¡Hola, opositores y opositoras! Sin duda, estudiar oposiciones a los 50 años es una opción cada vez más habitual en nuestro país. Y es que, aunque sea todo un reto, la recompensa realmente merece la pena.

En este artículo veremos cuáles son las ventajas de esta decisión y cuáles son las claves para elegir vuestra oposición y tener éxito con el estudio. ¡Seguid leyendo si queréis conocer todos los detalles!

¿Es buena idea opositar a los 50 años?

Por supuesto, estudiar oposiciones a los 50 años es una idea perfectamente razonable. A esa edad, todavía se tiene un buen tramo de vida laboral por delante, además de energía más que suficiente para enfrentarse a un proceso selectivo de este tipo.

Así, si conseguís vuestra plaza de funcionario a esa edad, podréis disfrutar de:

  • Total estabilidad laboral hasta el momento de la jubilación
  • Retribuciones económicas atractivas, incluyendo dos pagas extraordinarias al año y retribución por antigüedad
  • Jornadas laborales perfectamente reguladas. De hecho, en muchos puestos administrativos, son habituales las jornadas continuadas de 8 a 15 h
  • Vacaciones, días de asuntos propios y otras licencias y permisos
  • Desarrollar una vocación profesional de servicio público o acceder a una profesión que siempre os había interesado

Además, como decíamos al comienzo, esta es una opción cada vez más habitual en España. En este sentido, muchas personas opositan con 40 años, con 45 y, por supuesto, con 50 años. Incluso hay quienes se atreven a intentarlo a los 60.

Si estáis convencidos de vuestra decisión y sabéis mantener la disciplina y constancia que requiere este proceso, aprobar oposiciones a los 50 es perfectamente alcanzable.


¿No tienes claro a qué opositar? ¡Te ayudamos a conocer qué oposición se adapta mejor a ti!

Regístrate gratis en el botón y escríbenos a [email protected] para que podamos orientarte.


Ventajas de preparar oposiciones a los 50

Efectivamente, decidirse a opositar a los 50 años también tiene importantes ventajas:

  • Claridad y madurez. A esta edad, se han disipado muchas de las dudas e inseguridades que son habituales en décadas anteriores. Así, lo normal es que tengáis mucho más claros vuestros objetivos vitales y que seáis plenamente conscientes de que no hay tiempo que perder. Sin duda, esto es un plus a la hora de preparar cualquier oposición
  • Bagaje intelectual. Después de varias décadas de desempeño laboral, seguro que contáis ya con un bagaje de conocimientos y experiencias que, en mayor o menor medida, pueden ayudaros durante el proceso de estudio y preparación del proceso selectivo. Además, en el caso de que hayáis trabajado en el sector público, podéis tener la ventaja de haber acumulado méritos que os sirvan para puntuar en un concurso-oposición
  • Capacidad de concentración. Aunque, al principio, os cueste retomar el hábito de estudio, es probable que podáis concentraros mejor que durante vuestra época de estudiantes
  • Menores cargas familiares. Aunque esto va a ser diferente en cada caso, es menos probable que a esta edad tengáis hijos de corta edad, que requieran atención constante

¿Es posible opositar a partir de los 40? En su masterclass en #OPO2021, el mayor evento online de oposiciones, Luis Ángel Abad nos cuenta su experiencia. ¡Dadle a play para ver su ponencia!


¿Qué necesito para estudiar oposiciones a los 50 años?

Si os decidís a opositar a los 50, debéis tener en cuenta los siguientes factores para tener éxito en el estudio:

  • Voluntad. Sin duda, lo más importante es que realmente queráis estudiar oposiciones a los 50 años. Por tanto, debéis estar convencidos de las ventajas de conseguir un puesto de funcionario y ser conscientes de que es un proceso exigente
  • Motivación. Tratad de tener siempre en mente la recompensa final y no caigáis nunca en el desánimo. Desde luego, el proceso de estudio puede ser difícil, pero nunca debéis dudar de que el aprobado está a vuestro alcance
  • Organización. Tanto si os vais a dedicar a las oposiciones a jornada completa, como si tenéis que compatibilizar el estudio con otras obligaciones laborales o familiares, la gestión del tiempo es vital para tener éxito. En consecuencia, tratad de planificar cuidadosamente vuestros horarios y objetivos de estudio, de forma que podáis ser lo más productivos posible. En este ámbito también es importante valorar y ser conscientes de cuánto cuesta opositar para poder equilibrar los gastos asociados al estudio
  • Constancia. Sin lugar a dudas, este es uno de los factores decisivos para superar cualquier oposición, incluso más que el talento o la capacidad memorística. Por tanto, si sabéis mantener la constancia en el estudio y no os dais por vencidos, tendréis una gran ventaja respecto de otros aspirantes
  • Ayuda profesional. En un proceso tan competitivo como lo es una oposición, siempre viene bien contar con la ayuda y asesoramiento de profesionales especializados, ya sea un centro online como OpositaTest o un preparador personal

Oposiciones para mayores de 50 años: ¿qué opciones hay?

En general, en la mayoría de oposiciones no existe límite de edad, salvo la de jubilación forzosa. Únicamente para algunas plazas, como las de ciertas fuerzas de seguridad, cuerpos de bomberos y similares, se establecen límites más restrictivos.

De todos modos, la tendencia durante los últimos años ha sido la de ampliar o incluso eliminar este tipo de limitaciones. Por ejemplo, la edad máxima para ser Policía Nacional ha pasado de 30 años a establecerse en la edad de jubilación.

Por tanto, no tendréis ningún problema para presentaros a ese tipo de plazas o a infinidad de oposiciones de tipo administrativo, sanitario, docente, etc. Algunos ejemplos muy interesantes son las oposiciones de:

¿A qué oposiciones no puedo presentarme con 50 años?

Las principales oposiciones a las que no podéis presentaros con 50 años son las siguientes:

  • Guardia Civil, ya que el límite se establece en los 40 años
  • Ertzaintza, que marca el límite de edad en los 38 años, aunque con ciertos matices
  • Fuerzas Armadas (Tropa y Marinería), con una edad máxima de acceso de 29 años

¿Cómo elegir a qué opositar con 50 años?

Algunos de los criterios más importantes que podéis tener en cuenta a la hora de elegir a qué opositar con 50 años son los siguientes:

  • Vocación profesional. Sin duda, si os gustan las funciones del puesto, tendréis mucha más motivación durante el proceso de estudio. Además, las materias pueden resultaros más interesantes y, como es lógico, disfrutaréis más del trabajo cuando consigáis vuestra plaza
  • Conocimientos y experiencia. Cuanto más relacionado esté el contenido del temario con vuestra experiencia laboral y estudios previos, más fácil os resultará dominar el programa
  • Dificultad de la oposición. En función de vuestras capacidades y del tiempo que queráis dedicar al proceso de preparación, podréis elegir una oposición más o menos complicada. En este sentido, tened en cuenta que algunas de las oposiciones más difíciles pueden requerir hasta 4 o más años de estudio. Sin embargo, hay oposiciones sencillas que pueden prepararse incluso en menos de un año
  • Condiciones de trabajo. Evidentemente, el horario y la jornada laboral, el sueldo y otros aspectos del trabajo, son factores a tener en cuenta antes de elegir una oposición

Para más detalles, podéis echarle un vistazo al artículo que dedicamos a cómo elegir oposición.

¿Cómo aprobar unas oposiciones a los 50 años? Claves para preparar tu oposición con éxito

Como veíamos, la preparación de oposiciones para mayores de 50 años es un reto perfectamente alcanzable. De hecho, no tiene por qué ser sustancialmente más difícil que a otras edades.

En cualquier caso, para maximizar vuestras opciones de éxito, os recomendamos tener en cuenta los siguientes consejos:

Organiza y planifica tu estudio sin tirar la toalla

Aunque ya lo hemos mencionado, este es un factor clave para aprobar la oposición. Por tanto, aseguraos de organizar un plan de estudio lo más detallado, específico y realista posible.

Para ello:

  • Fijaos un horario de trabajo que podáis cumplir con regularidad, para así mantener la constancia a medio y largo plazo
  • Preved pausas y descansos frecuentes
  • Marcaos objetivos concretos, con fechas específicas
  • Reunid todos los materiales que sean precisos
  • Combinad el estudio teórico con la práctica de test y los repasos del temario

Tenéis más información en la entrada que dedicamos a cómo estudiar oposiciones. En el caso de que queráis compatibilizar la preparación con otras obligaciones laborales, también puede resultaros útil nuestro artículo sobre cómo estudiar oposiciones trabajando.

Aprovecha tu experiencia al estudiar oposiciones a los 50

Es probable que, si habéis elegido bien vuestra oposición, ya tengáis ciertos conocimientos teóricos o experiencias prácticas que os ayudarán a preparar el temario.

Esto es especialmente interesante si ya habéis trabajado en el sector público y vais a presentaros a algún proceso de promoción interna, pero también puede ser aplicable al sector privado.

Los méritos como oportunidad en un concurso-oposición

Como veíamos, en aquellos procesos selectivos que sigan el sistema de concurso-oposición, pueden valorarse méritos relacionados con la experiencia laboral, cursos de formación, publicaciones, etc.

Por tanto, es buena idea que repaséis las bases de las oposiciones que más os interesen, para ver en cuál de ellas podríais tener mayor ventaja.

Practica para el examen con pruebas similares

Sin duda, practicar con simulacros de examen o con test de autoevaluación es una de las recomendaciones más útiles a la hora de estudiar oposiciones a los 50 años.

De este modo, podréis adquirir velocidad y precisión para el día de las pruebas, además de familiarizaros con el tipo de preguntas que suelen incluir los exámenes.

En este sentido, las suscripciones de OpositaTest pueden resultaros muy útiles, ya que permiten realizar test de forma ilimitada. En cualquier caso, tenéis más consejos en la entrada que dedicamos a cómo preparar un examen tipo test.

Utiliza los recursos para estudiar oposiciones que tengas a tu alcance

Para un estudio eficiente y de calidad, es importante que reunáis todos los recursos que puedan ayudaros durante la preparación. Así, entre otros, podemos mencionar:

  • Un temario completo, 100% actualizado y bien redactado
  • Esquemas, resúmenes y mapas mentales que os ayuden a estructurar y memorizar los contenidos de cada tema
  • Test de autoevaluación y exámenes de convocatorias pasadas
  • Cursos online, foros y otros recursos para opositores que puedan resultaros útiles

En definitiva, estudiar oposiciones a los 50 años no tiene por qué ser un reto inalcanzable. Es cierto que, en muchos casos, tendréis que compatibilizar la preparación con otras obligaciones laborales y familiares, pero nada es imposible con una buena organización y la suficiente motivación.

¿Os animáis a intentarlo?


¿Tenéis dudas? Escribidnos a [email protected] o llamadnos al 919040798 y os ayudaremos.

El equipo de OpositaTest

www.opositatest.com