Mantente informado acerca de todas las noticias sobre tu convocatoria y

¡benefíciate de las ventajas de ser el primero en enterarte!

Repaso de Sanidad: Tipos de enemas. Clasificación y funciones.


¡Hola, opositores! Dentro de nuestra serie de contenidos de repaso para las oposiciones de sanidad, revisaremos uno de los conceptos que es común a un gran número de procesos selectivos.

En esta entrada analizamos los tipos de enemas, sus usos y recomendaciones.

Índice de contenidos:

Imagen genérica de signo con símbolos de hombre/mujer/persona discapacitada en aseo público para acompañar un contenido en el que se analizan los distintos tipos de enemas.

¿Cuál es la función de un enema?

Entendemos por enema como la introducción o instilación de una solución acuosa en el recto o colon descendente, con distintos propósitos.

El término “enema” también da nombre al utensilio con que se realiza el procedimiento e incluso a la acción misma de introducir la solución acuosa en el organismo.

Los propósitos de aplicar este procedimiento son los siguientes:

  • Aliviar el estreñimiento: estimulando el peristaltismo (movimiento del intestino)
  • Para extraer el contenido intestinal
  • Ablandar heces y lubricar recto y colon
  • Limpiar el recto y colón como preparación de procedimientos diagnósticos, partos o procedimientos diagnósticos.
  • Administrar medicamentos, fluidos y/o nutrientes

Para cada uno de estos objetivos se emplea un tipo distinto de enema, que os detallamos a continuación.

Tipos de enemas: evacuadores o de limpieza

Los enemas evacuadores o de limpieza se prescriben para aliviar el estreñimiento y para la limpieza del recto y colon como preparación para otros procedimientos: pruebas radiológicas, realización de endoscopia, previo a intervenciones quirúrgicas o previo al parto, entre otros.

Por lo general no se retiene el liquido en el recto más allá de 2-3 minutos, transcurridos los cuales el paciente defecará la solución acuosa junto a materia fecal y gases.

Para provocar la distensión del intestino grueso es suficiente entre 500 u 1.500 ml de líquido, cuando se trata de un enema no preparado comercialmente.

En la siguiente tabla podéis ver los diferentes tipos de enemas evacuadores.

ENEMA EVACUADORCOMPOSICIÓN
De agua jabonosa *Se categoriza dentro de los enemas naturalesAgua templada y jabón disuelto en ella
SalinoAgua templada con una proporción determinada de sal común.
Comerciales desechablesSoluciones hipertónicas que irritan la mucosa intestinal.

*Los enemas naturales son aquellos que no utilizan ingredientes o componentes artificiales en su composición, pudiendo fabricarse de manera fácil y casera por prácticamente cualquier persona. En esta categoría están, por ejemplo, el enema de Harris, el enema de Café o los enemas de jabón.

Tipos de enemas: de retención

En este caso la finalidad principal no es limpiar el intestino, se trata de que el paciente retenga durante 20-30 minutos la solución acuosa para que el intestino absorba el principio activo que se ha disuelto en la misma.

Su volumen suele ser inferior a los anteriores, entre 150 y 200 ml.

En la siguiente tabla os desgranamos algunos subtipos de enemas de retención y su función.

ENEMA DE RETENCIÓNFUNCIÓN
Enema Antiséptico Con principios activos que destruyen gérmenes y bacterias
Enema Emoliente Cuya finalidad es lubricar y proteger la mucosa intestinal
Enema Antihelmíntico Destruye ciertos parásitos que se alojan en el intestino
Enema Medicamentoso Sirve para administrar ciertos fármacos, como analgésicos, antiinflamatorios, antitérmicos, antibióticos, como sedantes y anestésicos es excepcional. Se aplican cuando la vía oral no es conveniente ya que la capacidad de absorción a la circulación sistémica de la mucosa intestinal, es elevada. Más frecuente en niños pequeños y ancianos. *Pueden ir precedidos de un enema de limpieza del intestino para la correcta absorción del fármaco
Enema OleosoTiene como objetivo ablandar las heces, lubricar el colón distal y proteger la mucosa intestinal. Frecuente su uso en la presencia de fecalomas, tras el cual se completa con un enema de limpieza. Incluiría el aceite oliva puro
Enema Alimenticio Sirve para administrar nutrientes, es excepcional, cuando ni la vía oral ni parenteral se aconsejan. *Es imprescindible administrar previamente un enema de limpieza
Enema Opaco Se usa habitualmente para exámenes radiológicos del intestino de mayor precisión
Enema Carminativo (o Lavativa de Harris)Se usa para facilitar la expulsión de gases intestinales. Irriga la parte inferior del colon y recto para aliviar la distensión abdominal producida por los gases
Enema de Murphy Desde el punto de vista sanitario, corresponde más a una proctoclisis o rectoclisis que a un enema. En la proctoclisis se infunden grandes volúmenes a través del recto a velocidad lenta. Se le conoce por el nombre de «goteo de Murphy». Este término se prefiere en ocasiones para distinguirlo de los enemas tradicionales y porque su uso se asemeja más a la clásica infusión de medicamentos o soluciones por vía intravenosa, la cual se ordena en conteo de gotas por minuto

¿En qué caso no debemos administrar un enema?

Existe una serie de casos en los que no deben suministrarse enemas. Estos son los siguientes:

  • Trauma abdominal reciente
  • Peritonitis
  • Cirugía abdominal reciente
  • Apendicitis

En cuanto a la administración de fármacos, también os pueden interesar estos contenidos:


El equipo de OpositaTest

www.opositatest.com