¡Hola, opositores! ¿Estáis pensando en opositar al puesto de celador o celadora de alguno de los Servicios de Salud de nuestro país? En esta entrada os explicaremos en qué consiste el test de celador para que podáis valorar si esta es la oposición más indicada para vosotros.

¡Seguid leyendo para enteraros de todo!

Esta entrada no pretende ser una guía exhaustiva de la oposición a celador ya que cada Servicio de Salud tiene sus propias normas para los procesos selectivos. Sin embargo, sí arrojará algo de luz sobre los rasgos comunes que comparte esta oposición de sanidad en cada Comunidad Autónoma.


¡No os perdáis ni una convocatoria!

Registraos gratis y os avisaremos por email de todas las fechas clave.


Haz test gratis de celador de los Servicios de Salud

A continuación os dejamos una lista de test gratis de celador para que practiquéis con el de vuestro Servicio de Salud. Así podréis conocer de primera mano la dificultad estimada de esta oposición.

¿Dónde se regula el test de celador?

Las pruebas de los distintos procesos selectivos en el ámbito de la Sanidad se regulan habitualmente en una serie de documentos que se publican de forma oficial en los portales de empleo de los Servicios de Salud.

Estos son los más importantes y que mayor influencia tendrán en cada una de las convocatorias:

  • Bases generales de los procesos selectivos. En ellas se establecen las pautas que han de regir todos los procesos selectivos de un determinado Servicio de Salud. Por ejemplo, suelen establecer si se tratarán de procesos por el sistema de oposición o concurso-oposición o como han de convocarse las plazas reservadas a personas con discapacidad
  • Bases específicas para la especialidad a convocar. En las bases específicas es donde se incluirá el número de plazas convocadas, sus características y también el formato de los ejercicios y sus criterios de corrección. Suele ser habitual incluir los baremos de méritos (fase de concurso) también en las bases específicas

Teniendo esto en cuenta, a la hora de elegir el Servicio de Salud en el que queréis presentaros al puesto de celadores debéis revisar bien las bases generales y específicas para saber qué esperar del proceso selectivo.

¿Cuál es la estructura del proceso selectivo de Celador?

Salvo contadas excepciones, el acceso como personal estatutario a los Servicios de Salud se realiza mediante la superación de un concurso-oposición. Esto significa que el proceso selectivo estará dividido en dos fases distintas:

  1. Fase de oposición. En esta primera fase debéis superar una serie de ejercicios obligatorios y eliminatorios acordes con el puesto al que os presentáis
  2. Fase de concurso. Solo las personas que hayan superado la nota de corte de la fase de oposición tendrán derecho a presentar sus méritos profesionales y académicos en la fase de concurso. En esta segunda fase se analizarán una serie de criterios de vuestra experiencia laboral y académica y recibiréis puntos por ellos

¿En qué consiste la fase de oposición a celadora?

La oposición a celadores se encuadra dentro de la Agrupación Profesional (AP), esto significa que el único requisito académico para presentaros es contar con el Certificado de Escolaridad. Debido a este requerimiento la fase de oposición suele ser corta y consistir en una única prueba tipo test.

Este test abordará las materias comunes y específicas recogidas en el programa de la oposición y tendrá un número variable de preguntas, en función de la Comunidad Autónoma donde os examinéis.

Excepcionalmente habrá Servicios de Salud que planteen otras pruebas de aptitud, como puede ser el Servicio Andaluz de Salud (SAS), que incluye un ejercicio práctico sobre las funciones propias del puesto. En la última convocatoria esta prueba práctica consistía en un cuestionario tipo test de 50 preguntas.

Por otro lado, recordad que en las comunidades con más de una lengua oficial tendréis que examinaros del segundo idioma como parte de la fase de oposición de celadores. Las pruebas de idiomas varían entre los distintos Servicios de Salud pero en las bases de la convocatoria se especificará el nivel de conocimientos mínimo exigido.

¿En qué consiste la fase de concurso a celadores?

Como os explicábamos más arriba solo las personas que superen la fase de oposición serán convocadas a la de concurso.

En la fase de concurso se puntuará vuestra experiencia académica y profesional en relación al puesto al que os presentáis. La puntuación que recibáis en la fase de concurso se sumará a la de la fase de oposición para obtener vuestra calificación final en el proceso selectivo.

En cada Servicio de Salud se tendrán en cuenta unos méritos diferentes, pero, por norma general estos son los que se evaluarán:

  • Trayectoria profesional: aquí se calcularán los días efectivos en servicio en una serie de categorías profesionales definida en las bases de la convocatoria. Por lo general se tendrán en cuenta las horas trabajadas en el servicio de salud al que opositáis, otros servicios de salud del Sistema Nacional de Salud y también centros de titularidad privada
  • Formación académica: en muchos casos se incluirá un apartado en el que podréis puntuar si contáis con alguna titulación oficial superior a la requerida para la convocatoria
  • Formación continuada: aquí se valorará vuestro aprendizaje continuo en vuestra especialidad. En el ámbito de la formación continuada se suelen tener en cuenta cursos impartidos por los propios Servicios de Salud y por otros organismos acreditados
  • Otros méritos: el conocimiento de idiomas distintos a las lenguas oficiales de las CC.AA. puede ser también valorado

Por lo general la fase de concurso supone el 40% de vuestra calificación final pero la ponderación puede variar en cada convocatoria. Teniendo esto en cuenta, si nunca habéis ejercido en el ámbito sanitario obtener la mejor nota posible en la fase de oposición es clave para optar a una plaza.

¿Es difícil la oposición de celadores?

De entre todas las oposiciones a los Servicios de Salud la de celador o celadora está considerada una de las más sencillas. Esto se debe, en gran medida a estos factores:

  • Requerimientos académicos bajos en comparación con otras especialidades no universitarias como Técnico/a de Cuidados Auxiliares de Enfermería. Recordad que para ser celador solo necesitáis el Certificado de Escolaridad
  • Programa oficial corto. Es cierto que dependerá de cada Servicio de Salud, pero en general los temarios de celador oscilan entre los 15 y 25 temas. Se trata de un programa relativamente asequible
  • Funciones sin elevados requerimientos técnicos. Existen múltiples destinos para los celadores y en cada uno de ellos desempeñaréis distintas tareas pero, en general, las funciones principales de un celador o celadora no requieren conocimientos sanitarios especializados
  • Convocatorias recurrentes. A diferencia de otras plazas de facultativos/as o técnicos/as sanitarios/as, las convocatorias de celador se publican con bastante regularidad. Esto facilita el acceso a la profesión

De todos modos, como siempre os recordamos, la dificultad o facilidad de una oposición no puede medirse de forma objetiva. Esta dependerá mucho de vuestras circunstancias personales y de cómo afrontéis la preparación.

¿Cuál es el temario para la oposición a Celador?

No existe un programa único para preparar la oposición a celadores. Como podéis imaginar, esto se debe a que cada Servicio de Salud estructura el proceso selectivo acorde a sus necesidades específicas.

De todos modos, sí existe una serie de características que definen al temario de celador:

  • No suele ser muy extenso. Por norma general estará siempre por debajo de los 30 temas
  • Lo más habitual es que la materia se divida en bloques:
    • Materias comunes: normativa estatal y autonómica, normativa sanitaria, prevención de riesgos laborales o normativa de igualdad son algunas de las materias que forman el bloque común
    • Materias específicas: cómo trasladar a los pacientes, funciones propias de los celadores, esterilización, higiene de pacientes o primeros auxilios son materias propias del bloque específico

No obstante, recordad que será en las bases de cada una de las convocatorias donde se especifique la estructura del programa oficial de celador.

¿Cómo preparar el examen de Celador?

A la hora de preparar una oposición no hay trucos mágicos que puedan servir a todo el mundo. Sin embargo, estos consejos pueden aplicarse a casi todas las especialidades para haceros más llevadero y eficiente el estudio.

  • Localizad un espacio en el que os sintáis bien estudiando e intentad dedicarlo solo a esto. Así vuestro cerebro se pondrá en «modo oposición» al entrar en ese área y os rendirán más las horas de estudio
  • Trazad un plan de estudio. La finalidad de esto es que marquéis un ritmo de estudio y hagáis todo lo posible por mantenerlo. Con un plan de estudio podréis medir vuestros avances y también detectar posibles obstáculos antes de que sean insalvables
  • Tened siempre el material a mano cuando vayáis a iniciar la sesión de estudio: leyes, esquemas de los conceptos más densos, subrayadores, manuales… Tener bien localizado aquello que vamos a usar nos impide distraernos de la tarea que nos espera
  • Recordad programar pausas para descansar y vigilad la alimentación. Mantenerse descansado y bien hidratado es clave para poder rendir en el estudio. Puede parecer una obviedad pero saltarse las comidas o horas de sueño perjudica más de lo que beneficia a nuestro cerebro

Estos son solo algunos consejos para preparar la oposición a celador, ¿cuáles añadiríais vosotros? ¡Dejadnos un comentario y hagamos crecer esta lista!

¿Tenéis dudas sobre esta oposición? Escribidnos a [email protected] o llamadnos al 919040798 y os ayudaremos.

El equipo de OpositaTest

www.opositatest.com