¡Hola, opositores! En esta entrada os explicamos cómo estudiar el Código Penal desde cero para conseguir buenos resultados en cualquier oposición. De este modo, aprenderéis a organizar vuestra jornada de trabajo y a aplicar las técnicas de estudio más eficaces para dominar este tipo de contenidos jurídicos.

¡Seguid leyendo si queréis conocer todos los detalles!

Cómo estudiar el Código Penal: objetivos y organización

Cuando nos planteamos cómo estudiar el Código Penal, es importante que tengamos claros los objetivos específicos que queremos alcanzar. En este sentido, no es igual el volumen de contenidos y el nivel de exigencia en oposiciones como las de Policía Nacional que en otras como las de Juez, Fiscal, Letrado de la Administración de Justicia o similares.

Por tanto, la forma de afrontar el estudio y el número de horas necesarias serán muy distintas.

En cualquier caso, hay una serie de recomendaciones iniciales que podréis aplicar en todos los casos:

  • Es imprescindible reunir todos los materiales necesarios antes de comenzar el estudio, tal y como recomienda el método Kaizen. Por tanto, nos referimos a cuestiones como el temario, esquemas, test de autoevaluación, etc. Por supuesto, también deberíais disponer del texto legal completo del Código Penal, aunque no tengáis que memorizar todo su contenido.
  • Definid claramente los objetivos. Poned por escrito el número de temas que incluyen contenidos relativos al Código Penal o, directamente, las secciones del texto legal que tengáis que memorizar. Canto más específicos sean los objetivos, mejor.
  • Marcad tiempos para conseguir los objetivos. En función de cuánto tiempo diario podáis disponer para estudiar, así como de la fecha de examen si ya la conocéis, podréis marcaros límites temporales para memorizar cada contenido. Así, esto os ayudará a controlar vuestro avance y, además, puede serviros como motivación extra.

Cómo estudiar el Código Penal español paso a paso

Entrando ya de lleno en la cuestión de cómo estudiar el Código Penal, podemos plantearnos una estrategia paso a paso como la siguiente:

  • Primera lectura. Aquí se trata simplemente de hacer una lectura inicial del tema correspondiente y/o del título o capítulo del Código Penal relacionado. No se trata todavía, por tanto, de memorizar el contenido, sino de comprender todos los conceptos y extraer ciertas ideas generales. No obstante, sí es el momento de resolver cualquier duda que pueda impediros avanzar posteriormente.
  • Subrayado. En la siguiente lectura es muy recomendable que hagáis un subrayado de los aspectos más importantes del tema o sección. En este sentido, podéis utilizar diversos colores para jerarquizar las ideas o diferenciar contenidos. De todos modos, procurad no abusar de la técnica del subrayado, para que esta no pierda su objetivo.
  • Memorización. Este es el núcleo del estudio, cuando debéis poner la máxima atención para retener la información esencial del tema o capítulo de que se trate. Aunque no existen trucos para estudiar el Código Penal, sí hay ciertos consejos y técnicas que pueden resultaros útiles. Así, podemos mencionar los siguientes aspectos:
    • Tratad de relacionar conceptos entre los distintos temas y secciones. Además, siempre que sea posible, enlazad los contenidos con noticias de actualidad que, de algún modo, tengan que ver con delitos, penas u otras cuestiones similares. Sin duda, esto os ayudará a retener la información.
    • Para contenidos muy concretos, como estudiar las penas del Código Penal o números de artículo, podéis utilizar técnicas de memorización específicas. Por ejemplo, las populares reglas mnemotécnicas o el método del «Palacio de la Memoria» suelen dar buen resultado para estas cuestiones.
    • En cualquier caso, procurad que el tiempo de estudio sea siempre con la máxima concentración. Por tanto, es preferible que dediquéis poco tiempo pero que lo hagáis con intencionalidad, buscando un aprendizaje activo de la materia.
  • Repaso. Intercalar los repasos con el estudio de nuevos contenidos es una magnífica forma de asentar los temas en la memoria a largo plazo. No obstante, también debéis reservar un período final antes de los exámenes para hacer un repaso general de todo el programa.

Importancia de la autoevaluación al estudiar el Código Penal

Durante el proceso de estudio del Código Penal y, especialmente, en el tramo final, es fundamental que evaluéis vuestro rendimiento.

Por tanto, tened en cuenta las siguientes cuestiones:

  • A lo largo de la fase de memorización activa, dedicad alguna sesión a intentar explicar (o escribir) los contenidos sin consultar el temario (o el Código Penal). Esta es la base de la conocida como «Técnica Feynman». De este modo os daréis cuenta de vuestro nivel de memorización y detectaréis fácilmente aquellas secciones que necesitáis repasar.
  • Haced test de autoevaluación con regularidad. Así, aunque vuestra oposición no incluya cuestionarios tipo test, estos ejercicios os servirán para poner a prueba vuestro nivel de memorización. Además, podréis identificar errores de comprensión o fallos recurrentes.
  • Periódicamente, enfrentaros a algún examen de convocatorias anteriores. Para ello, tratad de reproducir fielmente las condiciones de la oposición, en cuanto al tiempo disponible y materiales permitidos.
  • Por supuesto, es muy importante que verifiquéis, semanal o mensualmente, si estáis o no cumpliendo los objetivos que os habíais marcado en el plan inicial. En su caso, haced los ajustes que sean precisos en vuestra estrategia.

Ahora que ya sabéis cómo estudiar el Código Penal, lo más importante es que pongáis en práctica lo aprendido y que adaptéis estas recomendaciones a vuestra situación particular. Así, con una buena planificación y un poco de constancia, podréis conseguir vuestro objetivo sin problemas.



El equipo de OpositaTest

www.opositatest.com