¡Hola opositores! El celador o celadora es la primera persona con la que entran en contacto los pacientes y acompañantes al acceder a un servicio sanitario. Es, por lo tanto, quien garantiza la circulación de pacientes y su contacto con el personal facultativo y sanitario del hospital.

En este post os detallamos las funciones que desempeñan los celadores y celadoras en España. ¡Seguid leyendo para conocerlas todas!


¡No os perdáis ni una convocatoria!

Registraos gratis y os avisaremos por email de todas las fechas clave.


¿Qué es un celador?

Como os mencionábamos más arriba, un celador o celadora sanitario es la primera persona con la que contactamos cuando acudimos a un establecimiento sanitario, tanto sea como paciente o como acompañante.

Celadores y celadoras son los encargados de gestionar la entrada y salida de usuarios de los centros sanitarios, dándoles las indicaciones necesarias. Además, realizan la vigilancia de las distintas áreas, evitando que personas no autorizadas accedan a zonas reservadas o, por ejemplo, que los pacientes abandonen las zonas a las que han sido asignados.

Como podéis ver, los celadores y celadoras son parte esencial del buen funcionamiento de una institución sanitaria. Son el apoyo fundamental para el resto de profesionales del centro y trabajan codo a codo con el personal de enfermería.

Sin embargo, la labor de un celador o celadora es mucho más amplia. En los siguientes párrafos os explicamos qué labores desempeñan.

¿Cuáles son las funciones de los celadores sanitarios?

Las funciones del celador aparecen recogidas de forma específica por primera vez en los años 70, y desde entonces poco han evolucionado en el contenido, pero sí en la forma de presentarlas.

En el estatuto de Personal no Sanitario al servicio de las Instituciones Sanitarias de la Seguridad Social, Orden del Ministerio de trabajo de 5 de julio de 1971, en el artículo 14.2 se detallaban todas y cada una de las tareas de un celador en España.

Esta orden ha sido actualizada, a través de la  Ley 55/2003, de 16 de diciembre, del Estatuto Marco del personal estatutario de los Servicios de Salud. A día de hoy la Ley 55/2003 constituye la norma básica de dicho personal.

Labores de guardia y vigilancia que ejercen los celadores

  • Hacer los servicios de guardia que corresponda dentro de los turnos que se establezcan
  • Tramitar o conducir sin tardanza los avisos, documentos, correspondencia u objetos que les sean encargados. También deben trasladar los aparatos o mobiliario que se requiera en diferentes secciones o alas del edificio
  • Cuidar de que los enfermos no hagan uso indebido de los enseres y ropas de la Institución. Además, serán quienes les enseñen a manejar, por ejemplo, persianas y cortinas. Los celadores y celadoras, también avisarán de cualquier desperfecto que detecten, tanto en el edificio como en los materiales
  • Servir de ascensoristas
  • Vigilar las entradas de la Institución. No permitirán la entrada de personal no autorizado. También tendrán a su cargo la vigilancia nocturna
  • Vigilar el acceso y estancias de los familiares y visitantes en las habitaciones de los enfermos. Se asegurarán de que no se introduzcan paquetes u objetos no permitidos
  • Vigilar el comportamiento de los enfermos y de los visitantes. Se encargarán de evitar que los pacientes y visitantes coman, fumen en zonas no permitidas. En general, controlarán cualquier comportamiento no autorizado
  • Buscarán el  orden y silencio en todas las dependencias

En resumen, dentro de las funciones de guardia y vigilancia de un celador o celadora, su objetivo principal se centra en asegurar que las normas de convivencia, accesos y cuidado de las instalaciones se cumplen. Esto aplica tanto a enfermos como visitantes.

Tareas de cuidado de pacientes a cargo de los celadores

  • Los celadores tendrán a su cargo el traslado de los enfermos, tanto dentro de la Institución como en el servicio de ambulancias
  • Ayudarán, asimismo, al personal de enfermería en el movimiento y traslado de los enfermos encamados
  • De forma excepcional, colaborarán en el aseo da los pacientes encamados o que no puedan realizarlo por sí mismos, atendiendo a las indicaciones de quien supervisa la planta
  • También podrán ayudar en la colocación y retirada de las cuñas de los pacientes
  • En caso de ausencia del peluquero o por urgencia en el tratamiento, rasurar a quien vaya a ser sometido a intervenciones quirúrgicas

Tareas específicas de los celadores y celadoras: quirófano, autopsias, animalario…

Los celadores y celadoras no solo ejercen en planta y recepción. También cumplen tareas específicas en distintas áreas de los hospitales. A continuación os detallamos algunas de las más habituales.

  • En los quirófanos los celadores auxiliarán en todas aquellas labores que se soliciten
  • Ayudar al personal encargado de amortajar a los enfermos fallecidos, corriendo a su cargo el traslado de los cadáveres al mortuorio
  • Ayudar a la práctica de autopsias en aquellas funciones auxiliares que no requieran hacer uso de instrumental alguno sobre el cadáver. Limpiar la mesa de autopsias y la propia sala
  • Cuidarán los animales utilizados en los quirófanos experimentales y laboratorios, alimentándolos, manteniendo limpias las jaulas y aseándolos, tanto antes de ser sometidos a las pruebas experimentales como después de aquellas

El Estatuto detalla, además, que los celadores deberán «abstenerse de hacer comentarios con los familiares y visitantes de los enfermos sobre diagnósticos, exploraciones y tratamientos que se estén realizando a los mismos, y mucho menos informar sobre los pronósticos de su enfermedad, debiendo siempre orientar las consultas hacia el Médico encargado de la asistencia del enfermo».

Las tareas específicas en áreas concretas como quirófano, animalario, autopsias o lavandería, por ejemplo, tienen una influencia directa en el sueldo de los celadores.

¿Cuál es el sueldo de un celador?

Si bien todos los celadores y celadoras pertenecen a una Agrupación Profesional, los sueldos de este puesto varían en función de distintas circunstancias. A continuación os dejamos las que mayor influencia tienen en cuánto cobra un celador:

  • Servicio de Salud en el que se ejerce. Cada Servicio de Salud establece cantidades específicas en los complementos que se asignan a estos profesionales
  • Puesto concreto que se desempeñe. Cada Servicio de Salud tiene un catálogo de puestos en los que se puede ejercer. Cada uno de ellos tiene condiciones específicas, por lo que las tareas y responsabilidades influirán en el sueldo
  • Antigüedad. El personal estatutario de los Servicios de Salud ve recompensada su antigüedad en el puesto mediante un complemento denominado «trienio» que se abona a partir de los 3 primeros años de trabajo
  • Otras circunstancias que puedan influir en el sueldo como trabajo a turnos, gratificación de productividad, horas extra…

Para que os hagáis una idea de cuánto cobra un celador o celadora en los diferentes Servicios de Salud de nuestro país, os dejamos la siguiente lista de sueldos:

La regulación de las comunidades autónomas sobre celadores

La Ley 55/2003 establece en su disposición transitoria sexta que las funciones del Celador y del Jefe de Personal Subalterno siguen siendo las que refleja la orden preconstitucional del 5 de julio de 1971, en su artículo 14.

Esto será así hasta que queden derogadas cuando exista una regulación de funciones por cada Servicio de Salud de las distintas Comunidades Autónomas.

En la práctica, solo dos comunidades han regulado las funciones de los celadores a través de sus normativas:

Por tanto, en el resto de España, las funciones de los celadores vienen reguladas por esta Orden Ministerial del año 1971.


¿Queréis conocer más a fondo cómo es la oposición a celador en distintas comunidades autónomas? Os estamos preparando una guía completa de cada una de ellas. Por el momento ya podéis acceder a las siguientes:


¿Qué hay que hacer para ser celador? Requisitos y proceso selectivo

Como en el resto de especialidades de los servicios de salud del Sistema Nacional de Salud, para ejercer como celador o celadora es necesario superar un proceso selectivo.

Para presentaros a este proceso selectivo, entre otros requisitos, es imprescindible que cumpláis los siguentes:

  • Ser mayor de 16 años
  • Tener la nacionalidad española, ser miembro de cualquier estado de la Unión Europea *Puede haber otras opciones en función de la convocatoria
  • Estar en posesión del Certificado de Escolaridad

¿Cómo es el proceso selectivo de celador?

En la mayor parte de los casos, al igual que sucede en prácticamente todas las convocatorias de Sanidad, el proceso consiste en dos fases. La primera se denomina «fase de oposición» y la segunda «fase de concurso».

En la fase de oposición tendréis que superar una serie de ejercicios obligatorios y eliminatorios. En el caso de la posición de celador/a, suele tratarse de un cuestionario único tipo test.

En la fase de concurso, quienes superen la de oposición, se presentarán los méritos valorables que se recojan en la convocatoria. En la lista de méritos baremables suelen incluirse campos como la experiencia profesional o la formación continuada.

¿Tenéis dudas sobre esta oposición? Escribidnos a [email protected] o llamadnos al 919040798 y os ayudaremos.

El equipo de OpositaTest

www.opositatest.com