¡Hola, opositores! El Boletín Oficial del Estado ha publicado el Real Decreto-ley 1/2021, de 19 de enero, de protección de los consumidores y usuarios frente a situaciones de vulnerabilidad social y económica, que introduce cambios en el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias, aprobado por Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre.

En este post analizamos cómo afecta la reforma al programa de Jueces y Fiscales y, también cuáles son los cambios más relevantes en la redacción de esta norma.

¿A qué oposiciones afecta esta reforma?

Esta reforma afecta principalmente al Acceso a la Carrera Judicial y Fiscal, más concretamente a los temas 45 y 46 de Derecho Civil.

Esta modificación no afecta al temario oficial para el examen de 2021 (convocatoria de 2020)

Como la reforma se ha publicado de forma posterior a la convocatoria de Jueces y Fiscales de 2020, no influirá en el programa de quienes os presentéis al examen previsto para marzo de 2021.

Sin embargo, los cambios en la norma sí afectarán al temario de quienes os presentéis a futuras convocatorias de esta oposición.

En OpositaTest no actualizaremos las preguntas de esta suscripción hasta que se celebre el examen tipo test de la convocatoria 2020, previsto para marzo de 2021.

¿Qué implica la reforma en el texto refundido de la Ley General para la Defensa de Consumidores y Usuarios?

Este Real Decreto-ley introduce en la normativa el concepto de persona consumidora vulnerable. Esta figura ya ha sido recogida en la normativa autonómica y, si bien esta necesidad ya era patente antes de que aconteciera esta crisis sanitaria mundial, la actual situación ha ahondado en la urgente necesidad de protección de estas personas que puedan encontrarse en especial situación de vulnerabilidad en una relación de
consumo.

Esta novedad en materia de consumo introduce modificaciones en el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes.

Estas modificaciones entrarán en vigor el 21 de enero de 2021. En el Boletín Oficial del Estado podéis consultar el texto completo con los cambios.

En los siguientes apartados os detallamos los cambios más importantes en la redacción de esta norma.

Modificaciones en la redacción de esta norma

En las siguientes tablas recogemos los principales cambios en la redacción del texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias.

En negrita destacamos las modificaciones o añadidos en la redacción.

Artículo 3. Concepto general de consumidor y usuario

Redacción anteriorNueva redacción
Artículo 3. Concepto general de consumidor y usuario

A efectos de esta norma y sin perjuicio de lo dispuesto expresamente en sus libros tercero y cuarto, son consumidores o usuarios las personas físicas que actúen con un propósito
ajeno a su actividad comercial, empresarial, oficio o profesión.

Son también consumidores a efectos de
esta norma las personas jurídicas y las entidades sin personalidad jurídica que
actúen sin ánimo de lucro en un ámbito ajeno a una actividad comercial o
empresarial.
Artículo 3. Conceptos de consumidor y
usuario y de persona consumidora
vulnerable


1. A efectos de esta ley, y sin perjuicio de lo dispuesto expresamente en sus libros
tercero y cuarto, son consumidores o
usuarios las personas físicas que actúen con un propósito ajeno a su actividad comercial, empresarial, oficio o profesión.

Son también consumidores a efectos de esta norma las personas jurídicas y las
entidades sin personalidad jurídica que actúen sin ánimo de lucro en un ámbito
ajeno a una actividad comercial o empresarial.
2. Asimismo, a los efectos de esta ley y sin perjuicio de la normativa sectorial
que en cada caso resulte de aplicación, tienen la consideración de personas
consumidoras vulnerables respecto de relaciones concretas de consumo, aquellas personas físicas que, de forma individual o colectiva, por sus características, necesidades o circunstancias personales, económicas, educativas o sociales, se encuentran,
aunque sea territorial, sectorial o
temporalmente, en una especial
situación de subordinación, indefensión
o desprotección que les impide el
ejercicio de sus derechos como personas
consumidoras en condiciones de
igualdad.
Modificaciones en el Artículo 3. Concepto general de consumidor y usuario

Artículo 8. Derechos básicos de los consumidores y usuarios

Redacción anteriorNueva redacción
Artículo 8. Derechos básicos de los consumidores y usuarios

Son derechos básicos de los consumidores y usuarios:
a) La protección contra los riesgos que puedan afectar su salud o seguridad.
b) La protección de sus legítimos
intereses económicos y sociales; en particular frente a las
prácticas comerciales desleales
y la inclusión de cláusulas
abusivas en los contratos.
c) La indemnización de los daños y la reparación de los perjuicios sufridos.
d) La información correcta sobre los diferentes bienes o servicios
y la educación y divulgación
para facilitar el conocimiento
sobre su adecuado uso, consumo o disfrute.
e) La audiencia en consulta, la participación en el
procedimiento de elaboración de las disposiciones generales que les afectan directamente y la representación de sus intereses, a través de las asociaciones,
agrupaciones, federaciones o confederaciones
de consumidores y usuarios
legalmente constituidas.
f) La protección de sus derechos
mediante procedimientos
eficaces, en especial ante
situaciones de inferioridad,
subordinación e indefensión.
Artículo 8. Derechos básicos
de los consumidores y
usuarios

1. Son derechos básicos de los
consumidores y usuarios
y de las personas
consumidoras vulnerables:


a) La protección contra los
riesgos que puedan afectar su
salud o seguridad.
b) La protección de sus legítimos intereses económicos y sociales;
en particular frente a las
prácticas comerciales desleales
y la inclusión de cláusulas
abusivas en los contratos.
c) La indemnización de los daños y la reparación de los perjuicios
sufridos.
d) La información correcta sobre
los diferentes bienes o servicios
y la educación y divulgación
para facilitar el conocimiento sobre su adecuado uso, consumo
o disfrute.
e) La audiencia en consulta, la
participación en el
procedimiento de elaboración de
las disposiciones generales que
les afectan directamente y la
representación de sus intereses,
a través de las asociaciones,
agrupaciones, federaciones o
confederaciones de consumidores y usuarios
legalmente constituidas.
f) La protección de sus derechos
mediante procedimientos
eficaces, en especial en relación con las personas consumidoras
vulnerables.
2. Los derechos de las personas
consumidoras vulnerables gozarán de una especial atención, que será recogida reglamentariamente y por la normativa sectorial que resulte de aplicación en cada caso. Los poderes públicos promocionarán políticas y actuaciones
tendentes a garantizar sus derechos en
condiciones de igualdad, con arreglo a la concreta situación de vulnerabilidad en la que se encuentren, tratando de evitar, en cualquier caso, trámites que puedan dificultar el ejercicio de los mismos.
Modificaciones en el Artículo 8. Derechos básicos de los consumidores y usuarios

¡NUEVO! Artículo 17.3: 3.

Redacción anteriorNueva redacción
¡NUEVO! Artículo 17.3: 3. En el cumplimiento de lo dispuesto en los apartados anteriores, se prestará
especial atención a aquellos sectores
que, debido a su complejidad o características propias, cuenten con mayor proporción de personas
consumidoras vulnerables entre sus clientes o usuarios, atendiendo de forma precisa a las circunstancias que generan la situación de concreta vulnerabilidad
NUEVO: Artículo 17.3 3.

Artículo 18.2: 2.

Redacción anteriorNueva redacción
Artículo 18.2: 2. Sin perjuicio de las
exigencias concretas que se establezcan
reglamentariamente, todos los bienes y
servicios puestos a disposición de los
consumidores y usuarios deberán incorporar, acompañar o, en último caso, permitir de forma clara y comprensible,
información veraz, eficaz y suficiente
sobre sus características esenciales, en
particular sobre las siguientes:
a) Nombre y dirección completa del
productor.
b) Naturaleza, composición y finalidad.
c) Calidad, cantidad, categoría o
denominación usual o comercial, si la tienen.
d) Fecha de producción o suministro y
lote, cuando sea exigible
reglamentariamente, plazo recomendado para el uso o consumo o
fecha de caducidad.
e) Instrucciones o indicaciones para su correcto uso o consumo, advertencias y riesgos previsibles.
Artículo 18.2: 2. Sin perjuicio de las
exigencias concretas que se establezcan reglamentariamente y de la normativa
sectorial que en cada caso resulte de
aplicación, que prestarán especial
atención a las personas consumidoras
vulnerables
, todos los bienes y servicios
puestos a disposición de los
consumidores y usuarios deberán ser de
fácil acceso y comprensión y, en todo
caso, incorporar, acompañar o, en último
caso, permitir obtener de forma clara y comprensible, información veraz, eficaz y suficiente sobre sus características esenciales, en particular sobre las siguientes:
a) Nombre y dirección completa del
productor.
b) Naturaleza, composición y finalidad.
c) Calidad, cantidad, categoría o
denominación usual o comercial, si la
tienen.
d) Fecha de producción o suministro y lote, cuando sea exigible
reglamentariamente, plazo
recomendado para el uso o consumo o fecha de caducidad.
e) Instrucciones o indicaciones para su correcto uso o consumo, así como la correcta gestión de sus residuos,
advertencias y riesgos previsibles
Modificaciones en el Artículo 18.2: 2.

Artículo 19. Principio general y prácticas comercial

Redacción anterior del Artículo 19. Principio general y prácticas comercialesNueva redacción del Artículo 19 Principio general y prácticas comerciales
1. Los legítimos intereses económicos y
sociales de los consumidores y usuarios
deberán ser respetados en los términos
establecidos en esta norma, aplicándose,
además, lo previsto en las normas civiles,
mercantiles y las demás normas
comunitarias, estatales y autonómicas
que resulten de aplicación.
1. Los legítimos intereses económicos y
sociales de los consumidores y usuarios
deberán ser respetados en los términos
establecidos en esta norma, aplicándose,
además, lo previsto en las normas civiles
y mercantiles, en las regulaciones
sectoriales de ámbito estatal
, así como
en la normativa comunitaria y
autonómica que resulten de aplicación.
2. Sin perjuicio de lo dispuesto en los apartados siguientes, para la protección de los legítimos intereses económicos y sociales de los consumidores y usuarios, las prácticas comerciales de los empresarios dirigidas a ellos están sujetas a lo dispuesto en esta Ley, en la
Ley de Competencia Desleal y en la Ley
de Ordenación del Comercio Minorista.

A estos efectos, se consideran prácticas comerciales de los empresarios con los
consumidores y usuarios todo acto, omisión, conducta, manifestación o
comunicación comercial, incluida la
publicidad y la comercialización,
directamente relacionada con la promoción, la venta o el suministro de
bienes o servicios, incluidos los bienes inmuebles, así como los derechos y
obligaciones, con independencia de que
sea realizada antes, durante o después de una operación comercial.

No tienen la consideración de prácticas comerciales las relaciones de naturaleza contractual, que se regirán conforme a lo previsto en el artículo 59.
2. Sin perjuicio de lo dispuesto en los apartados siguientes, para la protección de los legítimos intereses económicos y
sociales de los consumidores y usuarios, las prácticas comerciales de los empresarios dirigidas a ellos están sujetas a lo dispuesto en esta ley, en la Ley 3/1991, de 10 de enero, de Competencia Desleal, y en la Ley 7/1996, de 15 de enero, de Ordenación del Comercio Minorista, no obstante la normativa sectorial que en cada caso
resulte de aplicación
.

A estos efectos, se consideran prácticas comerciales de los empresarios con los consumidores y
usuarios todo acto, omisión, conducta,
manifestación o comunicación
comercial, incluida la publicidad y la
comercialización, directamente
relacionada con la promoción, la venta o el suministro de bienes o servicios,
incluidos los bienes inmuebles, así como los derechos y obligaciones, con
independencia de que sea realizada
antes, durante o después de una
operación comercial.

No tienen la consideración de prácticas comerciales las relaciones de naturaleza contractual, que se regirán conforme a lo previsto en el artículo 59.
3. Lo dispuesto en el apartado anterior no obsta la aplicación de:

a) Las normas que regulen las prácticas
comerciales que puedan afectar a la
salud y seguridad de los consumidores y
usuarios, incluidas las relativas a la seguridad de bienes y servicios.

b) Las normas sobre certificación y grado
de pureza de los objetos fabricados con
metales preciosos.
3. Lo dispuesto en el apartado anterior
no obsta la aplicación de:

a) Las normas que regulen las prácticas
comerciales que puedan afectar a la
salud y seguridad de los consumidores y usuarios, incluidas las relativas a la
seguridad de bienes y servicios.

b) Las normas sobre certificación y grado de pureza de los objetos fabricados con
metales preciosos.
4. Las normas previstas en esta ley en materia de prácticas comerciales y las
que regulan las prácticas comerciales en
materia de medicamentos, etiquetado, presentación y publicidad de los productos, indicación de precios, aprovechamiento por turno de bienes
inmuebles, crédito al consumo,
comercialización a distancia de servicios
financieros destinados a los
consumidores y usuarios, comercio electrónico, inversión colectiva en valores mobiliarios, normas de conducta en materia de servicios de inversión,
oferta pública o admisión de cotización
de valores y seguros, incluida la mediación y cualesquiera otras normas
que regulen aspectos concretos de las prácticas comerciales desleales previstos en normas comunitarias prevalecerán en
caso de conflicto sobre la legislación de
carácter general aplicable a las prácticas
comerciales desleales.

El incumplimiento de las disposiciones a
que hace referencia este apartado será
considerado en todo caso práctica desleal por engañosa, en iguales términos a lo dispuesto en el artículo
19.2 de la Ley 3/1991, de 10 de enero, de Competencia Desleal en relación con las prácticas engañosas reguladas en los
artículos 20 a 27 de dicha ley.
4. Las normas previstas en esta ley en
materia de prácticas comerciales y las
que regulan las prácticas comerciales en materia de medicamentos, etiquetado,
presentación y publicidad de los
productos, indicación de precios,
aprovechamiento por turno de bienes
inmuebles, crédito al consumo,
comercialización a distancia de servicios
financieros destinados a los
consumidores y usuarios, comercio
electrónico, inversión colectiva en
valores mobiliarios, normas de conducta
en materia de servicios de inversión,
oferta pública o admisión de cotización
de valores y seguros, incluida la mediación y cualesquiera otras normas de carácter sectorial que regulen aspectos concretos de las prácticas
comerciales desleales previstos en
normas comunitarias prevalecerán en
caso de conflicto sobre la legislación de
carácter general aplicable a las prácticas
comerciales desleales.

El incumplimiento de las disposiciones a que hace referencia este apartado será considerado en todo caso práctica
desleal por engañosa, en iguales
términos a lo dispuesto en el artículo
19.2 de la Ley 3/1991, de 10 de enero,
de Competencia Desleal, en relación con las prácticas engañosas reguladas en los artículos 20 a 27 de dicha ley.
5. En relación con las prácticas
comerciales relativas a servicios financieros y bienes inmuebles, podrán
establecerse normas legales o
reglamentarias que ofrezcan una mayor protección al consumidor o usuario.
5. En relación con las prácticas
comerciales relativas a servicios
financieros y bienes inmuebles, y en el
ámbito de las telecomunicaciones o
energético
, podrán establecerse normas legales o reglamentarias que ofrezcan una mayor protección al consumidor o usuario.
6. Las políticas públicas que inciden en el ámbito del consumo y las prácticas
comerciales orientadas a las personas
consumidoras vulnerables estarán
destinadas, en su caso y siempre dentro del ámbito de las relaciones entre consumidores o usuarios y empresarios, a prever y remover, siempre que sea
posible, las circunstancias que generan la situación de vulnerabilidad, así como a paliar sus efectos, en particular en
relación con las comunicaciones
comerciales o información
precontractual facilitada, la atención
post contractual o el acceso a bienes o servicios básicos.
Modificaciones en el Art. 19. Principio general y prácticas comerciales

Artículo 20

Artículo 20.2:2

Redacción anteriorNueva redacción
2. El incumplimiento de lo dispuesto en
el apartado anterior será considerado
práctica desleal por engañosa en iguales
términos a los que establece el artículo 7
de la Ley 3/1991, de 10 de enero, de
Competencia Desleal.
2. A efectos del cumplimiento de lo
previsto en el apartado anterior, y sin perjuicio de la normativa sectorial que
en su caso resulte de aplicación, la
información necesaria a incluir en la
oferta comercial deberá facilitarse a los
consumidores o usuarios, principalmente
cuando se trate de personas
consumidoras vulnerables, en términos
claros, comprensibles, veraces y en un
formato fácilmente accesible, de forma
que aseguren su adecuada comprensión
y permitan la toma de decisiones
óptimas para sus intereses.
Cambios en la redacción del Artículo 20.2:2

Artículo 20.3: 3.

¡NUEVO! Artículo 20.3: 3.
(este artículo no existía previamente)3. El incumplimiento de lo dispuesto en los
apartados anteriores será considerado
práctica desleal por engañosa en iguales
términos a los que establece el artículo 7
de la Ley 3/1991, de 10 de enero, de
Competencia Desleal.
Nuevo Artículo 20.3: 3.

Artículo 43 letra c:

Redacción anteriorNueva redacción
c) Los bienes o servicios sobre los que se
produzca un mayor número de
reclamaciones o en los que, por el tipo
de estas, quepa deducir razonablemente
que existen situaciones especialmente
lesivas para los derechos de los consumidores y usuarios o afecten a
colectivos especialmente vulnerables.
c) Los bienes o servicios sobre los que se produzca un mayor número de
reclamaciones o en los que, por el tipo de estas, quepa deducir razonablemente
que existen situaciones especialmente
lesivas para los derechos de los
consumidores y usuarios o que afecten, en particular, a las personas consumidoras vulnerables.
Modificaciones en la redacción del Artículo 43 letra c:

Artículo 60.1: ¡Nuevo! Se añade el párrafo segundo

Redacción anteriorNueva redacción
1. Antes de que el consumidor y usuario
quede vinculado por un contrato u
oferta correspondiente, el empresario
deberá facilitarle de forma clara y
comprensible, salvo que resulte
manifiesta por el contexto, la
información relevante, veraz y suficiente
sobre las características principales del
contrato, en particular sobre sus
condiciones jurídicas y económicas.
1. Antes de que el consumidor y usuario
quede vinculado por un contrato y oferta
correspondiente, el empresario deberá
facilitarle de forma clara y comprensible,
salvo que resulte manifiesta por el
contexto, la información relevante, veraz
y suficiente sobre las características
principales del contrato, en particular
sobre sus condiciones jurídicas y
económicas.

Sin perjuicio de la normativa sectorial
que en su caso resulte de aplicación, los
términos en que se suministre dicha información, principalmente cuando se
trate de personas consumidoras
vulnerables, además de claros,
comprensibles, veraces y suficientes, se
facilitarán en un formato fácilmente
accesible, garantizando en su caso la
asistencia necesaria, de forma que
aseguren su adecuada comprensión y
permitan la toma de decisiones óptimas
para sus intereses
.
Cambios en la redacción del Artículo 60.1

Aquí podéis consultar la publicación del Real Decreto-ley 1/2021 en el BOE.

¡No te pierdas ni una modificación de tu temario! Regístrate gratis en OpositaTest para estar siempre al día.

¿Tenéis dudas sobre esta oposición? Escribidnos a [email protected] o llamadnos al 919040798 y os ayudaremos.

El equipo de OpositaTest

www.opositatest.com