Mantente informado acerca de todas las noticias sobre tu convocatoria y

¡benefíciate de las ventajas de ser el primero en enterarte!

6 frases que NO debes decirle a un opositor


¡Hola opositores!

En muchas ocasiones cuando un opositor se relaciona con personas ajenas al mundo de las oposiciones tiene que oír o escuchar frases que pueden resultarle  molestas o incómodas o simplemente que no le gusta oír porque son pensamientos que ya tiene el mismo en la cabeza y que no necesita que le digan.

Hoy queremos compartir con vosotros 6 frases que NO se le deben decir a un opositor.

“Pues mi hermana tiene un amigo que….”

Esta frase que inicialmente podría parecer inofensiva puede ser muy perversa en función de lo que le siga después, y aunque seguro que la persona que nos la dice no lo hace con ninguna maldad, el opositor que la escucha seguro que después de oírla se come un poquito más la cabeza.

La frase tiene múltiples variantes, todas igual de molestas:

  • “Pues mi hermana tiene un amigo que se sacó la oposición al año”. ¡Pues qué bien!….
  • “Pues mi hermana tiene un amigo que después de muchos años lo dejó porque nunca se sacaba la plaza…”. 
  • “Pues mi hermana tiene un amigo que estuvo opositando para juez ¡10 años!”
  • “Pues mi hermana tiene un amigo que opositaba para Inspector de Hacienda y al final se cambió a una oposición más baja y la sacó a la primera…”, etc.

“¿Te presentas otra vez a la oposición? ¿Pero cuántos años llevas estudiando?”

Los opositores no necesitan que les recuerden el tiempo que llevan opositando. Posiblemente sea menos que el que la persona que nos dice esta frase cree, pero para un opositor cada día es duro y cada mes o cada año más, no es necesario el recordatorio constante. El número de veces que te has presentado tampoco es relevante, pues puede ser que no haya habido tu oposición todos los años, que haya habido pocas plazas, mil circunstancias que han podido hacer que el tiempo de estudio se haya prolongado en el tiempo.

 

“Y entonces que, ¿cuándo te sale la oposición?”

¡Ojalá los opositores pudiésemos responder a esta pregunta con firmeza, exactitud y seguridad! Uno de los grandes inconvenientes de opositar es que, en la mayoría de oposiciones existe una gran incertidumbre sobre cuándo se convocarán, cuántas plazas habrá, cuándo serán los exámenes. Formular esta pregunta a un opositor solo hace que su nivel de ansiedad aumente.

 

“Con el tiempo que llevas estudiando seguro que te lo sabes ya todo de maravilla…”

Pues puede ser que sí, puede ser que no. A un opositor con un temario muy amplio, como por ejemplo un opositor a Notarías o a Jueces esta frase le resulta especialmente sangrante pues en función del sistema de estudio que lleve pueden transcurrir dos o tres años hasta que se haya visto el temario completo y con ciertas garantías. Además llevar estudiando un tiempo no es indicativo de que domines la materia y que ya te vayas a sacar la oposición, influyen muchos otros factores que la gente de fuera de este mundo desconoce.

 

“Porque te tomes un día de descanso más no pasa nada…”

¡No te pasará a ti! Los opositores tienen sus horarios, sus organizaciones y sus planings y si los hacen es por algo: mantener las rutinas y la productividad, además de cumplir objetivos con el preparador/academia o con uno mismo. Un día más o un día menos estudiando es precisamente lo que marca la diferencia.

 

“¿Y no trabajas?”

Esta frase tiene varias respuestas:

  • “Sí, claro que trabajo. Trabajo y estudio.” Gracias por recordarme que mi tiempo libre es muy limitado.
  • “No, no trabajo.” Si tienes la suerte de poder dedicarte al 100% a la oposición es incómodo tener que “justificar” que por ciertas circunstancias (tus familiares te ayudan, tienes unos ahorros, tienes alguna prestación temporal…) no “necesitas” trabajar durante la preparación de tu oposición.

Esta frase cuando se prepara una oposición y se es relativamente joven es más llevadera porque se ve como algo más “natural” pero cuando se tiene cierta edad se lleva mucho peor.

 

Lo importante al final es:

  • Si te relaciones con un opositor evitar frases de este tipo, o si las hacemos intentar por lo menos cuando las hagas, hacerlas con tacto o preguntar de forma cariñosa interesante  no por la respuesta fácil sino por conocer un poco el mundo de tu interlocutor opositor.
  • Si eres un opositor y escuchas estas frases, haz oídos sordos. Piensa que al final el mundo de las oposiciones es un mundo super complejo y desconocido y que la gente que te hace este tipo de preguntas lo hace en muchos casos por ignorancia.

¿Cuál es para vosotros la peor frase para decirle a un opositor?

El equipo de OpositaTest

www.opositatest.com