¡Hola, Opositores! Si estáis pensando en opositar a Guardia Civil la cuestión de los tatuajes puede generaros dudas.

¿Puede uno presentarse a Guardia Civil si está tatuado? ¿Me descalificarán de forma inmediata al ver mi tatuaje? Os traemos respuesta a estas y otras preguntas frecuentes entre quienes opositan a este Cuerpo y, además, cuentan con decoraciones en la piel. ¡Seguid leyendo para enteraros de todo!


¿Quieres saberlo TODO sobre la oposición a Guardia Civil?
Descárgate gratis nuestra guía completa sobre esta oposición.


¿Están prohibidos los tatuajes en la Guardia Civil?

Esta es la primera gran pregunta que muchos aspirantes os hacéis al pensar en opositar a Guardia Civil. La respuesta es no. No está, de forma directa, prohibido portar tatuajes para ser Guardia Civil, pero las normas de acceso al Cuerpo incluyen matices que debéis tener en cuenta.

Estas consideraciones se refieren especialmente a la temática de las decoraciones de la piel de los candidatos, a su simbología o ubicación.

Otras modificaciones estéticas sobre la piel como perforaciones, dilataciones o escarificaciones entrarían también en el listado de condiciones físicas con influencia en el proceso selectivo.

En los siguientes apartados tomaremos como referencia la convocatoria más reciente (mayo 2019) para explicaros punto por punto qué se permite y qué no en relación a los tatuajes en la Guardia Civil.

¿Qué dice la normativa de la Guardia Civil sobre los tatuajes?

La convocatoria de 2019 establece en sus bases un requisito específico vinculado a las decoraciones estéticas, en concreto sobre tatuajes, argollas, espigas, inserciones, automutilaciones y dilataciones:

Carecer de tatuajes que contengan expresiones o imágenes contrarias a los valores constitucionales, autoridades o virtudes militares, que supongan desdoro para el uniforme, que puedan atentar contra la disciplina o la imagen de la Guardia Civil en cualquiera de sus formas, que reflejen motivos obscenos o inciten a discriminaciones de tipo sexual, racial, étnico o religioso. Asimismo, tampoco se permiten los tatuajes, argollas, espigas e inserciones, automutilaciones o similares que puedan ser visibles vistiendo las diferentes modalidades de los uniformes de uso general del Cuerpo de la Guardia Civil conforme a la Orden General n.º 12, de 28 de diciembre de 2009, Uniformidad en el Cuerpo de la Guardia Civil («Boletín Oficial de la Guardia Civil» n.º 1, de 12 de enero de 2010).

2. Requisitos que deben reunir los aspirantes, apartado 2.1.15

¿Significa esto que están prohibido todo tipo de expresiones estéticas del tipo tatuaje o perforaciones en los miembros de la Guardia Civil? No exactamente.

Las referencias a la simbología de los tatuajes y la zona del cuerpo en el que su ubiquen son las que indican que están permitidas las decoraciones pero solo bajo determinadas circunstancias. En los siguientes párrafos os lo explicamos.

Contenido de los tatuajes

Uno de los criterios para considerar un tatuaje aceptable o no en esta convocatoria es el contenido del mismo. Es decir, qué representa, cómo es percibido y qué significados se atribuyen al mismo.

Así, tal y como se establece en las bases que regulan el proceso selectivo, los tatuajes de un aspirante a Guardia Civil no pueden:

  • contener expresiones o imágenes contrarias a:
    • los valores constitucionales
    • autoridades
    • virtudes militares
  • suponer un desdoro para el uniforme
  • atentar contra la disciplina de la Guardia Civil
  • reflejar motivos obscenos
  • incitar a la discriminación de tipo:
    • sexual
    • racial
    • religiosa
    • étnica

Poseer un tatuaje que no incluya ninguno de los criterios que se destacan en la convocatoria, a priori, no debería suponer un problema para los candidatos. Sin embargo, la ubicación del tatuaje también es muy relevante. En el siguiente apartado os explicamos porqué.

Ubicación de los tatuajes

Sobre el lugar del cuerpo en el que se posean los tatuajes o modificaciones, la convocatoria es muy clara en el apartado 2.1.15, donde se establecen los requisitos de participación en este proceso selectivo: ninguna decoración corporal debe resultar visible con el uniforme.

El detalle clave en este caso es la existencia de diferentes modalidades de uniformes, tanto por especialidad como por temporada (verano e invierno) o usos especiales (etiqueta, gran etiqueta, gala y gran gala).

Las bases de la convocatoria hacen referencia directa a la Orden General n.º 12, de 28 de diciembre de 2009, de Uniformidad en el Cuerpo de la Guardia Civil, publicada en el «Boletín Oficial de la Guardia Civil» n.º 1, de 12 de enero de 2010. En este documento se enumeran todas las variables y opciones existentes en el uniforme de los miembros de la Guardia Civil.

Por lo tanto, podéis tomar como referencia la descripción del equipamiento para valorar si vuestros tatuajes cumplen o no con los requisitos para presentaros a este concurso-oposición.

De todos modos, es importante que tengáis en cuenta que la Uniformidad en el Cuerpo de la Guardia Civil está en proceso de debate y reforma desde 2019. En la actualidad la Dirección de General de la Guardia Civil, asociaciones profesionales y Ministerio de Interior ya han formado Grupos de Trabajo para definir el uniforme del futuro de la Guardia Civil. Esto implica que en próximas convocatorias las medidas sobre la ubicación de tatuajes y modificaciones estéticas podría variar.

A la vista de todo lo anterior, si aún no os habéis tatuado o decorado el cuerpo y deseáis pertenecer a la Guardia Civil, os recomendamos, directamente, que no lo hagáis.

Si ya contáis con tatuajes, a modo de referencia, estos serían algunos de los casos excluyentes:

  • Expresiones que inciten al odio, violencia o discriminación
  • Contenido explícito de tipo sexual
  • Connotaciones de carácter político
  • Un ejemplo muy claro de exclusión sería el de portar algún símbolo referente al Estado siendo vejado (pisoteado, quemado…)

En el lado opuesto, por lo general (y siempre teniendo en cuenta su ubicación) se permitirían decoraciones con:

  • estilos vegetales
  • letras en distintos idiomas
  • diseños tribales
  • diseños abstractos

¿Puedo borrarme el tatuaje para presentarme a las oposiciones de Guardia Civil?

Esta es una pregunta recurrente, especialmente entre aquellas personas que ya cuentan con tatuajes y tienen dudas sobre si cumplen o no los requisitos para presentarse a Guardia Civil.

Lo cierto es que, ante la más mínima duda, borrarse el tatuaje es una opción interesante, especialmente si creemos que es contrario a los valores del Cuerpo o puede suponer un desdoro para el uniforme.

Sin embargo, antes de someterse a las intervenciones para el borrado de un tatuaje es importante que tengáis en cuenta lo siguiente:

  • Es un proceso largo, que requiere de varias sesiones (la cantidad depende del tamaño, localización o forma del tatuaje). Por eso es importante que lo planifiquéis teniendo en cuenta la previsión temporal de la oposición
  • La eliminación, en muchos casos, no es siempre completa o pueden quedar marcas que indiquen que antes existía un tatuaje
  • Ante la presencia de marcas «sospechosas» de un antiguo tatuaje es muy probable que tanto en el reconocimiento médico como en la entrevista surjan preguntas al respecto

Llegada la fase de reconocimiento debéis ser conscientes de que vuestra argumentación sobre el anterior tatuaje y su borrado será decisiva para la decisión del Tribunal sobre vuestra permanencia en el proceso selectivo.

¿Es posible superar el reconocimiento médico y la entrevista con un tatuaje?

Como ya os hemos avanzado, tanto si portáis tatuajes como si estáis en proceso de eliminarlos o aún quedan marcas o cicatrices visibles es muy probable que esto se convierta en un tema relevante en vuestro reconocimiento médico y entrevista.

La decisión de declarar «apto» a una persona que tenga o haya tenido tatuajes depende totalmente del Tribunal. Esto es así con independencia de su contenido o ubicación. Es decir, incluso cumpliendo con los requisitos del apartado 2.1.15 de la convocatoria, podéis ser declarados «no aptos» si el Tribunal lo considera oportuno. Es por este motivo que no podemos hacer una recomendación específica.

Sin embargo, sí os puede resultar útil preparar una argumentación clara y serena sobre las razones que os llevaron a tatuaros. Estos serían algunos de los puntos a tener en cuenta:

  • Significado del motivo tatuado. Explicación de la situación personal al realizar la intervención
  • Historia detrás del tatuaje: cuándo y por qué os decidisteis a modificar vuestra apariencia
  • No mintáis ni intentéis ocultar que tenéis o habéis tenido un tatuaje. Esto no os beneficiará y podrá suscitar preguntas más complicadas de contestar
  • No maquilléis o disimuléis el tatuaje, pues se considerará que intentáis ocultarlo e influirá de forma negativa en vuestra evaluación. *En algunos foros de Guardia Civil se comenta que ocultar un tatuaje conlleva la descalificación inmediata

¿Tenéis tatuajes y pensáis opositar a Guardia Civil? ¿Ejercéis ya en el Cuerpo y estáis tatuados? Dejadnos un comentario y compartid con nosotros vuestra experiencia.

¿Tenéis dudas sobre esta oposición? Escribidnos a [email protected] o llamadnos al 919040798 y os ayudaremos.

Únete ya a nuestra Página de Facebook «OpositaTest Fuerzas y Cuerpos de Seguridad» y mantente siempre al día de las últimas novedades en nuestro Canal Especializado de Telegram.

El equipo de OpositaTest

www.opositatest.com