¡Hola, opositores! Hoy recibimos en nuestra sección de entrevistas a Ismael Safiani, que comparte con nosotros su experiencia opositando a Auxilio Judicial, Tramitación Procesal y Gestión Procesal.

Ya aprobado y con intención de volver a Almería lo más pronto posible, Safiani cuenta cómo fue su preparación para conseguir aprobar estas oposiciones. ¿Queréis saber cómo era su vida de opositor? ¡Seguid leyendo para saber más!

¿Por qué decidirse a opositar?

¿En qué momento de tu vida te planteaste opositar y por qué?

Hace unos diez años. Me dedicaba a la hostelería y fui jugador de balonmano, pero en ninguno de estos dos trabajos se ganaba mucho dinero. Además la hostelería tiene unos horarios y condiciones en los que mientras eres joven te adaptas, pero para un futuro quería otra cosa. Por otro lado, mi pareja, que se merece el 80% de la plaza, es profesora y nuestros horarios eran totalmente incompatibles, coincidíamos poco y en vacaciones nunca, así que decidí opositar.

¿Por qué elegir, en un primer momento, Gestión Procesal?

No elegí gestión procesal, elegí Justicia. Aunque parezca mentira, fue porque lo escuché en la radio. Además en aquella época no tenía la titulación requerida para el cuerpo de Gestión, ya que el Grado en Turismo lo hice en 2012-2016, por lo que en mi primera convocatoria solo oposité Auxilio Judicial y a Tramitación. Fue a raíz de la crisis, cuando dejó de haber procesos selectivos, lo que me condujo a meterme en la universidad a estudiar la carrera para en un futuro poder opositar también a Gestión Procesal.

Una vez aprobada esta especialidad, ahora preparas Tramitación Procesal. ¿Cuál es la motivación para optar a una plaza en una categoría inferior?

Primero hay que decir que las oposiciones de Justicia , en lo que a los Cuerpos Generales se refiere, comparten gran cantidad de temario y por ejemplo Auxilio y Tramitación es casi el mismo. Así que al preparar Gestión Procesal apenas supone un esfuerzo estudiar Tramitación y Auxilio.

Además en esta última convocatoria se eliminó la prueba de mecanografía, poniendo en su lugar una prueba teórica sobre Microsoft Word que luego resultó ser bastante asequible. Cuando hicimos todas las pruebas de Tramitación aún no sabía que tenía Gestión aprobada, por lo que no podía dejar escapar esa oportunidad.

¿Hay otros opositores o ex-opositores en tu entorno que te hayan motivado a tomar la decisión de opositar?

De mi primera convocatoria, en 2010/2011, he mantenido contacto con dos compañeras: Mari Ángeles y Olga. Ellas aprobaron en aquel año y siempre me han animado a seguir, han sido de mucha ayuda. Es más, a día de hoy mientras tomamos posesión estoy trabajando de interino en el mismo juzgado que Mari Ángeles -La Mari-, que me ha apadrinado. Y Olga está en el juzgado de al lado. Entre las dos me ayudan mucho, sobre todo al principio que estaba bastante perdido. Y en esta última convocatoria hemos hecho un gran grupo de opositores, al que llamamos La Jaula. Así es como llamábamos a la biblioteca de la Universidad, donde cada día pasábamos tantas horas y nos ayudábamos entre nosotros, no había rivalidad. Muchos hemos aprobado.

Nos ayudábamos entre nosotros, no había rivalidad. Muchos hemos aprobado.

Durante su preparación, para Safiani fue muy importante la buena relación con otros compañeros opositores.

La vida de Safiani como opositor

¿Cuál era tu rutina diaria como opositor?

Mi rutina era bastante simple: llevaba a mi hija al colegio y tras ello ponía dirección a la universidad donde pasaba todo el día. Incluso comía allí, bien en el comedor con los estudiantes o me llevaba algo de casa. Estudiaba normalmente seis días a la semana, salvo en fechas cercanas a los exámenes que no descansaba. Daban igual festivos, fines de semana o Navidad. Al final eran unas 8-10 horas diarias, llegando a echar 12 o 13. También hacia deporte, balonmano o iba al gimnasio, pero al final lo dejé todo y sólo me dedicaba a estudiar.

Tras aprobar Gestión Procesal, ¿has cambiado tu rutina o métodos de estudio al iniciarte con la preparación de Tramitación?

Como ya tenía todos los exámenes hechos no había nada que estudiar. Eso sí, para el cuerpo de Auxilio Judicial no estudio ni voy a estudiar. Acabé harto y además eché la instancia por Cataluña siendo yo de Almería, por lo que no tiene sentido siquiera que vaya al examen.

¿Qué mito te gustaría desmontar sobre los opositores?

Pues lo típico, el de alguien que conoce a otro alguien que aprobó tal oposición estudiando sólo las tardes de unos pocos meses. Eso sólo sería posible en la docencia, teniendo mucha puntuación de méritos y teniendo mucha suerte en “las bolas”. Para el resto de oposiciones es trabajo, voluntad y más trabajo.

Respecto a la oposición de Gestión: ¿qué temas te gustaron más y cuáles menos?

Los temas de Procesal me gustaban más, porque al final es lo más parecido al trabajo que desempeñamos. Los que menos pues Unión europea, Registro Civil, Concursal, la Ley de Bases de Régimen Local…

¿Qué ejercicio consideraste más interesante?

El supuesto práctico, sobre todo porque es el que cribó a mucha gente debido a su dificultad y nos acercó a la plaza. El primer test de 100 preguntas lo vi asequible, pero el práctico era complicado.

¿Y el más estresante?

El tercero, porque era la primera vez que se hacia de esta manera y nadie sabía, ni los preparadores, cómo iba a ser. Íbamos a ciegas y era el que daba la plaza. Además lo hicimos poco antes del confinamiento y eso hizo que no supiéramos las notas hasta el 2 de octubre, ¡imagínate el estrés!

¿Qué consejo darías a otros opositores a esta especialidad?

No hay consejos. Se trata de voluntad, sacrificio, convertir tu estudio en tu trabajo durante meses y años. Es eso, sacrificio. Puedes tener capacidad, pero sin esfuerzo no vale de nada. También hay que decir que no todo el mundo puede dedicar dos años en exclusiva a opositar. Yo gasté dos años de paro y mi mujer asumió todo en casa, yo solo llevaba a mi hija al cole y hacía la cena, lo demás nada de nada.

Se trata de voluntad, sacrificio y convertir tu estudio en tu trabajo durante meses y años. Es eso, sacrificio. Puedes tener capacidad, pero sin esfuerzo no vale de nada.

Safiani puso en pausa su vida durante dos años para centrar todos sus esfuerzos en conseguir una plaza.

¿Cuál de las dos oposiciones que has preparado consideras más sencilla, Gestión Procesal o Tramitación Procesal?

Al final son más o menos lo mismo, varían algunos temas específicos de Gestión, pero si le echas horas apenas lo notas. Pero sí es verdad que en esta convocatoria, al ser concurso-oposición, los que disponían de más puntos en el concurso tenían ventaja. Sobre todo interinos y Licenciados en Derecho.

Aunque en Gestión el concurso apenas ha valido en algún ámbito, en los demás hemos aprobado justos por plaza y en algunos ámbitos incluso hay plazas desiertas. Todo ello debido a la dificultad de las pruebas, que aunque en la primera de 100 preguntas era asequible llegar al 60%, no era tan sencillo lograrlo en el ejercicio práctico, y en la tercer prueba la corrección ha sido muy dura.

Sin embargo, en el cuerpo de Tramitación las tres pruebas han sido bastante fáciles, especialmente las dos últimas -ejercicio práctico y Word-, con lo que todo se va a decidir en la fase de concurso.

¿Cómo preparse la oposición?

¿Acudiste a una academia, trabajaste en grupo con otros opositores o fuiste un opositor solitario?

Fui a la Academia Francisco López en la modalidad online, porque era la que mejor se adaptaba a mi forma de estudiar. Y como te he dicho antes, con mi grupo de compañeros de La Jaula hacíamos descansos en los que cada uno comentaba qué estaba estudiando y nos aclarábamos dudas entre todos.

¿Qué materiales y técnicas empleaste para preparar tu oposición? ¿Evolucionaron con el paso del tiempo?

Con respecto a materiales: el temario y los tests de mi preparador Francisco López. A mayores cada semana llevaba un número de temas, el cual iba aumentando cada vez que le daba una vuelta al temario. El fin de semana lo dedicaba a la evaluación y hacía las preguntas referentes a la semana programada. Luego otro bloque de preguntas de todo el temario para repasar, así como supuestos prácticos y preparar las terceras pruebas de Gestión y Tramitación. Pero esto último en los meses finales.

Evolucionar no evolucionaron, pero sí es verdad que al final todo lo hacía mucho más rápido. También hacía mucha cantidad de tests diarios, llegando incluso a repasar muchos temas solo con test y la ley al lado.

Volviendo la vista atrás, ¿qué consejo te hubiera gustado recibir cuando empezaste a opositar?

Que me centrara sólo y exclusivamente en la oposición. Yo he aprobado en la OEP 2017/2018, pero en la de 2016 me quedé a muy poco. Creo que si hubiera hecho lo máximo la hubiera sacado, pero no lo sé.

La experiencia de OpositaTest

¿Cómo usaste OpositaTest en tu preparación?

En el móvil, la tablet, el pórtatil… En todos los dispositivos lo usaba. Hacía muchos tests: los de mi preparador, de otras academias y de OpositaTest. La herramienta de OpositaTest que corregía al responder me resultaba muy cómoda.

¿Cuál era la rutina diaria con la aplicación?

Después de repasar un tema hacía los tests de ese tema en la aplicación. Incluso muchos temas solo los estudiaba mediante tests, como Registro Civil, por ejemplo.

¿Recomendarías OpositaTest a otros opositores?

Sí, sin lugar a dudas. Es muy fácil de usar y te ayuda bastante, pero lo importante es el estudio, que no se olvide.

¿Cómo se plantea Safiani el futuro?

Has aprobado Gestión Procesal en el ámbito del Ministerio, ¿tienes en mente buscar el traslado a otra localidad en el futuro?

Sí, claro, en cuanto pueda concursaré para volver a Almería. Incluso buscaré comisiones de servicio u otros medios para volver lo antes posible, ya que tengo dos hijos y a mi mujer allí.

Cuando te presentes a las pruebas de Tramitación Procesal, ¿por qué ámbito lo harás?

Ya me presenté y también lo hice por ámbito Ministerio, así que si al final también saco tramitación jugaré con las dos plazas para poder volver antes a Almería, o quedarme lo más cerca posible.

¿Cómo celebraste tu aprobado en Gestión? ¿Tienes ya en mente cómo festejarías tu aprobado en Tramitación?

Pues estaba en el despacho del juzgado y en cuanto vi mi nombre en el PDF grité como un loco. Luego me fui a celebrarlo con otra compañera que también aprobó y después con mi familia, aunque con el toque de queda y demás restricciones tampoco fue mucha fiesta. Tramitación también lo celebraría si la saco, pero supongo que con menos euforia que Gestión.

Si pudieras dar un consejo a los futuros opositores que leerán esta entrevista, ¿cuál sería?

Que si tienen la posibilidad de opositar y tienen un entorno favorable, cosa muy importante, que se tiren a por todas. Y que luchen por ello, que al final el trabajo es recompensado.

Muchos otros otros opositores ya se han atrevido con nuestros cuestionarios, ¿tenéis curiosidad por lo que nos han contado? ¡Os esperan en la sección de entrevistas!

¿Quieres que te entrevistemos a ti también? Escríbenos a [email protected] y nos pondremos en contacto contigo.