¡Hola, opositores y opositoras! ¿Sabéis qué es la memoria de reconocimiento para un examen tipo test? En esta entrada os explicamos en qué consiste y cómo podéis entrenarla para superar este tipo de cuestionarios con la mejor nota posible.

¡Seguid leyendo si queréis conocer todos los detalles!

¿Qué es la memoria de reconocimiento en un examen tipo test?

Con carácter general, podemos definir la memoria de reconocimiento como aquella que nos permite identificar algo que ya habíamos percibido con anterioridad.

Así, por ejemplo, sería esta memoria la que estaría implicada cuando reconocemos un rostro familiar o una fotografía que habíamos visto años atrás.

En el caso de las oposiciones, es fundamental tener una buena memoria de reconocimiento para los exámenes tipo test. De este modo, es la que utilizamos para identificar la opción correcta de entre las alternativas de respuesta que nos ofrece cada pregunta del cuestionario.

En este sentido, se trata de un tipo de memoria que difiere de la que aplicamos para resolver un examen de desarrollo. En ese caso, no se trata tanto de reconocer un estímulo previo, como de recuperar la información almacenada acerca de un tema en concreto.


¿No tienes claro a qué opositar? ¡Te ayudamos a conocer qué oposición se adapta mejor a ti!

Regístrate gratis en el botón y escríbenos a [email protected] para que podamos orientarte.


¿Es posible mejorar la memoria de reconocimiento?

Como la mayoría de habilidades mentales, la memoria de reconocimiento tiene un componente innato, propio de cada persona. De este modo, es indudable que ciertos individuos parten de unas mayores capacidades que otros para este tipo de tarea.

Sin embargo, lo más importante es que es una habilidad que puede entrenarse y mejorarse, tal y como han demostrado diversos estudios científicos.

Por tanto, si os planteáis la posibilidad de incrementar vuestra memoria de reconocimiento para un examen tipo test, debéis saber que es algo perfectamente posible. Y es que la plasticidad del cerebro, unida a un buen plan de entrenamiento, pueden hacer maravillas.

A continuación os explicamos cómo mejorar la memoria de reconocimiento de una forma sencilla.

¿Cómo entrenar la memoria de reconocimiento para un examen tipo test?

Para tener éxito al preparar un examen tipo test, es fundamental contar con una memoria bien ejercitada y estar familiarizado/a con el modelo específico de examen al que os tengáis que enfrentar. Además, debéis contar con todos los materiales, técnicas y estrategias necesarias para un entrenamiento adecuado.

Veamos por separado cada uno de estos ingredientes esenciales para la mejora de vuestra memoria de reconocimiento para un examen tipo test:

1. Informaos sobre las características de la prueba

Efectivamente, el primer paso consiste en reunir información sobre el cuestionario de que se trate en cada caso. Y es que, aunque todos sean similares, puede haber elementos diferenciadores muy relevantes.

Por ejemplo:

  • Cuál es el temario o materias a estudiar. En ocasiones, los test de oposiciones se refieren solo a una parte del programa, mientras que el resto del temario se evalúa a través de un ejercicio de desarrollo
  • Cuántas preguntas contiene la prueba
  • Cuántas alternativas de respuesta ofrece cada pregunta
  • Cuál es es el tiempo máximo disponible para realizarlo. Tened en cuenta que la gestión del tiempo es una habilidad fundamental para conseguir una buena nota en los exámenes tipo test
  • Cómo se valoran las respuestas. Es especialmente importante saber si los fallos descuentan puntuación o no, y qué sucede con las respuestas en blanco
  • Qué nota se necesita para superar la prueba

Todos estos aspectos vendrán regulados por las bases específicas de la convocatoria en cuestión.

2. Reunid todos los materiales necesarios

Siempre que hablamos de cómo preparar oposiciones, hacemos hincapié en la necesidad de contar con todos los materiales necesarios para un estudio de calidad. Además, todos ellos deben estar perfectamente actualizados, conforme a la convocatoria en vigor en cada momento.

Esto se aplica especialmente al temario, pero también a los test de autoevaluación, esquemas, legislación y demás recursos que utilicéis para preparar el cuestionario.

3. Diseñad un plan de entrenamiento detallado

Si queréis ejercitar adecuadamente la memoria de reconocimiento para un examen tipo test, os recomendamos planificar detalladamente el estudio. En este sentido, es conveniente que el plan quede reflejado por escrito.

Por tanto, os recomendamos tener en cuenta los siguientes consejos prácticos:

  • Distribuid el temario en el tiempo disponible de forma proporcional. Así podréis haceros una idea más precisa de cuántas horas o días podéis dedicar a cada tema si queréis abarcar todo el programa
  • Marcaos una jornada de estudio realista. Tened en cuenta que las jornadas demasiado largas tienden a ser improductivas y no muy efectivas para la memorización
  • Dividid el tiempo de estudio en bloques. Podéis utilizar el método Pomodoro para estructurar la jornada en secciones cortas pero muy intensas, separadas por breves descansos
  • Evaluad vuestro rendimiento periódicamente. Al final de cada semana, podéis analizar si habéis cumplido los objetivos de memorización que os habíais marcado en el plan inicial. Si no es así, revisad vuestro sistema de estudio o marcaos objetivos más asequibles (solo si los iniciales fuesen demasiado ambiciosos)
  • Incluid las prácticas y los repasos en vuestro plan. Para ejercitar la memoria, es esencial que no os limitéis al estudio del temario. Así, debéis utilizar test y cuestionarios de autoevaluación, exámenes de convocatorias pasadas y otros materiales que os sirvan para poneros a prueba. Además, como veremos a continuación, el proceso de repaso es fundamental para asentar los conocimientos en la memoria a largo plazo

4. Técnicas de memorización

Entrando de lleno en los consejos específicos sobre cómo potenciar la memoria de reconocimiento para el examen tipo test, podemos mencionar los siguientes:

  • Aseguraos de comprender perfectamente la materia. Sin duda, es mucho más fácil memorizar algo que se entiende plenamente y que es significativo para quien lo estudia
  • Relacionad conocimientos. Cuando intentéis memorizar una determinada información, tratad de conectarla con aspectos que ya hayáis estudiado o incluso con información que hubierais almacenado en otros contextos (noticias de actualidad, experiencias personales, anécdotas, etc.)
  • Estudiad siempre con la máxima concentración. Como decíamos, es preferible estructurar el proceso de memorización en bloques breves, separados por períodos de descanso. Ahora bien, para que sean realmente efectivos, debéis concentraros al máximo, haciendo un esfuerzo activo por asimilar la información
  • Utilizad recursos visuales para mejorar la memorización. En este sentido, los esquemas y mapas mentales pueden ser grandes aliados para estimular la memoria de reconocimiento. Así, al añadir un aspecto visual a las palabras, el cerebro cuenta con un elemento adicional para recordar la información
  • Aprovechad las técnicas de memorización que mejor os funcionen. Según el tipo de materia y de cuáles sean vuestras preferencias personales, pueden resultaros útiles ciertas reglas mnemotécnicas, como el «método loci», para ayudaros a retener los contenidos. También la técnica Feynman es muy efectiva en este sentido. Tenéis más detalles sobre estas cuestiones en la entrada que dedicamos a analizar las mejores técnicas de estudio para oposiciones
  • Combatid la curva del olvido mediante la repetición espaciada. En el proceso de memorización, es fundamental repasar lo estudiado si queréis asentar los conocimientos en la memoria a medio y largo plazo. Para ello, lo más recomendable es ir espaciando los repasos a intervalos cada vez más largos. Por ejemplo:
    • Estudiar un tema el primer día
    • Repasarlo por primera vez al día siguiente
    • Volver a repasarlo en los 5 o 7 días siguientes
    • Hacer un tercer repaso en un plazo de 15 días desde el repaso anterior
    • Etc.
  • Practicad. Sin duda, la práctica con test similares a los de la oposición es fundamental para estimular la memoria de reconocimiento de cara al examen. Así ganaréis en agilidad para identificar la opción correcta de forma rápida y segura

Ahora que ya sabéis qué es la memoria de reconocimiento en un examen tipo test y cómo podéis mejorarla de forma eficaz, seguro que os resultará más fácil afrontar esta clase de cuestionarios.

De este modo, con un entrenamiento adecuado y un poco de constancia, seguro que conseguís una buena puntuación en la próxima convocatoria de vuestra oposición.


¿Tenéis dudas sobre esta oposición? Escribidnos a [email protected] o llamadnos al 919040798 y os ayudaremos.

El equipo de OpositaTest

www.opositatest.com