¡Hola, opositores! ¿Sabéis cuáles son las funciones de un Ayudante de Instituciones Penitenciarias? En este artículo analizamos las distintas tareas que pueden desarrollar en función del puesto que desempeñen.

¡Seguid leyendo si queréis conocerlas todas!


¡No os perdáis ni una convocatoria!

Registraos gratis y os avisaremos por email de todas las fechas clave.


¿Dónde se regulan las funciones del Ayudante de Instituciones Penitenciarias?

Para analizar las funciones de un Ayudante de Instituciones Penitenciarias, debemos tener en cuenta tres normas fundamentales:

  • La Ley 36/1977, de 23 de mayo, de ordenación de los Cuerpos Especiales Penitenciarios y de creación del Cuerpo de Ayudantes de Instituciones Penitenciarias
  • El Reglamento Penitenciario de 1981 (RD 1201/1981)
  • El Reglamento Penitenciario de 1996 (RD 190/1996)

Por tanto, de acuerdo con esta normativa, pasamos a analizar qué hace un Ayudante de Instituciones Penitenciarias en su trabajo diario.

Funciones del Ayudante de Instituciones Penitenciarias

Con carácter general, podemos decir que las funciones del Ayudante de Instituciones Penitenciarias consisten en realizar tareas de vigilancia y control, así como determinadas labores administrativas, dentro del sistema de prisiones del Estado.

En este sentido, la citada Ley 36/1977 indica que corresponden a los funcionarios de este cuerpo las siguientes funciones:

  • Realizar las tareas de vigilancia y custodia interior en los establecimientos
  • Velar por la conducta y disciplina de los internos
  • Vigilar el aseo y limpieza de la población reclusa y de los locales
  • Aportar al Equipo de Observación y Juntas de Tratamiento los datos obtenidos por observación directa del comportamiento de los internos
  • Participar en las tareas reeducadoras y de rehabilitación de los internos, materializando las orientaciones del Equipo de Observación o Juntas de Tratamiento
  • Desarrollar las tareas administrativas de colaboración o trámite precisos
  • Cumplir las instrucciones que reciban de sus Superiores y cualesquiera otras tareas que, en razón de su servicio específico les sean encomendadas

No obstante, las tareas específicas que corresponden a cada funcionario van a depender de su área de trabajo y del puesto concreto que desempeñen, como veremos en los siguientes dos apartados:

Áreas de trabajo de los Ayudantes de Instituciones Penitenciarias

Como quizás ya sabréis, las funciones de los Ayudantes de Instituciones Penitenciarias son muy distintas según el área de la prisión a la que estén destinados.

Así, fundamentalmente, suele distinguirse entre el trabajo de vigilancia y el de oficina. No obstante, también existen otras áreas, que se denominan mixtas, donde se realizan funciones parcialmente diferentes, como ahora veremos. Por tanto:

  • Las tareas de vigilancia son las que habitualmente identificamos con el cuerpo de Ayudantes. Se refieren, de este modo, a tareas de control y vigilancia de los internos. A su vez, esta área de trabajo se divide en dos tipos de puestos:
    • Vigilancia I (V1). Se refiere a aquellos puestos que tienen un mayor contacto con los internos e internas, de forma directa y habitual. Por tanto, realizan tareas de vigilancia directa, recuentos, apertura y cierre de puertas, etc. Por el tipo de trabajo, estos funcionarios disfrutan de más días libres y, habitualmente, de un sueldo más elevado que los de V2
    • Vigilancia II (V2). Aquí se encuadran los puestos que tienen atribuidas tareas de vigilancia con menor contacto con las personas internadas. Por ejemplo, será el caso de los funcionarios que trabajan en áreas como el control de acceso a la prisión, cocina, comunicaciones, recepción de envíos, etc.
  • Oficinas. Se trata de puestos puramente administrativos, relacionados con la gestión burocrática de la prisión. Estos puestos no implican contacto directo con los internos e internas y sus horarios son equiparables a los de otros funcionarios del Estado en tareas similares. Debido e allo, suelen trabajar de lunes a viernes, en horario intensivo de 8 a 15 horas
  • Áreas mixtas. Se trata de determinados puestos en los que existe un cierto contacto con los internos, pero no es equiparable a los de vigilancia. Así, se incluyen aquí los Ayudantes de Instituciones Penitenciarias que desempeñan sus funciones en los economatos, servicios de vestuario, reparaciones, sectores laborales, etc., en tareas vinculadas con la reinserción social de los internos

Tareas según el puesto desempeñado

Como ya explicamos en el artículo sobre el sueldo de Ayudante de Instituciones Penitenciarias, en este cuerpo pueden ocuparse puestos de distinto tipo y nivel. Por tanto, las tareas o funciones a desarrollar también van a ser diferentes.

De forma muy resumida, las funciones más importantes de cada tipo de puesto son las siguientes:

  • Jefe de Servicios (nivel 22). El Reglamento Penitenciario enumera detalladamente todas las funciones de estos puestos, entre las que destacan las siguientes:
    • Supervisión de la disciplina general del centro
    • Coordinación y orientación de los funcionarios en tareas de vigilancia
    • Realizar tareas burocráticas propias de la oficina de jefatura de servicios
    • Mantener informada a la dirección del centro y despachar periódicamente con el Director o Directora
  • Jefe de Gabinete del Director (nivel 21). Además de las tareas que pueda delegarle el Director o Directora, se encarga de tareas de coordinación e informe en materia de recursos humanos
  • Educador (nivel 21). Mantiene un contacto directo con los internos para desarrollar programas de intervención y tratamiento. Además, elabora informes y propuestas en relación con dichos programas, y orienta a las personas internadas
  • Coordinador de Servicios de Interior (nivel 19). Como su nombre indica, se encarga de coordinar todas las actividades que se desarrollan en el centro penitenciario. Se incluyen aquí tanto las actividades cotidianas de la prisión, como los movimientos de internos o el traslado de funcionarios a distintos servicios
  • Jefe Área Mixta (nivel 19). Le corresponde el control y organización de los servicios que hemos mencionado al hablar del área mixta
  • Jefe de Oficinas (nivel 19). Se encarga de la coordinación de las diversas tareas y personal de oficinas, desempeñando la jefatura del servicio
  • Oficinas (nivel 16). Las funciones de estos Ayudantes son las que hemos visto en el apartado anterior, al analizar las distintas áreas de la prisión
  • Vigilancia I (nivel 16). Aquí se incluyen las tareas de vigilancia directa de las personas internadas, tal y como hemos indicado al hablar de las áreas de trabajo
  • Vigilancia II (nivel 16). Como veíamos, estos funcionarios se encargan de la vigilancia en áreas de menor contacto con los internos. Por tanto, suelen destinarse a controles de acceso, recepción de envíos, etc.

Como podéis ver, los distintos puestos tienen asignados diferentes niveles de complementos de destino, lo que se refleja en el salario a percibir. No obstante, también hay que tener en cuenta el complemento específico, que puede marcar la diferencia entre puestos del mismo nivel. Por ejemplo, los funcionarios de Vigilancia I ganan más que los de Vigilancia II, a pesar de compartir el nivel 16.

Ahora que ya conocéis un poco mejor las funciones del Ayudante de Instituciones Penitenciarias, ¿os gustaría preparar esta oposición? Sin duda, se trata de un proceso selectivo con buena oferta de plazas y unos exámenes relativamente asequibles, que os permitirá acceder a puestos que tienen unas retribuciones bastante atractivas.

Únete ya a nuestro Grupo de Facebook «Objetivo Ayudantes de Instituciones Penitenciarias» y mantente siempre al día de tu oposición a través de nuestro canal de Telegram especializado.

El equipo de OpositaTest

www.opositatest.com