¡Hola, Opositores! ¿Aún no tenéis claro a qué proceso selectivo queréis presentaros? A veces no es suficiente conocer las oposiciones más sencillas para poder decidirse.

Atentos, en este post encontraréis la respuesta a la siguiente pregunta: ¿Cuáles son las oposiciones más difíciles en España? ¡Dentro ranking!


¿Tienes dudas para elegir tu oposición?

Descarga gratis nuestra guía de las principales oposiciones de España


¿Cuándo se consideran difíciles las oposiciones?

Esta es la pregunta del siglo, porque no existe una única respuesta. El proceso selectivo que para un opositor puede parecer extremadamente sencillo, para otros puede resultar muy complicado.

Por este motivo, siempre os decimos que lo más importante es encontrar la oposición que mejor encaje con vosotros y con vuestras circunstancias.

De todos modos, sí existe una serie de rasgos que pueden haceros sospechar que os encontráis ante una oposición difícil. ¡Dentro lista!

  • Requisitos de acceso muy concretos y acotados: Cuanto más acotada esté la titulación requerida y esta se corresponda con estudios de mayor duración o nivel, más restringido será el acceso a la oposición. Este es el caso, principalmente, de las oposiciones del Grupo A1 o para ejercer en puestos muy específicos de la Administración Pública
  • Requisitos de nacionalidad y/o edad: Si bien por norma general todos los ciudadanos de la Unión Europea y de países con tratados de libre circulación de trabajadores podrían convertirse en funcionarios, ciertas oposiciones admiten únicamente a ciudadanos españoles. Del mismo modo, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado tienen requisitos muy concretos sobre la edad mínima y máxima de los aspirantes
  • Amplitud de temario: Este es uno de los criterios más claros para definir si una oposición es complicada. En la actualidad existen oposiciones que cuentan con más de 450 temas en su programa. *Abogacía del Estado incluye 465 temas
  • Frecuencia: Unas oposiciones que se convoquen cada 15 años serán, estadísticamente, más complejas que aquellas cuyos exámenes se repiten de forma anual. Esto es así, además, por la incertidumbre que acompaña a la preparación
  • Ratio de plazas por opositor: El número de personas que se presenta por cada plaza influye de forma decisiva en su dificultad. Esto puede ser porque haya muy, muy pocas plazas y se presenten muchos aspirantes (os recordamos que hay cuerpos de la Administración Pública que convocan menos de un centenar de plazas en cada ocasión) o porque existan miles de plazas pero los requisitos de acceso sean muy sencillos de cumplir y, por lo tanto, se presenten decenas de miles de aspirantes…

Las oposiciones más difíciles de Justicia

En el ámbito de las oposiciones a Justicia, donde también se incluye la ya mencionada Abogacía del Estado, existen unos cuantos procesos selectivos que pueden considerarse como complicados, muy complicados o, directamente muy difíciles.

A continuación os explicamos cuáles son y los motivos que hacen que, de forma habitual, se catalogue a estas oposiciones de «huesos duros de roer».

Oposiciones a Jueces y Fiscales

Si bien la oposición a Jueces y Fiscales se considera complicada, es muy probable que no lo sea tanto como las tres que os hemos presentado antes.

Sin embargo es cierto que iniciarse en la carrera judicial o fiscal (el examen es común a ambas profesiones) exige constancia y paciencia.

Estas son la características de esta oposición:

  • Nacionalidad: Española
  • Titulación: Licenciatura o Grado en Derecho
  • El proceso selectivo consta de 4 partes:
    • 1 cuestionario tipo test
    • Primer examen oral
    • Segundo examen oral
    • Período formativo en la Escuela Judicial o el Centro de Estudios Jurídicos (para fiscales)
  • El programa se compone de 325 temas
  • La última convocatoria tuvo lugar en 2019 y suele ser anual
  • Se convocaron 300 plazas

¿Queréis ver cómo de difícil sería aprobar un test de Jueces y Fiscales?

¡Probad un test gratis!


Oposición a Letrados de la Administración de Justicia

Muchos lo podrían considerar como el hermano pequeño de la oposición a Jueces y Fiscales. Pero la oposición a Letrados de la Administración de la Justicia (o a Secretario Judicial como se conocía hasta hace unos pocos años), se cuela en la lista de oposiciones difíciles por derecho propio.

Comparte con la de Jueces un temario extenso y un proceso selectivo que se extiende en varios ejercicios, entre ellos una prueba oral en la que debéis presentar 4 temas en 60 minutos.

Además, al menos en la última convocatoria (2019), cuenta con una fase de concurso.

Aquí os dejamos sus características más importantes:

  • Nacionalidad: Española
  • Titulación: Licenciatura o Grado en Derecho
  • El proceso selectivo consta de 5 partes:
    • Cuestionario tipo test
    • Examen oral
    • Resolución de un caso práctico
    • Fase de concurso – se califican los méritos profesionales
    • Curso de 6 meses en Centro de Estudios Jurídicos de la Administración de Justicia.
  • El programa se compone de 266 temas
  • La última convocatoria tuvo lugar en 2019 (correspondía a la Oferta de Empleo Público 2017+2018) y suele ser anual
  • Se convocaron 135 plazas

✅ ¿Creéis que será mucho más sencillo que el examen de Jueces y Fiscales?

¡Haced un test gratis de LAJ!


Oposiciones a Registrador de la Propiedad

Este proceso selectivo también es uno de los más desconocidos en el ámbito de la Justicia. Y quien lo conoce lo hace, principalmente, por la amplitud de su temario y la dificultad de sus pruebas.

El nombre completo de esta oposición es Cuerpo de Registradores de la Propiedad, Mercantiles y de Bienes Muebles.

  • Titulación: Licenciado en Derecho o Graduado en Derecho
  • Nacionalidad: Española
  • Proceso selectivo distribuido en 4 ejercicios:
    • 2 exámenes orales
    • 2 exámenes prácticos
  • Programa con 372 temas
  • La última convocatoria tuvo lugar en 2017
  • Se convocaron 50 plazas

Como dato curioso, en este proceso selectivo suele haber menos candidatos que plazas ofertadas. En la última edición solo 45 aspirantes fueron nombrados funcionarios de carrera frente a las 50 plazas ofertadas.

Oposiciones a Notario

La oposición a Notario se suele incluir en la lista de oposiciones más difíciles por, entre otros motivos, el tiempo necesario para prepararla. Una gran parte de los candidatos dedican entre 5 y 10 años a su preparación.

Respecto a los criterios que os mencionábamos al principio, esta oposición se cuela entre las más complejas del ámbito de Justicia debido a:

  • Titulación: Doctor o Licenciado en Derecho
  • Nacionalidad: Española o de un país miembro de la Unión Europea
  • Proceso selectivo distribuido en 4 pruebas:
    • 2 exámenes orales
    • 2 exámenes prácticos
  • Programa con 370 temas
  • La última convocatoria tuvo lugar en 2018
  • Se convocaron 100 plazas

La oposición más complicada de Administración General del Estado

Como ya os adelantábamos, cuanto mayor es el nivel del puesto al que aspiréis, más complicado será, en un principio, obtener la plaza.

Esto es algo que se cumple con una de las oposiciones más difíciles en el ámbito de la Administración General del Estado. Sí, estamos hablando de la oposición a Gestión de la Administración Civil del Estado, de nivel A2.

¿Queréis saber por qué es difícil este proceso selectivo? Ahí van las razones:

  • Titulación: Título de Diplomado Universitario, Ingeniero Técnico, Arquitecto Técnico o Grado. No se requiere especialidad
  • El proceso selectivo consta de 4 partes:
    • Test de conocimientos teóricos
    • Cuestionario de los bloques I, II y III del programa
    • Supuesto práctico de los bloques IV, V y VI del temario – se leerá delante del Tribunal y responderéis preguntas durante unos 20 minutos
    • Período formativo obligatorio
  • El programa se compone de 67 temas
  • La última convocatoria tuvo lugar en 2019 (correspondía a la Oferta de Empleo Público 2017+2018) y suele ser anual
  • Se convocaron 681 plazas

¿Os parecen pocos 67 temas frente a los cientos que se preparan en Justicia? No os dejéis engañar, la profundidad y complejidad de las materias en Gestión Civil la hacen entrar en el top 10 de oposiciones más difíciles.

Y es que en el programa de Gestión Civil os encontraréis temas de Seguridad Social, Derecho Administrativo, Gestión Financiera… hasta completar los 6 bloques en los que está dividido.


✅ ¿No creéis que pueda ser una oposición tan complicada?

¡Haced un test gratis de Gestión Civil del Estado y comprobadlo!


¿Qué oposiciones son las más duras en las CC.AA.?

En las distintas Comunidades Autónomas podemos encontrar tanto oposiciones fáciles, como oposiciones muy complicadas. Así, como ya vimos a nivel estatal, existen diferentes cuerpos de la Administraciones Públicas a los que se considera complicado acceder.

Cuerpo de Letrados de las CC.AA.

Tal y como explica Paula Mateos en esta entrevista, las funciones de un Letrado a nivel autonómico son similares a las que ejerce un abogado del Estado. Sin embargo, las competencias variarán ligeramente.

En cada Comunidad Autónoma las pruebas pueden variar ligeramente, pero tomando como ejemplo Aragón, el examen a letrado consiste en 5 pruebas:

  • Examen oral de Derecho Civil, Derecho Procesal, Derecho Hipotecario y Derecho Mercantil
  • Traducción de un texto en inglés/francés jurídico
  • Examen oral de Derecho Constitucional, Derecho Administrativo, Hacienda Pública, Derecho Laboral y Derecho Penal
  • Examen práctico de un informe jurídico
  • Prueba práctica de 6 horas de una contestación a una demanda

En cuanto a los requisitos, en algunas CC.AA es imprescindible contar con la nacionalidad española y en otros se admite al proceso a ciudadanos de la UE o provenientes de países que hayan firmado tratados de libre circulación de trabajadores con España.

La titulación requerida suele ser el Grado o Licenciatura en Derecho y el temario es bastante amplio. En el caso de Madrid, por ejemplo, os enfrentaréis a más de 330 temas.

Si vuestra vocación se encuentra más en el ámbito de la auditoría y el control a los organismos públicos, a nivel autonómico también podéis presentaros a los Cuerpos de Intervención y Auditoría en Consejerías y Órganos de Control. En este caso ejerceríais, por ejemplo, en los Tribunales de Cuentas Autonómicos.

Cada CC.AA. convoca de forma independiente estas plazas pero, viendo las que ya hemos analizamos, y la responsabilidad asociada a estos Cuerpos, entenderéis también que se cataloguen de oposiciones duras.

Otras oposiciones difíciles

Dentro de las oposiciones a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado existen diversos niveles de requisitos para acceder, así como dificultades en las pruebas.

Una de las oposiciones en este ámbito que se suele cualificar de difícil es la de Policía Nacional en la Escala Ejecutiva.

En este caso no se debe tanto a la extensión del temario o los requisitos de aptitud física o psicológica, sino al hecho de que para ascender es imprescindible haber ejercido previamente.

Así, la progresión laboral en este Cuerpo suele hacerse accediendo por oposición en la Escala Básica y realizando cursos, además de, por supuesto, superando el examen de la Escala Ejecutiva.


✅ ¿Seríais capaces de aprobar un examen de Policía Nacional en la Escala Ejecutiva?

¡Comprobadlo con nuestro test gratis!


La oposición más difícil es…

Si existiese una única oposición que se llevase el premio a la oposición más complicada, esta sería, muy probablemente la de Abogacía del Estado.

Se trata de un proceso selectivo poco conocido que, por los motivos que os citamos a continuación suele considerarse difícil o muy difícil:

  • Nacionalidad: Española. En este caso no admite a ciudadanos de la Unión Europea o de países que mantengan acuerdos con España para la libre circulación de los trabajadores
  • Titulación: Licenciado o Graduado en Derecho
  • Extensión del temario: 465 temas en la última convocatoria
  • Proceso selectivo distribuido en 5 ejercicios:
    • 2 exámenes orales
    • 2 exámenes prácticos
    • 1 examen de idiomas
  • Frecuencia de convocatoria: aproximadamente cada año
  • Número de plazas: En la última convocatoria fueron 25 plazas

Como pros claros de esta profesión suelen mencionarse el prestigio al tratarse de lo que muchos definen como «un cuerpo de élite del Estado» y la remuneración, que puede rondar los 80.000 euros anuales.


Ahora que ya conocéis las oposiciones consideradas «más difíciles» de España, ¿os animaríais a preparar alguna? ¿Estáis ya preparando el acceso a alguno de estos Cuerpos de la Administración Pública? Dejadnos un comentario y compartid vuestra experiencia con nosotros.


El equipo de OpositaTest

www.opositatest.com