Luis A. Ramos Gómez. Salvador Benito Vales. CSL Behring 
(4) ACTUALIZACIÓN EN OXIGENOTERAPIA PARA ENFERMERÍA (Basado en el Manual de ayuda a la oxigenación. Dispositivos y procedimientos) Rosa M. Fernández Ayuso. David Fernández Ayuso 
(5) Fundamentos de la oxigenoterapia en situaciones agudas y crónicas: indicaciones, métodos, controles y seguimiento. M.C. Luna Paredes,, Oscar Asensio de la Cruz, Isidoro Cortell Aznar, M.C. Martínez Carrasco, M.I. Barrio Gómez de Agüero, E. Pérez Ruiz, J. Pérez Fríase y Grupo de Técnicas de la Sociedad Española de Neumología Pediátrica. An Pediatr (Barc). 2009;71(2):161–174 
(6) Oxigenoterapia: administración en situaciones de hipoxia aguda  
Autores: Carolina Botella Dorta. Actualizada el 17/01/2005. Guías Fisterra.