¡Hola, opositores! Hoy participa en nuestra sección de entrevistas María Campos, que aprobó la oposición a Auxiliar Administrativo del Servicio Andaluz de Salud. La historia de María tiene ciertas particularidades, ya que compatibilizó su preparación con recibir tratamiento contra el cáncer de mama.

¿Queréis conocer su experiencia y cómo afrontó la oposición en ese momento tan específico? ¡Dentro entrevista!

¿Cómo tomó María Campos la decisión de opositar?

¿A lo largo de la vida cuándo piensas por primera vez en opositar y
por qué?

Termino FPII con 19 años y lo típico, empiezas a buscar trabajo, y como no
tienes experiencia, no te contratan o lo que encuentras ni es lo que ha estudiado, muchas horas y poco dinero al final de mes. Ahí empiezas a ver la posibilidad de ser funcionario. Además en mi familia ya tenía funcionarios, así que eso estaba ahí.

Empezaste a opositar mientras recibías tratamiento para un cáncer de mama, ¿qué te lleva a preparar la oposición en ese momento concreto?

Bueno, me detectan el cáncer de mama en septiembre 2017 y entre pruebas y demás empiezo el tratamiento en noviembre de ese mismo año. Por entonces yo estaba trabajando como Auxiliar Administrativo en el Centro de Salud de Las Lagunas (Mijas), a 25 kms de mi domicilio actual. Y una de las primeras cosas que me dice mi oncóloga es “te quiero ya de baja, ni pienses en ir a trabajar y menos donde estás. Microbio que pase por allí, lo vas a coger”.

Y lo primero que pensé fue “ostras y ahora….¿qué hago todo el día en casa?. Y mi marido que también trabaja en el SAS como peón y suele estar o de mañana o de tarde…» me quedé en blanco. Hasta que en la segunda consulta con mi oncóloga me comentó que buscara algo en lo que estar ocupada. Actividades que fueran con grupos de personas estaban prohibidas. Actividades al aire libre sí podía hacerlas.

Entonces me dije a mí misma, «siempre me ando quejando que no tengo tiempo de estudiar y los exámenes están diciendo que son en 2019. Un cáncer no me va a parar, y menos me va a dejar desaprovechar el gran número de plazas que hay».

Así que decidí hacerlo como cuando estaba en el Instituto o en la Universidad: tomármelo como si la oposición fuera esa asignatura que nos queda pendiente en septiembre y que vamos a por ella, porque es la última que nos queda para terminar. Y eso hice.

¿Por qué elegiste Auxiliar Administrativo del Servicio Andaluz de Salud (SAS)?

Bueno, en realidad me he presentado a 3 categorías: Celador, Administrativo y Auxiliar Administrativo. He aprobado Celador y Auxiliar Administrativo. Pero plaza solo he sacado en Auxiliar Administrativo, ya que de Celador me faltó sumar algo más del concurso.

¿Ejercías ya dentro del SAS pero sin plaza fija?

Sí. Trabajo en el SAS como Auxiliar Administrativo desde julio de 2003, siempre con nombramientos de corta duración. Y con una interinidad desde junio de 2017, que es un nombramiento de larga duración. Igual que sucede en todas las categorías y a todos los compañeros.

¿Hay otros opositores o ex-opositores en tu entorno que te hayan
motivado a tomar la decisión de opositar?

Bueno yo siempre he estudiado mejor en grupo que sola, la verdad. Se resuelven mejor dudas y se plantean preguntas que a ti no se te ocurren. En mi caso mi grupo estaba formado por Virginia, mi compañera y amiga del C.S. Las Lagunas (que se ha quedado a puertas de coger plaza), mi amiga eterna Toñi (que ha cogido plaza) y mi marido que se ha presentado a la categoría de Peón (y también ha cogido plaza).

Decidí hacerlo como cuando estaba en el Instituto o en la Universidad: tomármelo como si la oposición fuera esa asignatura que nos queda pendiente en septiembre y que vamos a por ella, porque es la última que nos queda para terminar.

María Campos sobre la decisión de opositar mientras recibía tratamiento contra el cáncer de mama

Esta era la rutina de María durante la oposición a Auxiliar Administrativo del SAS

¿Cuál era tu rutina diaria como opositora?


Muy fácil. Primero no agobiarse y plantearlo con una asignatura de Instituto o Universidad. Me levantaba a eso de las 8, desayunaba, recogía la casa y me iba a pasear todos los días. Esto es muy importante para cualquier cáncer.

Y luego sobre la una de la tarde o antes, ya estaba en casa. Hacía la comida del día y las tardes eran en exclusiva para mis estudios. Una hora, 2 horas, 4 horas. Todo dependía de cómo estuviera ese día. Mi cuerpo me decía cuando parar. Y claro, sabiendo que iba a parar algún que otro día, estudiar de lunes a domingo

¿Qué influencia tuvo el tratamiento médico en tu organización como opositora?


El día que toca tratamiento, que en mi caso la quimio era cada 21 días, estás en el hospital desde antes de las 8 hasta incluso por la tarde. Todo depende de cómo está tu analítica y a la hora que entras en la consulta de oncología. Así que pasé horas allí para aburrir, y me llevaba algunos apuntes para aprovechar. La oposición me ayudó a no pensar en lo que me estaba ocurriendo y concentrar mis pensamientos en un objetivo positivo que era ser funcionaria con plaza fija.

Me marqué mi objetivo y no dejé que esos días malos que tuve me desviaran. Ojo, mi otro objetivo y el más principal era curarme. Eso era lo primero. Pero la mente en estos casos hay que ocuparla con algo y no estar todo el día hablando de la enfermedad. Por más vueltas que le das, la enfermedad está ahí y no debemos de dejar que gobierne nuestros días. Y por supuesto, hacer caso a pies juntillas a los profesionales sanitarios, que están ahí para ayudarnos a seguir sanos y vivos.

Mi oncóloga es una persona muy positiva, a ella le cuento todo lo malo y lo bueno que me pasa. Y la verdad, aparte de mi enfermedad, mi racha buena está ahí. Tengo hasta un informe de ella, que puso que había aprobado la plaza. Imaginaros como es ella.

¿La cambiaste en las fechas previas a los exámenes?

Supongo que os referís a si cambié fechas de tratamiento. No hizo falta. Yo terminé mi quimio en mayo de 2018, me operan, me dieron radioterapia en julio de 2018 y ya en noviembre de 2018 el inspector del INSS me dio el alta. Los exámenes de Auxiliar Administrativo los hicimos el 9 de abril de 2019. Mi tratamiento en esos momentos consistía en ir cada 3 meses a la consulta de oncología junto con una pastilla diaria y estaba perfecta.

Teniendo en cuenta las circunstancias en las que preparaste las pruebas, ¿acudiste al examen con la seguridad de que aprobarías o te veías repitiendo examen en la siguiente convocatoria?

Mi pensamiento era positivo. Había estudiado mucho. Iba por mi plaza. Como ya he dicho, era mi meta.

La oposición me ayudó a no pensar en lo que me estaba ocurriendo y concentrar mis pensamientos en un objetivo positivo que era ser funcionaria con plaza fija.

María explica una de sus motivaciones para la preparación de Auxiliar Administrativo del SAS

Sobre la oposición a Auxiliar Administrativo del SAS…

¿Qué temas te gustaron más y cuáles menos?

Esta es muy fácil de contestar. Los temas que tienen que ver con PERSONAL son los que más me gustan. Me resultan fáciles de asimilar y además son cosas que cuando estás trabajando todos deberíamos saber, sobretodo porque son derechos del trabajador. Muchos de mis compañeros muchas veces no saben ni cuántos días de vacaciones tienen al año.


Los que menos, todos los que tienen que ver con la Ley 39 y 40/2015. Me cuesta mucho memorizar tantos plazos, pero bueno, ahí están y entra en temario.

¿Qué ejercicio consideraste más interesante?

El SAS siempre los hace de la misma forma: 100 preguntas (más 3 de reserva) parte teórica y 50 preguntas parte práctica. Y en esta categoría y en la de Administrativo no se diferencia mucho una parte de otra. Mezclan mucho todos los temas. Pero si me tengo que quedar con una parte, me quedo con la parte práctica, y además puntúa el doble.

¿Te resultó más difícil el cuestionario teórico o el cuestionario práctico?

A mí y al resto, nos pasó que salimos muy enfadados, disgustados y cabreados, porque nos hicieron muchas preguntas, tanto en la parte teórica como práctica, de temario que no estaba para esta categoría, sino para Administrativo.

De hecho fue más difícil el examen para Auxiliar Administrativo que para Administrativo. No fue fácil, ni un examen normalito para estabilizar a casi todo el personal, como nos dijeron. Y muchos compañeros se confiaron y no estudiaron pensando que iba a ser muy fácil y no fue así.

¿Qué consejo darías a otros opositores a Auxiliar Administrativos del SAS?

Pues les digo lo mismo que a mi grupo de alumnas, que no se agobien, que se lo tomen igual que cuando estaban estudiando en el Instituto. No se trata de estudiar 4 horas diarias, sino de hacer un estudio de calidad, no de cantidad. Es preferible estar menos tiempo, pero que se retenga, a echar muchas horas y no retener nada. Y eso agobia más, porque ves que no te cunde todo lo que tenías pensado.

Y a aquellos que ya son de cierta edad, con pareja, hijos, etc., que busquen su hueco en casa, en una biblioteca o parecido y su tiempo. De tal hora a tal hora, para estudiar sin distracciones y sin pensar en lo que hay que hacer o hemos dejado de hacer. La recompensa viene al final de todo esto.

Muchos dicen que esta es una oposición “fácil”, ¿estás de acuerdo con esta afirmación?

Ya lo he dicho antes. Para nada. Es igual de “fácil” que las demás. Hay que
estudiar y estudiar. No queda otra.

¿Acudiste a una academia, trabajaste en grupo con otros opositores o fuiste una opositora solitaria?

Los sindicatos organizaron cursos para preparar las oposiciones, pero en esos momentos estaba yo con la quimio y no podía acudir a un sitio en el que hubiera un grupo grande de personas. Así que mi amiga Virginia era la que iba y me pasaba los temas por correo electrónico.

Lo que hice fue coger los temas del sindicato, los libros de una editorial de la convocatoria anterior que tenía en casa, la normativa por Internet, lo junté todo y fui haciéndome mi temario propio. Temario que iba cambiando a medida que hacían cualquier modificación. Por ejemplo, pilló que cambiaron la LOPD en diciembre y a los 4 meses nos examinamos. No preguntaron nada, creo que a cosa hecha….pero ahí estaba ya la nueva ley.

Estos apuntes, actualizados a día de hoy son los que utilizo para dar mis clases.

A aquellos que ya son de cierta edad, con pareja, hijos, etc. les recomiendo que busquen su hueco en casa, en una biblioteca o parecido, y su tiempo para estudiar sin distracciones y sin pensar en lo que hay que hacer o hemos dejado de hacer.

El consejo de María para los opositores con familia o responsabilidades ajenas a la oposición

¿Qué materiales y técnicas empleaste para preparar tu oposición ¿Evolucionaron con el paso del tiempo?

Yo tengo memoria fotográfica. Así que mis apuntes están llenos de esquemas, dibujos y pequeños resúmenes. Por eso, vuestros esquemas me han venido tan bien. Mil gracias por ellos.

Después, como me cuesta memorizar, soy de leer escribiendo al mismo tiempo. Hice mis apuntes primero a mano y luego los pasaba a Word, así que era como hacerlos por triplicado, porque luego vas viendo fallos, añadiendo, quitando, actualizando, etc.

Y sí, esos apuntes han evolucionado más aún, ya que son los que utilizo para mis alumnas. Son los que tienen ellas en formato pdf. No utilizamos libros en clase de ninguna editorial.

Volviendo la vista atrás, ¿qué frase desearías no haber escuchado durante tu época de opositora?

“¡¿Cómo se te ocurre estudiar ahora una oposición con lo que tienes encima?!”

Tengo un grupo de WhatsApp con mis alumnas al que le puse como nombre QMPF (que significa: Quiero Mi Plaza Fija). Todo con ánimos y siendo positivas desde el primer momento.

María explica la importancia de una actitud positiva en relación a su grupo de estudio para las oposiciones al SAS

Ahora, con la oposición ya aprobada, preparas a otros aspirantes para superar el acceso a Auxiliar Administrativo del SAS. Cuéntanos cómo es una de tus sesiones de estudio/preparación.


Bueno esto iban a ser 4 compañeras en el salón de mi casa,… la voz se corrió… y tengo en la actualidad 15 personas.

No quería un grupo grande, porque el alumno se dispersa y distrae más. Aquí estamos como en familia. Alquilo un aula por horas en las instalaciones de una academia de Málaga. Allí doy las clases en horario de 4 a 8 de la tarde los lunes.

Antes eran 3 horas, pero por la COVID-19 y el tema de guardar distancias, he tenido que dividir el grupo en dos: uno con 8 personas y otro con 7 personas. El primer grupo lo tengo de 4 a 6 y el siguiente de 6 a 8. Así van las 15 a la par, y todas a una.

La materia que imparto es para dos categorías: Auxiliar Administrativo y Administrativo, ya que, ambas categorías comparten mucho temario. Administrativo tiene solo 10 temas más. Y como yo me estoy preparando también para Administrativo, pues ellas conmigo y a por la plaza fija.


Tengo un grupo de WhatsApp al que le puse como nombre QMPF (que significa: Quiero Mi Plaza Fija). Todo con ánimos y siendo positivas desde el primer momento. En el WhatsApp cualquier cuestión o cambio de clase, lo ponemos por ahí. O si sale alguna normativa o noticia nueva, igual.

Y en clase tengo un portátil con proyector, les pongo los temas en dispositivas para que no se aburran mucho, estén más atentas y siempre con los apuntes por delante. Es un no parar durante las 2 horas que dura ahora la clase. Y cualquier duda, la resolvemos en ese momento.

Luego uno de los lunes, sin avisar, les pongo un examen de 40 preguntas sobre temario ya dado en clase, para que vayan practicando y se vayan viendo ellas mismas cómo van con los estudios.

Ya están diciendo que en marzo de 2021 habrá convocatoria y exámenes a partir de septiembre de 2021. Y si esto es cierto, tenemos un año por delante. Tiempo suficiente.

La experiencia de María con OpositaTest

¿Cómo usaste OpositaTest en tu preparación?

Los esquemas son geniales. Para mí para memorizar y ver de un vistazo un tema es genial. Tengo muchos de ellos incorporados en mis apuntes.

¿Te resultaron útiles los esquemas y recursos de estudio de esta especialidad?

Sí. Ya os he dicho que tengo memoria fotográfica y a mí me ayudan mucho a la hora de situarme en un tema y verlo de forma global.

¿Recomendarías OpositaTest a otros opositores?

Ya lo he hecho y sigo haciéndolo.

El futuro de María como funcionaria del Servicio Andaluz de Salud

¿Qué estabas haciendo cuando recibiste la noticia de tu aprobado?

Pues estaba en el puesto de información del Centro de Salud de Las Lagunas, hablando con un usuario por teléfono. Le dije a mi compañera que me sustituyera y me fui al ordenador del despacho a ver el listado por Internet. Hasta que no te ves en el listado, no te lo crees.

¿Quién fue la primera persona con la que compartiste la buena
noticia?

Mi marido y a continuación mis padres. Y luego al resto de mi familia. El año de mi enfermedad ha sido duro también para todos ellos.

¿Cómo lo celebraste?


Pues los listados salieron a mediados de febrero de 2020 y mi cumple es justo el 28 de febrero. Así que lo celebré todo junto el mismo día en el Parador de Gibralfaro de Málaga, con mi marido y mis padres.

Si pudieras dar un consejo a los futuros opositores que leerán esta
entrevista, ¿cuál sería?

Que no se aburran. Que no piensen que no tienen posibilidades. Que el que no tiene posibilidades de aprobar es aquel que no se las prepara. Y que si esta vez no ha sido posible, la próxima. Hasta conseguirla. Y que se puede.


Muchos otros otros opositores ya se han atrevido con nuestros cuestionarios, ¿tenéis curiosidad por lo que nos han contado? ¡Os esperan en la sección de entrevistas!

¿Quieres que te entrevistemos a ti también? Escríbenos a [email protected] y nos pondremos en contacto contigo.

Únete ya a nuestro Grupo de Facebook «Objetivo Oposiciones Junta de Andalucía» y mantente siempre al día de la actualidad en nuestro canal especializado de Telegram.