¡Hola, opositores! Hoy recibimos en nuestra sección de entrevistas a Pilar Martínez, Letrada de la Administración de Justicia.

En esta entrevista Pilar nos cuenta qué supuso presentarse a los exámenes de LAJ en plena pandemia por COVID-19. También comparte con nosotros sus consejos sobre la preparación o la rutina que seguía para estudiar día tras días.

¡Seguid leyendo para conocer mejor a Pilar!

¿Qué lleva a Pilar Martínez a opositar a LAJ?

¿De entre todas las oposiciones disponibles en el ámbito de la Justicia, por qué decantarse por Letrados de la Administración de Justicia?

Al terminar mi carrera sólo tenía claro que no quería opositar, sin embargo, tras empezar a trabajar en un despacho de abogados, recibiendo los consejos de otros abogados y abogadas, contándome las sombras y luces de la vida como tal, me anime a intentarlo.

Al principio no tenía claro a qué, incluso me decantaba por la oposición a Instituciones Penitenciarias, pero un día conocí a una Letrada de la Administración de Justicia que me explicó en qué consistía su trabajo y me encantó. En ese mismo momento tome la decisión de que quería dedicarme a eso.

Así era la vida de Pilar durante la oposición

Trabajabas a media jornada en un despacho de abogados mientras preparabas la oposición, ¿cómo recuerdas esa época como opositora?

La recuerdo con mucha nostalgia, por las mañanas iba al despacho y las tardes las dedicaba a estudiar. Me servía como válvula de escape, al poder relacionarme con otra gente y no estar todo el día sola y encerrada estudiando.

¿En qué momento decidiste apostar por la oposición a tiempo completo?

Tras presentarme en la convocatoria de 2017, en la que suspendí el oral por el tema 65 de procesal civil, exactamente, al quedarme en blanco en ese tema siendo incapaz de defenderlo, y no pudiendo continuar con el resto que sí podría haber cantado; decidí dedicar mi tiempo completo a opositar para poder conseguir mi plaza en la siguiente convocatoria.

¿Cuál era tu rutina diaria como opositora?

Yo estudiaba en casa, puesto que cantaba todos los temas en voz alta. Mi rutina consistía en levantarme a las ocho de la mañana, desayunaba y a las nueve me ponía a estudiar hasta la una y media aproximadamente que paraba a comer.

Después de comer descansaba un poco y ya a las cuatro y media volvía estudiar hasta que no podía más, normalmente hasta las diez de la noche, haciendo un descanso para la merienda y el café.

Así eran todos mis días, salvo el domingo que era mi día libre y los martes que a las 17.30 iba con mi preparador a cantar.

Recuerdo con mucha nostalgia la época en la que trabajaba y estudiaba. Por las mañanas iba al despacho y las tardes las dedicaba a estudiar. Me servía como válvula de escape, al poder relacionarme con otra gente y no estar todo el día sola y encerrada estudiando.

Pilar destaca que compaginar la preparación con el trabajo en un despacho de abogados era su válvula de escape

¿Cómo han influido en tu preparación las situaciones derivadas de la COVID-19, que te cogieron justo antes del tercer y último ejercicio?

Me presenté al segundo ejercicio en febrero, y en marzo paralizaron el examen por la situación pandémica, la verdad es que agradezco haber tenido el oral antes porque por lo menos no pase el confinamiento estudiando.

No obstante, anímicamente fue una época horrible, además de la situación que se estaba viviendo, tenía la preocupación de si se podría celebrar el tercer examen ese año, si para mis compañeros, al tener esos meses “extras”, supondría un mayor nivel en su oral y por tanto mayor número de aprobados y notas más altas.

Si bien, tuve muchísimo tiempo para preparar el tercero, estudiar bien la ley, poder hacer muchos casos prácticos y empezar a tener un conocimiento mucho más práctico de la teoría.

Durante el proceso de aprobar LAJ tuviste que enfrentarte a un suspenso y a grandes momentos de incertidumbre, ¿Cómo enfocaste estos contratiempos?

Los afronte de manera muy negativa, soy una persona que siempre ve el vaso medio vacío así que emocionalmente estaba muy agotada, triste, agobiada y desesperada. Si no hubiera sido por el apoyo de mi familia, de mis amigas y pareja que siempre creyeron en mí y me sostuvieron cuando ya no podía más, hubiera abandonado seguro.

¿Qué mito te gustaría desmontar sobre los opositores?

“Todo esfuerzo tiene su recompensa” o “El que la sigue la consigue”. Aunque no sea mi caso, sí tengo compañeras que han estudiado tanto o más que yo y sin embargo no han conseguido su plaza. Lo malo de las oposiciones es que estudias sin certeza, estudiar 10 o 12 horas diarias, siete días a la semana no te asegura el aprobado, ojalá fuera así. Estudias día tras día y año tras año sin saber si al final del camino obtendrás tu plazo o si por el contrario tendrás que plantearte otra opción de futuro.

Tenía la preocupación de si se podría celebrar el tercer examen ese año, si para mis compañeros, al tener esos meses “extras”, supondría un mayor nivel en su oral y por tanto mayor número de aprobados y notas más altas.

La COVID-19 supuso para Pilar Martínez una preocupación extra a la propia de preparar una oposición.

Sobre la oposición a Letrados de la Administración de Justicia (LAJ)

  • ¿Qué temas te gustaron más y cuáles menos? Mis temas favoritos son sin duda los relativos a la institución del matrimonio y los que menos me gustaban el 36 de Civil del registro y el 11 de Procesal Penal de las medidas tecnológicas
  • ¿Qué ejercicio consideraste más interesante? ¿Y el más estresante? El más interesante el tercer ejercicio, es una preparación mucho más amena, empiezas a aplicar tus conocimientos a casos prácticos y eres consciente de todo lo que has aprendido durante la oposición. Y el más estresante sin duda el ejercicio oral, el tener que defender cuatro temas delante de un tribunal, los nervios de ese momento y la sensación de que no te sabes absolutamente nada; pero también es el más gratificante de aprobar, cuando sales del examen y ves tu nombre en el acta con tu nota, es la mejor sensación del mundo
  • ¿Qué consejo darías a otros opositores a esta especialidad? Mi consejo es que sean constantes, hay momentos en los que se estudia mucho y muy bien y otros que son un verdadero desastre y no consigues avanzar. Hay que superar esos baches y no darse por vencido a pesar de los malos momentos. Piensa si realmente este es el camino que quieres seguir y si es así, ve a por todas

Los trucos de Pilar Martínez para opositar a LAJ

¿Acudiste a una academia, trabajaste en grupo con otros opositores o fuiste una opositora solitaria?

Trabajé mi oposición con un Letrado de la Administración de Justicia que preparaba a un grupo de opositores, y al que le estoy muy agradecida tanto por la preparación como por aguantar mis lloros. Es importante tener a alguien que te de las claves necesarias para aprobar y que te obligué a estudiar todos los días aun cuando tienes ganas de tirar la toalla.

¿Qué materiales y técnicas empleaste para preparar tu oposición? ¿Evolucionaron con el paso del tiempo?

Estudié con el manual de Carperi, y en cuanto a las técnicas, seguí el método de vueltas, empecé con 6 temas a la semana y llegué a llevar unos 20. Cuando me presenté al oral en esta última convocatoria ya llevaba aproximadamente unas 25 vueltas de todo el temario.

Volviendo la vista atrás, ¿qué consejo te hubiera gustado recibir cuando empezaste a opositar?

Que me lo tomará con calma, esto es una carrera de fondo y no sabes cuando vas a llegar a la meta, ni si quiera sabes si llegarás a ella.

Es importante tener a alguien que te de las claves necesarias para aprobar y que te obligué a estudiar todos los días aun cuando tienes ganas de tirar la toalla.

Pilar Martínez destaca la importancia de acertar en la elección del preparador o preparadora cuando te presentas a Letrados de la Administración de Justicia

Así usó Pilar OpositaTest durante su preparación

¿Cómo usaste OpositaTest en tu preparación?

Unos 5 meses antes del examen tipo test me suscribía a opositaTest, yo soy una persona muy insegura a la hora de contestar las preguntas del test, y utilizar esta plataforma me ayudo a ganar mucha seguridad, al permitirme practicar el examen.

¿Cuál era tu rutina diaria con la aplicación?

Cuando terminaba de leerme un tema hacia unas 30 preguntas sobre ese mismo tema, y al finalizar el día, realizaba uno general de todos los temas que había estudiado, otro de las preguntas en blanco y finalmente de los errores.

Cuando fallaba alguna pregunta miraba la solución con el artículo que era el correcto y elaboraba unos resúmenes con todos esos artículos y por qué había fallado.

Las ultimas semanas antes del test, me dedicaba a hacer test generales de todo el temario y exámenes de convocatorias anteriores.

¿Recomendarías OpositaTest a otros opositores?

Absolutamente, a mí me ayudo con el primer ejercicio y es una gran herramienta para preparar el test.

Unos 5 meses antes del examen tipo test me suscribía a opositaTest, yo soy una persona muy insegura a la hora de contestar las preguntas del test, y utilizar esta plataforma me ayudo a ganar mucha seguridad, al permitirme practicar el examen.

Pilar explica que OpositaTest fue clave para enfrentarse al primer ejercicio de la oposición

¿Cómo se presenta el futuro profesional de Pilar ahora que es oficialmente Letrada?

¿Tienes alguna expectativa concreta sobre la formación que te espera? ¿Algún tema o área en los que quieras profundizar durante el curso formativo?

Por ahora, estamos a la espera de que nos informen sobre un calendario lectivo y como será nuestra preparación, a pesar de la insistencia por mi parte y de muchos de mis compañeros. Por ello mis expectativas se centran en que nos den una formación con la máxima calidad posible y sobre todo profundizar en técnicas de dirección de equipo, ya que esto no se aprende en los apuntes y es una parte muy importante de nuestra profesión y la que más nos asusta.

Algunos LAJ se convierten, pasado un tiempo, en preparadores o tutores de otros opositores. ¿Te ves ejerciendo esa labor?

Me encantaría ayudar a otros opositores tanto desde el punto vista académico como moral, compartiendo mis experiencias y ayudándolos a superar los baches emocionales de la oposición, no descarto en un futuro, cuando tenga mayor conocimiento de esta profesión, dedicarme a ello.

Si pudieras dar un consejo a los futuros opositores que leerán esta entrevista, ¿cuál sería?

Que solo empiecen si realmente tienen vocación, si es lo que quieren hacer. Es un camino muy duro y si solo tienes el interés de ser funcionario sin importarte el puesto es difícil conseguir el objetivo. Investiga las distintas oposiciones, temario y funciones laborales, busca la que más se adapte a ti, la que te emocione trabajar un día de ello.

En mi primera entrevista con mi preparador recuerdo que me pregunto “¿por qué quieres ser Letrada de la Administración de Justicia?”, antes incluso de que pudiera sentarme a hablar con él, no me esperaba esa pregunta, pero luego entendí el porqué de ella.

Y sólo me queda añadir que muchísima suerte a todos y mucho ánimo.


Muchos otros otros opositores ya se han atrevido con nuestros cuestionarios, ¿tenéis curiosidad por lo que nos han contado? ¡Os esperan en la sección de entrevistas!

¿Quieres que te entrevistemos a ti también? Escríbenos a [email protected] y nos pondremos en contacto contigo.

El equipo de OpositaTest

www.opositatest.com