¡Hola, opositores y opositoras! En esta entrada os explicamos cómo estudiar oposiciones desde cero para conseguir buenos resultados. Por tanto, aprenderéis a organizar vuestra jornada de trabajo y a aplicar las técnicas de estudio más eficaces para superar el proceso selectivo.

¡Seguid leyendo si queréis conocer todos los detalles!


Nos lo habías pedido y tus deseos son órdenes. 🧞

¡Ya puedes preparar tu oposición con los cursos OpositaTest!

👉 Temario en audio y .pdf + test ilimitados + casos prácticos + esquemas premium + tutores personalizados 👈

Y, por supuesto, ¡actualización constante y gratuita! 😎

¿Vas a dejar escapar esta oportunidad?


Cómo estudiar oposiciones: estrategia paso a paso

Para responder a la pregunta de cómo estudiar oposiciones, tenemos que partir de dos ideas clave que os ayudarán a tener éxito en el proceso:

  • Organización
  • Constancia

Ambas ideas están conectadas, de modo que una buena organización os ayudará a ser constantes y la constancia facilitará una adecuada organización. Por tanto, una buena estrategia de estudio de oposiciones debe fijarse en los siguientes puntos:

  • Planificación del proceso de preparación
  • Materiales adecuados
  • Lectura y comprensión
  • Técnicas de estudio eficaces
  • Evaluación del rendimiento
  • Repaso

De este modo, en los siguientes apartados analizaremos cada uno de estos factores en detalle.

Planificación y organización del proceso de estudio

Suele decirse que sin un buen plan, es difícil llegar al destino. Desde luego, esta máxima es el punto de partida perfecto para responder a la pregunta de cómo estudiar oposiciones.

Por tanto, antes de iniciar el estudio, es muy recomendable que dediquéis un tiempo a organizaros. Para ello solo necesitaréis una libreta o papel en blanco. No obstante, hay quien prefiere utilizar herramientas digitales tipo Asana, Trello, Notion o un simple Excel.

En este webinar, la letrada consistorial y ex-opositora Paula Mateos comparte con nosotros algunos de sus trucos fundamentales durante la oposición. ¡Dadle al play para verlos!

En cualquier caso, ya optéis por lo analógico o por lo digital, los puntos fundamentales que tenéis que tener en cuenta son los siguientes:

  • Definid vuestro horario de estudio. Cuanto más preciso y constante, mejor. De este modo os será más fácil entrar en una rutina de trabajo y adquirir la «velocidad de crucero» adecuada para preparar la oposición. Por tanto, tomaos el estudio como un trabajo. Si lo hacéis a tiempo completo, podéis dedicarle 8 horas de lunes a viernes (o un poco más cuando se acerquen los exámenes). De todos modos, estudiéis a tiempo completo o compaginando con otra actividad, la clave está en hacerlo con la máxima concentración y sin distracciones
  • Planificad los descansos. Definir horarios implica también organizar pausas y descansos. Así, además de ser esenciales para un buen rendimiento, os ayudarán a no saturaros. Pensad que cualquier oposición es una carrera de fondo. Por tanto, la clave está en dosificar la energía y dejar un margen para la recuperación. De ahí la importancia de ponernos horarios bien definidos y de hacer breves pausas durante la jornada
  • Marcad objetivos específicos. Dependiendo de la extensión del temario y del tiempo disponible, distribuid el material de estudio de forma equilibrada. Por ejemplo, podéis proponeros estudiar dos o tres temas por semana. Aquí lo importante es que el objetivo esté claramente definido y que controléis vuestro progreso periódicamente. Una herramienta interesante para el control del estudio de oposiciones el es opotracker. Si, según avancen las semanas y meses, veis que el objetivo que os habéis marcado no es realista, es momento de modificarlo

Para ayudaros en el control de vuestro avance en la oposición os hemos preparado un opotracker gratuito. Solo tenéis que hacer clic en el botón para descargarlo. Este tracker de oposiciones puede usarse tanto en versión digital como impreso en papel.

Cómo estudiar oposiciones: la importancia de los materiales

El siguiente paso en nuestro análisis de cómo preparar una oposición es reunir los materiales adecuados. Por tanto, aquí es fundamental disponer de un temario de calidad. Para ello, debería cumplir los siguientes requisitos:

  • Adecuarse al programa oficial de la oposición. Comprobad en las bases de la convocatoria que vuestro temario se corresponde con el vigente en esa edición del proceso selectivo. En esta entrada os explicamos dónde comprar el temario de vuestra oposición
  • Estar debidamente actualizado. Esto es especialmente importante en los temas de contenido jurídico, ya que las normas suelen cambiar con relativa frecuencia. Echadle un ojo a #OpoReformando, os ayudará a estar siempre al día de las reformas legislativas
  • Tener una buena calidad de redacción. Cuanto mejor estructurado y redactado esté el temario, más fácil os resultará entenderlo y memorizarlo

Por otra parte, además del temario, es muy recomendable que dispongáis de esquemas, test y otros materiales complementarios. 

Lectura, comprensión y dudas

Una vez hayáis planificado las jornadas de trabajo y dispongáis de los materiales adecuados, empieza el estudio de la oposición propiamente dicho.

En este punto, el primer paso sería hacer una lectura pausada del tema en cuestión. Así, no se trata todavía de memorizar en sentido estricto, ni de esforzarse en retener datos concretos.

Por tanto, los objetivos serían:

  • Entender todos los conceptos. Si os encontráis con algún término que no conocéis, buscadlo antes de continuar la lectura. Esto es especialmente importante para conceptos jurídicos o términos técnicos
  • Extraer las ideas fundamentales. De este modo, en la primera lectura debéis haceros una idea general del tema, comprender la estructura de los epígrafes y quedaros con tres o cuatro conceptos clave

Técnicas de estudio para oposiciones: una elección personal

Después de la primera lectura, podéis utilizar las técnicas de estudio que mejor os funcionen. Por tanto, es una elección muy personal y no hay «fórmulas mágicas» perfectas para todo el mundo.

No obstante, existen ciertas herramientas o procedimientos que suelen dar buenos resultados. De este modo, entrando de lleno en la cuestión de cómo estudiar oposiciones, podéis utilizar alguna o algunas de las siguientes técnicas:

  • Elaborar esquemas (o utilizar los esquemas de Opositatest). Sin duda, es una de las mejores formas de organizar los contenidos de un tema. Esto os facilitará el proceso de memorización y, por supuesto, los sucesivos repasos. A la hora de plasmar por escrito las ideas fundamentales de un tema os recomendamos estas herramientas y apps para hacer esquemas
  • Utilizar mapas mentales. Esta modalidad de esquema tan específica tiene la ventaja de ser muy visual. Por tanto, es perfecta para quienes tengan buena memoria visual o quieran comprender la estructura del tema de un solo vistazo
  • Técnica «pomodoro». Esta sencilla técnica de estudio funciona muy bien para oposiciones. Así, os permite maximizar la concentración durante cortos períodos de tiempo, combinados con mini-descansos frecuentes. Podéis ver todos los detalles de su funcionamiento en nuestra entrada específica sobre el método «pomodoro».
  • Repetición espaciada. La base de esta técnica es revisar el material estudiado a intervalos cada vez más amplios de tiempo. Esto os ayudará a reforzar lo estudiado y a repasarlo antes de que empiece a acentuarse la curva del olvido.
  • Mnemotecnia. Aquí englobamos una serie de técnicas de estudio que también podéis aplicar (puntualmente) a la preparación de oposiciones. Entre otras, podemos mencionar:
    • Formar palabras o frases. Así, para memorizar un listado de características o ítems, podéis extraer la letra inicial o la primera sílaba de cada palabra para formar una nueva. Cuanto más raras o interesantes sean las palabras o frases, mejor las recordaréis.
    • Transformar números en letras. Para recordar fechas o números, es bastante útil transformar las cifras en letras, para formar palabras o frases más fáciles de recordar. Elaborad vuestro propio código para utilizar durante toda la oposición.
    • La antigua técnica del «palacio de la memoria» es un clásico que no ha perdido vigencia. De forma muy resumida, consiste en asignar conceptos o fragmentos del texto a lugares físicos que conozcáis perfectamente. Estas asociaciones deben ser lo más peculiares o únicas posible. De este modo, al recorrer mentalmente el espacio, iréis recordando los conceptos asignados a cada lugar u objeto. Tenéis más información en este enlace.

En cualquier caso, más que técnicas de estudio concretas para oposiciones, lo importante es tener un plan de estudio, seguirlo con constancia y no tirar la toalla.

Ponte a prueba: ¿seguro que te lo sabes?

Una parte fundamental de cómo preparar oposiciones es comprobar la eficacia del estudio. Por tanto, después de estudiar un tema o una serie de temas, os recomendamos:

  • Tratar de explicar los contenidos de memoria. Así podréis detectar lagunas y ver si realmente comprendéis los distintos conceptos. Esta es la base de la conocida «técnica Feynman».
  • Hacer test de autoevaluación. Esto es fundamental para comprobar de forma objetiva vuestro conocimiento del tema. Así, cuanto más se parezcan los test a los que encontraréis en la oposición, tanto mejor. No obstante, incluso para las oposiciones que no incluyan este tipo de exámenes, los test son perfectos como herramienta de estudio y repaso.

Cómo estudiar oposiciones: proceso de repaso

Finalmente, no podíamos cerrar este artículo sobre cómo estudiar una oposición sin hablar de los repasos. Así, este proceso es fundamental para una buena memorización. Os ayuda a asentar los contenidos en la memoria a medio y largo plazo, y os permite vencer la «curva del olvido».

En este sentido, además del repaso general que realicéis en las semanas previas a los exámenes, os recomendamos intercalar repasos parciales dentro de vuestra rutina de estudio.

De este modo, se trata de no dejar pasar demasiado tiempo entre el estudio de un tema y su primer repaso. Así, de acuerdo con la técnica de la repetición espaciada que hemos mencionado antes, los siguientes repasos pueden hacerse a intervalos cada vez más amplios.

En definitiva, ahora que ya sabéis cómo estudiar oposiciones, queda lo más difícil pero también lo más interesante: ponerlo en práctica. Con una organización adecuada, mucha constancia y una buena dosis de motivación, ¡seguro que conseguís vuestro objetivo!


¿Tenéis dudas? Escribidnos a [email protected] o llamadnos al 919040798 y os ayudaremos.

El equipo de OpositaTest

www.opositatest.com