Mantente informado acerca de todas las noticias sobre tu convocatoria y

¡benefíciate de las ventajas de ser el primero en enterarte!

Aprobar después de los 45: «Era aprobar la oposición, o prejubilarme”


¡Hola Opositores! ¿Os imagináis un despedido a los 46 años después de 20 años trabajando? Esa era la situación de Luis Angel Abad Muñiz, un vallisoletano que había trabajado en Banca y apostó por opositar a Gestión Civil del Estado en un todo o nada: aprobar o arriesgarse a una «prejubilación» demasiado tempranera.

aprobar oposicion teniendo más de 40 años

Después de tres años de duro estudio, lo consiguió: había aprobado. Lo primero que hizo fue llorar de la emoción junto a su familia, su gran apoyo.

Hemos hablado con este licenciado en Ciencias del Trabajo y Recursos Humanos sobre cómo fue su decisión de opositar, las motivaciones, las jornadas de estudio, la compatibilización con su familia (casado y con tres hijos pequeños)….¡Un testimonio único y motivador!

¿Por qué opositaste a Gestión Civil?

Hacía tiempo que llevaba con la idea de opositar dado el empobrecimiento del mercado laboral en cuanto a ofertas de empleo, especialmente para mayores de 45 años. Buscaba un empleo seguro y digno, de ahí que buscara oposiciones que se adecuaran a mi perfil. En Gestión del Estado encontré la más adecuada, ya que el Derecho Administrativo siempre me gustó, por lo que aposté por ella como única opción.

No obstante, aproveché a presentarme a Cuerpos de otras Administraciones y Organismos Públicos en aquellos casos en que había alguna analogía de temario.

¿Por qué te decidiste a opositar con 46 años?

La decisión de opositar a los 46 años fue de manera casi obligada. Había salido del mercado laboral privado y éste no me daba la opción de volver a entrar. Posiblemente mi edad fuera el principal motivo.

Me encontré un futuro laboral desolador, con unas ofertas laborales indignas, casi insultantes, respecto a remuneración, horarios de trabajo y posibilidades de carrera profesional.

Literalmente la empresa privada ya no me quería, así que la apuesta era única: o conseguía aprobar una oposición, o las posibilidades de quedarme “prejubilado” con 46 años eran muy altas. Aun así, debo reconocer que siempre tuve vocación de trabajar en la Administración Pública, lo consideraba un orgullo.

Me encontré un futuro laboral desolador, con unas ofertas laborales indignas

¿Qué tal fue la conciliación familiar con el estudio?

Siendo esposo y padre de familia numerosa, la conciliación fue difícil. No obstante, la decisión de opositar la tomamos mi esposa y yo sabedores del enorme sacrificio por ambas partes.

De hecho, mi esposa es funcionaria, por lo que sabía el esfuerzo que podía suponer para ella, para el matrimonio en sí y para la familia.

No obstante, pese a todo, mi esposa ha sido la gran heroína en esta gesta. Sin ella, sin su esfuerzo, sin su dolor silente, sin su apoyo continuo, debo decir claramente que jamás hubiera conseguido aprobar. El éxito de haber aprobado se lo debo principalmente a ella.

Mi esposa ha sido la gran heroína en esta gesta

¿Cuál era tu rutina de estudio?

Durante el primer año de oposición, dado que no estudiaba desde mi época de universitario (hacía al menos 20 años), comenzaba mi rutina a las 10 h. de la mañana. Finalizaba a las 14 horas, justo cuando tenía que recoger a mis hijos del colegio. Por la tarde comenzaba sobre las 17,30 horas, y finalizaba sobre las 22,00 h. Estudiaba 6 días a la semana, descansando los sábados.

Al año y medio, aproximadamente, me presenté a los exámenes, suspendiendo el primer examen, tipo test, por tan solo dos preguntas.

Esto me hizo ver que tenía alguna opción, por lo que decidí poner sobre la mesa mi máximo esfuerzo, incrementando mi jornada de estudio en una hora por las mañanas, comenzando a las 9 horas, así como por la tarde, comenzando a las 16,30 horas.

Vivía tal cual solo para estudiar. Almorzaba solo y cenaba solo.

Vivía tal cual solo para estudiar. Almorzaba solo y cenaba solo.

¿Ibas a academia, preparador o estudiabas en solitario?

Durante el primer año me apunté a una academia on line, ya que residía en Toledo y me suponía mucho esfuerzo económico y personal trasladarme a Madrid frecuentemente.

Posteriormente, un grupo de alumnos decidimos apostar por un preparador personal, con quien hacíamos a través de Hangouts sesiones on line semanales de dos horas como mínimo, en las que corregíamos test, hacíamos ejercicios prácticos, corregíamos dudas, etc.

Eran sesiones muy intensas en las que el preparador nos hacía sudar con preguntas, explicaciones del temario, gestión de estrategias de estudio… Después de todo ello, junto a mi esposa, debo dar las gracias a este preparador, sin cuyo conocimiento, dedicación, paciencia y psicología, de ninguna manera hubiera logrado aprobar.

¿Con cuánto tiempo de antelación empezaste a preparar el test?

El test comenzamos a prepararlo desde el primer día. Una vez el preparador nos indicaba la materia de estudio cada semana, al finalizar la misma hacíamos un test sobre ello.

Al principio apenas conseguía acertar alguna, pero con la práctica y los consejos del preparador iba ganando en conocimiento y confianza, por lo que antes de la fecha de los exámenes ya había interiorizado la tensión, control del tiempo, etc.

La diferencia únicamente la iba a marcar el conocimiento y dominio de la materia fruto de mi esfuerzo.

¿Cómo utilizabas OpositaTest para el repaso?

OpositaTest ha sido una herramienta y complemento formidable. La posibilidad de hacer los test en cualquier momento me ayudó a naturalizar la práctica del test.

En tiempos muertos, incluso en revisiones médicas de mis hijos, aprovechaba a ponerme a prueba haciendo test en momentos en los que supuestamente no estás tan concentrado, lo cual te aportaba soltura y plasticidad de cara al examen oficial.

Lo que más valoré de la plataforma de opositaTest era la posibilidad de hacer test por temas, por bloques,…, además de de enlazar directamente a la ley la corrección de las respuestas fallidas, lo que te permitía memorizar de inmediato la respuesta correcta y su ubicación legal.

Con OpositaTest hacía test incluso en revisiones médicas de mis hijos

¿Recomendarías OpositaTest a los opositores?

Por supuesto. Creo, como decía anteriormente, que es una herramienta informática muy trabajada, solvente, de gran ayuda para el opositor y formidable complemento para la preparación de los test, así como de la oposición, ya que los esquemas y actualizaciones que editáis ayudan enormemente al estudio, todo ello, desde luego, con la guía de un buen preparador.

¿Cuál fue la prueba en la que más dificultades tuviste?

(La oposición de Gestión Civil se compone de 3 pruebas: 1. test, 2. cuestionario, 3. Caso práctico. Más info sobre esta oposición)

Al suspender la primera vez el test, reconozco que iba muy nervioso a esta última convocatoria que aprobé. Tenía la obsesión de no saber responder las primeras preguntas y producir el efecto arrastre sobre las siguientes.

No obstante, gracias a los buenos consejos de mi preparador, conseguí entrar más o menos tranquilo al examen y sacar un resultado, no brillante, pero más que suficiente para pasar al segundo examen.

¿Y la que menos?

El que menos dificultades me ofreció fue el segundo examen. El mayor déficit de conocimiento lo llevaba sobre el bloque de Políticas Públicas. He de reconocer que tuve algo de suerte, ya que cayeron preguntas que más o menos me sabía bien.

Aun así, la suerte ha de pillarte preparado, lo que ayudó fue que previamente el preparador nos machacase mucho sobre control del tiempo, exposición analítica y capacidad de redacción.

¿Qué estabas haciendo cuando leíste que habías aprobado?

Fue justo el día 21 de diciembre de 2018, en el que Cataluña estaba revuelta por la celebración de un Consejo de Ministros en Barcelona. Lo estaba viendo en la Televisión. Todos los sucesos para distraerme un poco, cuando a eso de las 13,30 horas una compañera me escribió por wasap que había aprobado.

Casi no pude hablar con mi mujer porque estalló a llorar

Inmediatamente me metí en la web del INAP porque no me lo creía. El tercer examen, pese a que lo trabajé mucho, no me salió muy bien, no salí satisfecho del aula, pero como no podía ser de otra forma mantenía la firme esperanza de aprobar.

Llamé a mi mujer, con la que casi no pude hablar porque estalló a llorar. ¡Lo habíamos conseguido. Por supuesto hablé con mi preparador. Con ambos mantendré una deuda de por vida por haberme ayudado a hacer realidad un sueño a mis 49 años.

¿En qué te vas a gastar tu primer sueldo?

Sin lugar a dudas en celebraciones, principalmente con mi mujer y mis hijos. Posiblemente aprovechemos para hacer un viaje, quizás a Londres. Lo merecen todo.

¿Qué consejos les darías a los opositores y en particular a los mayores de 45 años?

Cuando era opositor siempre oía el tópico de que se puede conseguir. No me lo creía hasta que he aprobado. Es cierto. Ahora bien, este sueño solo puede conseguirse con mucho esfuerzo y constancia de estudio.

Siempre he tenido claro que la oposición se aprueba no poco antes de los exámenes, sino durante los meses iniciales de estudio, en esos días inertes donde estás solo frente a los temas, aún lejos de la convocatoria, donde te da mucha pereza y buscas todo tipo de excusas para estudiar menos. Es ahí donde se marca la diferencia.

¿Qué consejos puedo ofrecer? buscar un buen preparador, pedir consejo a aquellos que hayan aprobado tu misma oposición en circunstancias similares y…, disposición para hacer un alto en tu vida donde tendrás que renunciar a mucho tiempo con tu familia, amigos, ocio…

En particular, para los mayores de 45 años, decirles la verdad: no vas a opositar tú solo…, lo van hacer tu cónyuge, tus hijos. Merece la pena, por supuesto, pero el esfuerzo ha de ser en equipo, han de distribuirse las cargas familiares, las responsabilidades.

También aseguro que la felicidad, una vez aprobado, se multiplica por cien. Es impresionante ver cuánta gente ha estado detrás de ti ayudando.

Para finalizar, cualquier otra cosa que te gustaría decir, siéntete libre para hacerlo, Luis Ángel

Quisiera daros las gracias a vosotros, OpositaTest, por esta entrevista, y vuestro magnífico trabajo. Conseguís que la difícil tarea de opositar se lleve con gran esperanza. Sois parte de esa familia que se compromete contigo para alcanzar el objetivo de ser funcionario.

También he de reconocer que siento un gran orgullo de ser funcionario y servir al bien público. Para mí es todo un privilegio.

El equipo de OpositaTest

www.opositatest.com