Mantente informado acerca de todas las noticias sobre tu convocatoria y

¡benefíciate de las ventajas de ser el primero en enterarte!

MENUMENU

Las diferencias entre jueces y Fiscales


¡Hola opositores! Muchas veces nos preguntáis las diferencias entre los Jueces y Fiscales. Es importante recordarlas, sobre todo los que opositáis a jueces y fiscales, pues tendréis que decidir qué queréis ser una vez aprobada la oposición: Jueces o fiscales. ¡Os enseñamos las principales diferencias!

Diferencias entre Juez y Fiscal

¿Qué es un juez en España?

Según lo proclamado por el Título VI de la Constitución, los jueces y los Magistrados (luego os explicaremos las diferencias entre ambos) son los encargados de ejercer la potestad jurisdiccional, es decir, juzgar y ejecutar lo juzgado.

Los jueces son independientes, inamovibles y sometidos únicamente al imperio de la ley.

Para ser juez en España hay que superar un proceso selectivo consistente en una oposición libre, basada en los principios de mérito y capacidad.

La norma principal que regula el trabajo de un juez es la Ley Orgánica del Poder Judicial.

Funciones de los jueces en España

Como os hemos comentado, las funciones de los jueces en España son muy claras: es el ejercicio de la función jurisdiccional, siempre bajo el imperio de la ley. En definitiva, juzgar y hacer ejecutar lo juzgado.

La función jurisdiccional la harán de forma independiente y siempre respetando el mandato de la Constitución, la ley y el principio de jerarquía normativa.

Tipos de jueces en España

La carrera judicial en España tiene tres categorías, según lo establecido por el artículo 299 de la LOPJ: juez, magistrado y magistrado del Tribunal Supremo.

Juez

Para ser Juez en España es necesario estar graduado/licenciado en Derecho y superar una oposición.

Magistrado

Para pasar de Juez a Magistrado hay dos formas de conseguirlo, según el artículo 311 de la LOPJ: a través de pruebas selectivas o por antigüedad.

En este esquema os explicamos las pruebas y requisitos concretos de ascenso de Juez a Magistrado.

Magistrado del Tribunal Supremo

El Consejo General del Poder Judicial es el que elige a los magistrados del Tribunal Supremo.

Los artículos 343, 344 y 345 de la LOPJ son los que regulan las condiciones para poder ser magistrado del Tribunal Supremo:

  • 4 de cada 5 plazas para magistrado del TS están reservadas para magistrados con 10 años en el cargo y 15 en la carrera judicial. Dos de ellas serán cubiertas mediante pruebas selectivas o de especialización. Las otras dos se proveerán entre magistrados bajo el criterio escalafonal.
  • La quinta plaza está reservada para juristas de reconocido prestigio con más de 15 años de ejercicio profesional y con méritos suficientes a juicio del CGPJ.

¿Qué es un fiscal en España?

Los fiscales en España están sometidos al Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal y actúan como representantes del órgano único al que pertenecen, que es el Ministerio Fiscal.

El Ministerio Fiscal, representado por los fiscales, tiene las siguientes funciones, según el artículo 124.1 de la Constitución:

  • Promover la acción de la justicia en defensa de la legalidad, de los derechos de los ciudadanos y del interés público tutelado por la ley.
  • Velar por la independencia de los Tribunales y procurar ante estos la satisfacción del interés social.

En su actuación, los fiscales actúan de forma coordinada, colegiada y solidaria. Además, existen una serie de principios rectores del Ministerio Fiscal: unidad de actuación, dependencia jerárquica y sujeción en todo caso a la legalidad y a la imparcialidad.

La principal norma que regula el trabajo de los fiscales es el Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal.

Funciones de los fiscales en España

Las funciones del Ministerio Fiscal aparecen desarrolladas en el artículo 3 del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal:

1. Velar por que la función jurisdiccional se ejerza eficazmente conforme a las leyes y en los plazos y términos en ellas señalados, ejercitando, en su caso, las acciones, recursos y actuaciones pertinentes.

2. Ejercer cuantas funciones le atribuya la ley en defensa de la independencia de los jueces y tribunales.

3. Velar por el respeto de las instituciones constitucionales y de los derechos fundamentales y libertades públicas con cuantas actuaciones exija su defensa.

4. Ejercitar las acciones penales y civiles dimanantes de delitos y faltas u oponerse a las ejercitadas por otros, cuando proceda.

5. Intervenir en el proceso penal, instando de la autoridad judicial la adopción de las medidas cautelares que procedan y la práctica de las diligencias encaminadas al esclarecimiento de los hechos o instruyendo directamente el procedimiento en el ámbito de lo dispuesto en la Ley Orgánica reguladora de la Responsabilidad Penal de los Menores, pudiendo ordenar a la Policía Judicial aquellas diligencias que estime oportunas.

6. Tomar parte, en defensa de la legalidad y del interés público o social, en los procesos relativos al estado civil y en los demás que establezca la ley.

7. Intervenir en los procesos civiles que determine la ley cuando esté comprometido el interés social o cuando puedan afectar a personas menores, incapaces o desvalidas en tanto se provee de los mecanismos ordinarios de representación.

8. Mantener la integridad de la jurisdicción y competencia de los jueces y tribunales, promoviendo los conflictos de jurisdicción y, en su caso, las cuestiones de competencia que resulten procedentes, e intervenir en las promovidas por otros.

9. Velar por el cumplimiento de las resoluciones judiciales que afecten al interés público y social.

10. Velar por la protección procesal de las víctimas y por la protección de testigos y peritos, promoviendo los mecanismos previstos para que reciban la ayuda y asistencia efectivas.

11. Intervenir en los procesos judiciales de amparo así como en las cuestiones de inconstitucionalidad en los casos y forma previstos en al Ley Orgánica del Tribunal Constitucional.

12. Interponer el recurso de amparo constitucional, así como intervenir en los procesos de que conoce el Tribunal Constitucional en defensa de la legalidad, en la forma en que las leyes establezcan.

13. Ejercer en materia de responsabilidad penal de menores las funciones que le encomiende la legislación específica, debiendo orientar su actuación a la satisfacción del interés superior del menor.

14. Intervenir en los supuestos y en la forma prevista en las leyes en los procedimientos ante el Tribunal de Cuentas. Defender, igualmente, la legalidad en los procesos contencioso-administrativos y laborales que prevén su intervención.

15. Promover o, en su caso, prestar el auxilio judicial internacional previsto en las leyes, tratados y convenios internacionales.

16. Ejercer las demás funciones que el ordenamiento jurídico estatal le atribuya.

Tipos de fiscales en España

Existen tres categorías de fiscales en España (artículo 34 del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal):

  • Categoría tercera, Abogados-fiscales (equiparados a Jueces)
  • Categoría segunda, fiscales (equiparados a magistrados)
  • Categoría primera, fiscales de sala del Tribunal Supremo, (equiparados a magistrados del Tribunal Supremo)

Los lugares donde ejercen sus funciones cada una de estas categorías están establecidos en los artículos 35 y siguientes del Estatuto Autónomo del Ministerio Fiscal.

Los abogados-fiscales (categoría tercera)

Para ser abogado-fiscal es necesario ser graduado/licenciado en Derecho y superar una oposición libre. La oposición es la misma que para ser Juez, luego se elige si se quiere ser juez o fiscal.

Los fiscales (categoría segunda)

Las vacantes que se produzcan en la categoría segunda, es decir, fiscales, serán cubiertas por abogados-fiscales por orden de antigüedad.

Los fiscales de la Sala del Tribunal Supremo (categoría primera)

Será necesario ser fiscal (categoría segunda) y tener al menos 20 años de antigüedad de servicio en la carrera.

Las vacantes como fiscales de la Sala del Tribunal Supremo se cubrirán con fiscales que cumplan los requisitos explicados.

Conclusiones de las diferencias entre jueces y fiscales

Como hemos enseñado a lo largo de todo el artículo, las principales diferencias entre jueces y fiscales se encuentran en:

  • Las funciones
  • La forma de actuación
  • La regulación

El equipo de OpositaTest.

www.opositatest.com