¡Hola, opositores! Os presentamos a Inmaculada García, que ha conseguido su plaza en Gestión Civil por promoción interna, después de haber trabajado como auxiliar administrativa y administrativa en la Administración General del Estado.

En esta conversación Inmaculada nos ha contado su recorrido hasta superar las oposiciones de Gestión Civil y cómo adaptó su rutina de estudio a lo largo de los años. ¿Queréis saber más sobre las oposiciones a Gestión Civil del Estado? ¡Seguid leyendo!

¿Qué llevó a Inmaculada a aprobar tres oposiciones distintas?

¿En qué momento te planteaste opositar y por qué?

Soy funcionaria desde los 19 años, por lo que poco tiempo tuve para plantearme qué ser en esta vida. Tras finalizar la FP de Administración y tras varios trabajos algo precarios, me planteé opositar con el fin de tener garantías y seguridad laboral.

Has aprobado 3 oposiciones distintas (Auxiliar, Administrativo y Gestión AGE), ¿tenías claro desde el principio que querías hacer carrera por Promoción Interna?

No. Las primeras oposiciones de Auxiliar las realicé en la primera convocatoria del gobierno socialista de 1984. Había muchas plazas y me animé a estudiarlas siendo muy joven con la esperanza de conseguir un trabajo fijo que me diera estabilidad.

Las oposiciones de Administrativa, las aprobé por Promoción Interna. Tras varios intentos sin éxito y tras apuntarme a una academia online lo conseguí en 2003.

Y finalmente, las recién aprobadas oposiciones de Gestión, las he superado en la primera convocatoria a la que me he presentado. Desde el primer día en que tuve el temario tenía muy claro que debía de presentarme para aprobar, no para ponerme a prueba o para ver el examen. A esta oposición es a la que más tiempo, más constancia y más ilusión le he puesto, haciendo mi propio camino, sin compararme con nadie y con la confianza en que era posible aprobar. Afortunadamente mi esfuerzo ha tenido su recompensa. 

¿Hay otros opositores o ex-opositores en tu entorno que te hayan motivado a tomar la decisión de opositar?

Mi hermano mayor me animó a presentarme a la convocatoria de Auxiliar y me facilitó la información sobre la misma, así como dónde comprar los temarios. Posteriormente compañeros con menos obligaciones familiares que yo fueron aprobando la oposición de administrativo. Estuve probando sin mucha convicción varios años hasta que me lo propuse en serio.

Tras finalizar la FP de Administración y tras varios trabajos algo precarios, me planteé opositar con el fin de tener garantías y seguridad laboral.

Inmaculada García recuerda los motivos por los que decidió comenzar a estudiar oposiciones

¿Cómo estudió para conseguir su plaza?

¿Cuál era tu rutina diaria durante la preparación?

Tras acabar la carrera en la UNED, estaba muy acostumbrada a estudiar en solitario. Me centraba en leer el temario, tomar apuntes, hacer esquemas y finalmente leer la ley, resaltando lo más importante de la misma. Y cómo no estudiar, estudiar y estudiar, cada día, los fines de semana, las fiestas y las vacaciones. Y cuando me cansaba de estudiar, simplemente cambiaba de bloque. También me tomaba algún día libre para disfrutar de no estudiar.

En su momento aprobaste Auxiliar Administrativa del Estado y tras eso empezaste a preparar Administrativa por Promoción Interna, ¿cambiaste tu rutina de estudio?

En la primera oposición vivía en casa de mis padres, por lo que pocas obligaciones tenía. Estudiaba el temario, hacía muchos test y ejercicios de escritura a máquina.

En la oposición a Administrativa tenía ya familia e hijos, por lo que estuve varios años intentándolo sin éxito. Hasta que me lo propuse en serio y me apunté a una academia online, no logré plaza. La forma de estudiar también había cambiado y usé mucho la aplicación de la academia con el ordenador de casa.

Y finalmente en la tercera, con los hijos ya mayores, usé la misma metodología que había usado para sacarme la carrera en la UNED. Hice muchos apuntes y esquemas propios, lectura directa y anotaciones en la ley. También amplié mis conocimientos con la búsqueda de información en internet.

Has sacado tu plaza en Gestión Civil por Promoción Interna con 52 años, ¿cómo se combina esto con la vida familiar, la gestión del hogar y el trabajo como funcionaria?

Aprovechaba cada rato que tenía con mucha constancia y mucho interés en lo que estudiaba. Con una fuerte motivación de entender y de actualizarme. Y con confianza en qué me iba a ir bien.

 ¿Qué mito te gustaría desmontar sobre los opositores?

El de que si no se aprueba ha sido perdido el tiempo. Nunca el tiempo de estudio es perdido porque el estudio te hace madurar, te hace crecer y te cambia. Te hace coger confianza en que si se quiere, se puede.

La oposición de Gestión Civil: opinión y consejos para opositores

¿Qué temas te gustaron más y cuáles menos?

He descubierto que los temas cuanto más los estudias, más lo entiendes y por lo tanto más te gustan.

Los temas de políticas públicas me gustaron, ya que fueron un repaso de la política del país: cómo habían cambiado las distintas leyes de educación, cómo funcionaba el tema de la inmigración, la política económica y lo que supuso la crisis del 2007, la modernización que estaba llevando a cabo la administración y que yo llevaba todos esos años viviendo, la política ambiental de la que desconocía muchas de sus facetas, la política de igualdad y toda la protección hacia las víctimas de violencia de género que ignoraba. 

En derecho administrativo, me gustó el tema de la responsabilidad patrimonial de las administraciones públicas, cuya normativa se recoge ahora en las leyes 39 y 40/2015 porque es sencilla de entender. También la ley de patrimonio de las administraciones es fácil de estudiar y de comprender sus conceptos. Y la ley de expropiación forzosa, aunque más complicado su procedimiento, también se hace asequible su estudio.

Gestión financiera requiere mucho tiempo de estudio, pero una vez que has estudiado cada tema y comprendido los conceptos, la división entre temas deja de tener sentido y lo puedes llegar a estudiar y a entender como un todo.

Los temas que menos me gustaron fueron el de protección de datos y el del contencioso administrativo, cuya distribución de competencias se hace muy difícil de sintetizar con la lectura de la ley. Y personal por su dispersión de legislación, que hace que no tengas seguridad en las respuestas. Cabe mencionar también que a los opositores de la AGE nos hacen estudiar el Estatuto Básico del Empleado Público, que no está plenamente en vigor en la Administración Central.

¿Qué ejercicio consideraste más interesante? ¿Y el más estresante?

Me parece más interesante el segundo, de desarrollo, puesto que da opción a estructurar y dar una respuesta con todos los conocimientos que has adquirido durante el estudio. El más estresante es el tipo test porque son muchas preguntas en un tiempo tasado. Esto implica que, una vez acabada la primera lectura, te de tiempo a repasar y surjan muchas dudas en preguntas que a la primera veías claras.

¿Qué consejo darías a otros opositores a esta especialidad?

Les aconsejaría que pierdan el miedo a la segunda prueba de carácter práctico y que una vez avanzado el temario, se dediquen a contestar supuestos prácticos, a redactar respuestas. No solo importa que se acierte o no la respuesta sino la también la coherencia y estructura de la misma. Y también que pierdan el miedo a la lectura del examen, que mantengan la calma y la seguridad en uno mismo.

Así cambió su manera de estudiar a lo largo de los años

¿Cuál de las oposiciones que has preparado consideras más sencilla?

La de Auxiliar Administrativo, aunque en el año 84 la segunda prueba era una determinada velocidad escribiendo a máquina y no era sencillo controlar los nervios. También había una prueba de test psicotécnico que me gustó mucho prepararla.

¿Acudiste a una academia, trabajaste en grupo con otros opositores o fuiste una opositora solitaria?

Fui una opositora en solitario. Compré un temario y a partir de ahí yo y el temario. Ya venía de sacarme la carrera en la UNED, por lo que estaba acostumbrada a estudiar sola y a asistir a muy pocas clases presenciales.

¿Qué materiales y técnicas empleaste para preparar tu oposición? ¿Evolucionaron con el paso del tiempo?

Los materiales que usaba eran el temario, cursos de formación en mi trabajo y, por supuesto, la aplicación de OpositaTest. Además también me apoyaba en las siguientes leyes: Ley 39 y 40/15, Contratos, Igualdad, Gobierno Abierto y Protección de Datos.

El mundo ha cambiado mucho desde que aprobé la primera oposición en 1984. Hoy en día, internet es de una gran ayuda para cualquier estudiante de cualquier disciplina. Por ejemplo, en la página web de la Unión Europea hay un montón de información útil para el estudio que se presenta de una forma más atractiva que en un manual. 

Volviendo la vista atrás, ¿qué consejo te hubiera gustado recibir cuando empezaste a opositar?

No haber tardado tantos años en hacer el camino hasta el A2. Siendo funcionaria desde los 19 años, me hubiera concentrado en sacar la carrera de Derecho y de ahí a Gestión.

¿Cómo le ayudó OpositaTest a mejorar su estudio?

¿Cómo usaste OpositaTest en tu preparación? 

OpositaTest es una aplicación que me fue muy útil para afianzar conocimientos, aprender de los errores, tenerla siempre a mano en el móvil y no necesitar ni un espacio ni un momento concreto para repasar. 

¿Cuál era tu rutina diaria con la aplicación?

Estudiar cada tema y luego realizar un test corto sobre ese tema. Ir ampliando a más temas de dos en dos y finalmente hacer test de cada bloque entero con mayor número de preguntas. Repasar y ver las falladas y sus explicaciones. Volver hacer test de la falladas. Lo que más me costaba era hacer simulacros de exámenes porque 100 preguntas eran demasiadas para hacerlas seguidas y encontrar tanto rato de concentración.

OpositaTest es una aplicación que me fue muy útil para afianzar conocimientos, aprender de los errores, tenerla siempre a mano en el móvil y no necesitar ni un espacio ni un momento concreto para repasar. 

Inmaculada valora las ventajas de OpositaTest en su preparación

¿Recomendarías OpositaTest a otros opositores? 

Si, totalmente. Es una buena aplicación donde puedes: elegir los temas, el número de preguntas, repasar solo las falladas, encontrar respuestas a las dudas y aportar sugerencias si alguna explicación no te convence. Es un gran apoyo para repasar y afianzar conocimientos. 

Además de la comodidad que supone el poder realizar los test desde el móvil, con lo que se puede aprovechar cualquier momento sin necesidad de estar en la mesa de estudio.

El futuro de Inmaculada García en la Gestión Civil

Ahora que ya cuentas con tu plaza, ¿cómo ves tu futuro en la Administración Pública?

Con esperanza en que todo me va a ir bien.

Opositar es una carrera de fondo y requiere de ciertos sacrificios, ¿cómo celebraste el haber obtenido tu plaza?

Con todos: familia, amigos y compañeros de trabajo. Con mucha alegría por el reto superado y con el orgullo de poder ser un ejemplo para mis hijos.

Si pudieras dar un consejo a los futuros opositores que leerán esta entrevista, ¿cuál sería?

Les aconsejaría que no pongan todos los huevos en la misma cesta, es decir, que no se dediquen exclusivamente a opositar. Que no compartan con todos los conocidos que están opositando, para no añadir presión a unos procesos ya de por sí muy largos. Que no se comparen con nadie, que tengan confianza y crean en sí mismos. Y por último que tengan mucha paciencia.

Si queréis saber más sobre las oposiciones Gestión Civil de la Administración General del Estado, consultad nuestra sección específica.

¿Tenéis dudas sobre esta oposición? Escribidnos a [email protected] o llamadnos al 919040798 y os ayudaremos.

El equipo de OpositaTest

www.opositatest.com