¡Hola, opositores! ¿Sabéis qué es una RPT (Relación de Puestos de Trabajo)? Como veréis en esta entrada, es un instrumento fundamental para la gestión del personal de las distintas administraciones públicas.

¡Seguid leyendo para conocer todos los detalles!


¿No tienes claro a qué opositar? ¡Te ayudamos a conocer qué oposición se adapta mejor a ti!

Regístrate gratis en el botón y escríbenos a [email protected] para que podamos orientarte.


RPT: ¿qué es una Relación de Puestos de Trabajo?

De forma muy sencilla, podemos decir que la RPT o Relación de Puestos de Trabajo es el instrumento técnico a través del que una administración realiza la ordenación de su personal.

En la práctica, esto se refleja en un documento que aprueba cada entidad y en el que se recogen, entre otras cuestiones, las siguientes:

  • Estructura de plazas y puestos de la administración
  • Requisitos para ocuparlos
  • Sistemas de provisión
  • Situación de ocupación de cada plaza o puesto
  • Nivel de complemento específico y de destino que correspondan al puesto y otra información económica

Algunas de las normas que regulan qué es una RPT y qué requisitos deben cumplir son las siguientes:

  • Ley 30/1984, de 2 de agosto, de medidas para la reforma de la Función Pública (LMRFP), artículo 15
  • Texto Refundido de la Ley del Estatuto Básico del Empleado Público (TREBEP), artículo 74
  • Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local (LRBRL), artículo 90

Diferencia entre plantilla y Relación de Puestos de Trabajo

Aunque a veces puedan confundirse, si analizamos en detalle qué es una Relación de Puestos de Trabajo (RPT), vemos claramente que no equivale a una plantilla. Sin duda, esta confusión está relacionada con la que existe entre los conceptos de plaza y puesto de trabajo.

En este sentido:

  • Las plantillas reflejan únicamente plazas, y no puestos de trabajo. Así, como ya sabréis, las plazas son aquellas que se convocan en los procesos selectivos de oposiciones o concursos-oposiciones. En el caso de los funcionarios, se estructuran en cuerpos, escalas, subescalas, clases y categorías
  • Por su parte, los puestos de trabajo reflejan la organización interna de una administración determinada. Por tanto, a cada puesto le corresponderán determinadas responsabilidades y tareas específicas, que tendrán su reflejo en la RPT

Así, por poner un ejemplo, una administración determinada puede contar con una plantilla de 100 plazas de Administrativos. Sin embargo, estos trabajadores podrían ocupar puestos de trabajo de distintas características y con funciones también diversas. Por ejemplo, 10 de ellos podrían tener puestos de jefes de unidad, con mayores responsabilidades y retribuciones.

De este modo, la Relación de Puestos de Trabajo nos permite conocer más en detalle cómo se organiza internamente una determinada administración.

¿Cómo se elabora una RPT?

Sin duda, el proceso de elaboración de una RPT puede ser bastante complejo, sobre todo en las organizaciones de mayor tamaño. Por ello, en la mayoría de ocasiones, la administración recurre a los servicios de una consultora externa para ayudarle en esta labor.

En este sentido, si se quiere que la Relación de Puestos de Trabajo sea un instrumento útil para la gestión diaria, debe dedicarse mucho tiempo y esfuerzo a diseñarla.

De este modo, las principales tareas que conlleva un proceso de este tipo serían las siguientes:

  • Determinar cuál sería la organización ideal de una determinada entidad administrativa, sobre la base de las funciones y competencias que tenga atribuidas
  • Modular las conclusiones del paso anterior en función de las limitaciones presupuestarias y la organización actual de la entidad
  • Definir las tareas y responsabilidades de cada puesto
  • Valorar los distintos puestos de trabajo, en función de diversos criterios. Entre otros, suele tenerse en cuenta los siguientes:
    • Nivel de responsabilidad
    • Titulación académica requerida y otra formación complementaria
    • Experiencia necesaria para desempeñarlo
    • Nivel de peligrosidad o penosidad de las tareas
    • Esfuerzo físico requerido
    • Régimen de dedicación que se exige (dedicación parcial o exclusiva)
  • Negociación de la propuesta de RPT con los representantes de los trabajadores, tal y como exige el TREBEP
  • Aprobación de la RPT, que veremos en el siguiente apartado
  • Publicación de la Relación de Puestos de Trabajo en el diario oficial que corresponda (BOE, diario autonómico o boletines provinciales)

¿Quién aprueba la Relación de Puestos de Trabajo?

Una vez que sabemos qué es la RPT y cómo se elabora, el último paso será su aprobación formal. En este sentido, para determinar quién aprueba la RPT habrá que acudir a la normativa específica de cada administración territorial.

De este modo, y con carácter general, tenemos los siguientes casos:

  • Dentro de la Administración del Estado, su aprobación compete al Gobierno, a través de la Comisión Ejecutiva de la Comisión Interministerial de Retribuciones. Se publican en el BOE
  • En las Comunidades Autónomas, la competencia suele recaer en los respectivos Consejos de Gobierno. Estas RPT se publican en el Diario Oficial de cada comunidad
  • Finalmente, en las Entidades Locales, la aprobación de la RPT corresponde al Pleno del Ayuntamiento. No obstante, en los municipios de gran población se atribuye a la Junta de Gobierno Local. En cualquier caso, debe publicarse en el Boletín Oficial de la Provincia que corresponda en cada ámbito territorial

Ahora que ya sabéis qué es la RPT (Relación de Puestos de Trabajo), seguro que os resulta más fácil comprender la estructura interna de cualquier administración. Como habéis visto, se trata de un instrumento esencial para la gestión de personal y puede servir de base para la asignación de retribuciones, por lo que puede ser fuente de conflictos en muchas ocasiones.

El equipo de OpositaTest

www.opositatest.com