Mantente informado acerca de todas las noticias sobre tu convocatoria y

¡benefíciate de las ventajas de ser el primero en enterarte!

Sistemas de estudio: ¿vueltas o arrastre?


¡Hola a todos!

Hoy queremos compartir con vosotros un post sobre sistemas de estudio. Seguro que muchos de vosotros habéis oido a compañeros hablar de que estudian «por vueltas» o que «arrastran temas», y puede que os hayáis planteado en qué consisten estos sistemas y cuáles son las ventajas o inconvenientes de cada uno.

 

SISTEMA DE VUELTASEste sistema es el sistema de estudio más tradicional que seguro que muchos de vosotros utilizasteis en el colegio o en la universidad. Consiste en ir estudiando un número de temas determinado a la semana hasta ver el temario completo de la oposición, sin efectuar repasos de los temas vistos. Una vez completada una primera vuelta, se continúa con la siguiente aumentando el número de temas a la semana.

Así, por ejemplo, si el temario de la oposición tuviese 100 temas y estudiaremos 5 temas a la semana en la primera vuelta, tardaríamos 20 semanas en ver el temario completo. En la segunda vuelta aumentaríamos a 10 temas a la semana y reduciríamos la vuelta a 10 semanas. Y así sucesivamente hasta conseguir ver el temario completo en el menor número de semanas posible.

Ventajas:

  • Se avanza muy rápido en el estudio y se consigue tener una visión completa del temario en «poco tiempo».
  • Es un sistema más «ameno» y dinámico pues se varían los temas semanalmente.

Inconvenientes:

  • Al no repasar los temas periódicamente puede ocurrir, si no tienes una gran memoria a largo plazo que los temas no queden bien afianzados y que la segunda vuelta se convierta en un tormento al «no recordar» los temas ya vistos.

Este sistema admite múltiples variantes:

  • Si el temario se divide en bloques se puede seguir un sistema de vueltas por bloques y al finalizar cada bloque repasar lo ya visto. Por ejemplo, en el caso de Jueces y Fiscales, estudiar todos los temas de Derecho Penal Parte General y dedicar unas semanas después a repasarlos antes de empezar el siguiente bloque.
  • Se puede también determinar un número de temas nuevos concretos para unas semanas determinadas, 4 semanas por ejemplo (4 temas nuevos a la semana) y dedicar la semana 5 a repasar los temas vistos las semanas anteriores.

 

SISTEMA DE ARRASTREEste sistema conoce también muchas variantes, pero en esencia consiste en ir combinando en el estudio temas nuevos y temas de repaso. Pongamos que la primera semana se estudian 5 temas nuevos, la segunda 5 temas nuevos y 5 de repaso, la tercera 5 temas nuevos y 10 de repaso, etc., y así sucesivamente hasta completar un bloque, materia o número de temas determinado. Una vez completado el bloque se pasa a otro bloque distinto siguiendo el mismo sistema, y se repasan los bloques periódicamente.

Ventajas:

  • Este sistema hace que los temas estén siempre muy afianzados ya que al repasarlos con frecuencia se fijan mejor los conceptos.
  • El repaso aporta seguridad al opositor.

Inconvenientes:

  • El avance es muy lento y puede hacer que el estudio se haga monótono y aburrido al estar siempre volviendo sobre los conceptos ya vistos.
  • Si el temario es muy amplio se tarda bastante en tener una visión completa del mismo.

Estos dos sistemas son los más comunes entre los opositores y estudiantes pero existen muchos otros, pues cada estudiante es un mundo y puede que en función de las características personales de cada uno sea conveniente efectuar cambios o modificaciones en estos sistemas «puros». Al final lo importante es seguir un sistema de estudio que aporte seguridad y confianza y que nos permita llegar a la fecha del examen con las mayores posibilidades de éxito.

¿Y vosotros opositores, qué sistema seguís? ¿Vueltas, arrastre, personalizado?

¡Buen estudio!

El equipo de OpositaTest

www.opositatest.com